Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Grandes cultivos

Trabajo de Corteva Agriscience con opiniones tomadas en 17 países

Un estudio denuncia que eliminar las barreras para las mujeres en el sector agropecuario costaría décadas

Redacción Interempresas15/10/2018

Se progresa, pero muy lentamente. Las mujeres que trabajan en agricultura en todo el mundo, sea en países desarrollados o en vías de desarrollo, constatan que la discriminación por género está extendida, persiste y plantea obstáculos a su capacidad para ayudar a proporcionar alimentos a la población mundial, según un estudio de Corteva Agriscience, la División de Agricultura de DowDuPont, publicado coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer Rural, que es el 15 de octubre.

foto

El trabajo se realizó entre agosto y septiembre de 2018 en 17 países, entre ellos España, para destacar la importancia de las mujeres en la agricultura e identificar las barreras para que lleven a cabo una participación completa y con éxito. Incluye resultados de 4.160 encuestadas en cinco continentes. Los resultados revelan que, a pesar de que las mujeres se muestran unánimemente orgullosas de participar en la agricultura, perciben discriminación de género.

En España, el 78% de las encuestadas denuncian este hecho, lo que sitúa al país a la cabeza, junto a India. En el polo opuesto aparece Estados Unidos, con el 52%. Sólo la mitad dice tener el mismo éxito que sus compañeros varones, con un 42% que considera que tienen las mismas oportunidades que los hombres y un 38% que afirma estar empoderadas para tomar decisiones sobre cómo se invierte en agricultura y ganadería.

Casi un 40% de las encuestadas dicen tener ingresos más bajos que los hombres y menos acceso a la financiación. En los primeros puestos de sus preocupaciones aparecen la estabilidad financiera, el bienestar de sus familias y conseguir un equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

foto

Muchas mujeres afirman que necesitan más formación para sacar provecho de la tecnología agrícola, que se ha convertido en algo esencial para el éxito económico y la gestión medioambiental. Este deseo de formarse más surge como el más comúnmente citado entre las respuestas cuando se trata de eliminar obstáculos a la diferenciación por géneros. Las cifras superan significativamente un 50% en los 17 países del estudio, con Brasil, Nigeria, Kenia, México y Sudáfrica a la cabeza.

La mayoría de las mujeres constata progreso en igualdad de género, pero un 72% dice que llevaría de una a tres décadas o más conseguir la igualdad completa. Según las respuestas, se identifican cinco acciones claves para eliminar los obstáculos para la igualdad: más formación en tecnología (80% de las encuestadas), mayor formación académica (79%), más apoyo —legal y de otro tipo— para ayudar a las mujeres agricultoras que experimentan discriminación por género (76%), incrementar el conocimiento público de los éxitos de las mujeres en agricultura (75%) e incrementar la conciencia social de la discriminación por género en agricultura (74%).

Datos del estudio

El trabajo de campo se realizó entre agosto y septiembre de 2018, con aproximadamente 4.160 encuestas en 17 países de Asia Pacifico (24%), Norteamérica (21%), Latinoamérica (21%), Europa (19%) y África (15%), la mayoría de ellas implicadas en agricultura y otras se dedican a otras actividades agrícolas o relacionadas con ella. Las explotaciones elegidas van desde pequeñas granjas de subsistencia a empresas con más de 300 empleados, donde van desde propietarias y directoras a empleadas y obreras. La edad promedio de las encuestadas está en los 34 años y los países incluidos en el estudio son: China, India, Indonesia, Australia, EE UU, Canadá, Brasil, México, Argentina, Kenia, Nigeria, Sudáfrica, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido y España.