Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Emagazines
Grandes cultivos

El mercado tiende a equipos cada vez más sofisticados y con mayor capacidad de trabajo

La empacadora en el momento actual de la maquinaria agrícola

H. Catalán Mogorrón19/06/2017

El mercado cuenta actualmente con una gran oferta de rotoempacadoras y macroempacadoras de todos los tamaños. En este artículo hacemos una breve descripción de estas máquinas para poder hacer una clasificación de las mismas y repasar los números del mercado español en los últimos años.

foto

La agricultura mundial

¿Hacia dónde?

Reconozco que me gusta leer a los 'gurús' cuando se refieren a la evolución de la agricultura mundial. Pero también reconozco que la lectura de los 'gurús' hay que hacerla con muchos filtros. Actualmente sus predicciones tienden a presagiar que en países de Europa, América (Norte y Sur), Rusia y China, la agricultura se encamina por apostar hacia máquinas cada vez más grandes que, junto a la disminución de las subvenciones y el crecimiento de la competencia en la aldea global, obligarán a los agricultores a reducir drásticamente sus costes en base a hacer más competitivas sus explotaciones. Con todos los filtros activados, sí comparto que el mercado tiende a equipos cada vez más sofisticados y con mayor capacidad de trabajo. Lo importante para un agricultor es sobrevivir en este entorno marcadamente cambiante.

La tecnología

La agricultura, y por ende el mercado, se profesionaliza. Esto significa que hoy los principales compradores son ya empresas de servicios y aquellos agricultores grandes que demandan equipos más grandes y fiables. Hoy o se gestiona eficientemente una explotación, o se desaparece. Pero la gestión eficiente no significa comprar el mejor equipo. Desgraciadamente, comprar el mejor equipo solo te garantiza que tu problema acaba de empezar y es que el concepto de 'bueno o mejor' y de 'tecnología' es mucho más amplio que al diseño en si. La tecnología se debe asociar a lo tangible, es decir a las máquinas y equipos, pero también al conocimiento, a la propia experiencia del usuario y por lo tanto condicionada a su uso. Ningún significado tiene la comunicación Isobus si no se sabe aprovechar y usar.

La empacadora

Qué es

Una empacadora trabaja sobre restos de poda, corte o cosecha, el cual ha sido previamente hilerado en un cordón. Su función es la de recoger y empaquetar la hierba seca o húmeda o la paja formando pacas (forma prismática o cilíndrica) con peso y dimensiones que, además de ser uniformes, hagan fácil y eficiente su manejo y transporte.

foto

El cliente

No es igual querer adquirir una empacadora para una pequeña explotación o para hacer trabajos a terceros. Tampoco es lo mismo hacer pacas de paja de cereal, leguminosa, residuo seco, verde, o incluso residuos de poda (leñosos).

La utilidad de la empacadora es incuestionable, aunque es cierto que en el caso de explotaciones forrajeras las empacadoras están retrocediendo ante el empuje de los remolques autocargadores debido al auge del proceso de deshidratado industrial (no olvidemos la partida de subvenciones europeas para tal fin).

El mercado español

El mercado español parece maduro en la demanda de empacadoras. Las cifras totales de venta recogidas por el ROMA (Registro Oficial de Maquinaria Agrícola) oscilan próximas a las 650 empacadoras anuales, pero hay que tener en cuenta que el ROMA también se encarga de aclarar que las cifras corresponden a inscripciones de los equipos, pero que al ser la empacadora una máquina que en muchas ocasiones no sale de su explotación, es decir, no circulan por carretera, dejan de incluirse en el Registro, por lo que la cifra real habría que ampliarla en un 30-40%.

Los tipos van por zonas

La clasificación habitual entre empacadoras se realiza tanto por el tamaño de paca formada como por la forma. Para pacas entre 15 y 30 kg y de forma prismática son empacadoras convencionales; para pacas entre 300 y hasta 1.200 kg se habla de grandes pacas, bien prismáticas (macroempacadoras) o cilíndricas (rotoempacadoras). El peso y las dimensiones son soluciones de compromiso. Por una parte se busca optimizar el transporte, pero también que el manejo sea fácil y eficiente.

En el mercado español la mayor proporción de ventas corresponde a la rotoempacadora (56% en los últimos 7 años), seguida de la macroempacadora (36%), mientras que la máquina de paca convencional es solo del 8%.

foto
Tabla 1: Cifras de venta de empacadoras por tipo (inscritas en el ROMA).

Por zonas, Asturias, Galicia, Cantabria y Cataluña prefieren las rotoempacadoras; Castilla-La Mancha y el Valle del Ebro se decanta por la macroempacadora; y en Castilla y León la demanda está casi dividida entre rotoempacadoras y macroempacadoras, aunque con tendencia a la primera.

Las marcas

Las marcas se disputan el mercado, algunas establecidas desde hace tiempo: New Holland, Krone, Claas, John Deere. Mientras que otras marcas punteras, nuevas, llegan al mercado español: Massey Ferguson, Fendt, Lely-Welger, Kverneland (Vicon, Kuhn), McHale. Y otros fabricantes, más pequeños, reclaman su correspondiente cuota: Cicoria, Gallignani, Vermeer.

Contabilizando las cifras del ROMA entre 2010 y 2017, y considerando el número total de empacadoras vendidas ya sean convencionales, macroempacadoras o rotoempacadoras, es New Holland la marca que ocupa la primera posición del mercado con un 21% de penetración (un 19% en 2016); la segunda posición la ocupa Krone, con un 19% (23% en 2016); la tercera posición para Claas, con 12% (igual en 2016); y cuarta posición para John Deere, con el 11% (10% en 2016).

foto
Tabla 2: Ventas de empacadoras por marcas y tipo (inscritas en el ROMA 2011-2016).

Empacadora: ¡el tamaño importa!

Empacadora convencional

En la actualidad su penetración solo es de un 8%, pero son las máquinas más apropiadas para explotaciones de pequeño tamaño. Son máquinas arrastradas, con un peso entre 1.000 y 2.000 kg. Reciben la potencia a través de la toma de fuerza del tractor, que debe tener una potencia superior a los 60 CV para un trabajo óptimo.

foto
  • El diseño: Su base constructiva se encuentra en el canal de compresión, de sección cuadrada o rectangular y con alimentación, normalmente, lateral. Un recogedor de dedos de 130 a 200 cm de anchura y con altura regulable pero constante, debido al uso de ruedas o patines, va aportando el forraje o el heno hacia una cámara lateral. De allí, por medio de horquillas o tornillos sin fin, se pasa al canal de compresión donde un pistón con movimiento alternativo accionado por una biela unida a un volante de inercia va, con cada embolando, comprimiendo y formando la paca. Una formada la paca se debe proceder al atado mediante hilo con varios anudadores.
  • Dimensiones y pesos de la paca: La paca tiene dimensiones diferentes pero oscilan entre los 35x45 a 50x65 cm y longitudes de 50 a 140 cm. La densidad de la paca oscila entre 100 y 150 kg/m3 en función del contenido de humedad y de la regulación con lo que el peso de la paca va desde los 15 a 35 kg (paca de paja).
  • Capacidad de trabajo: La velocidad de avance se ajusta a la densidad del cordón recogido pero son habituales velocidades entre 4-6 km/h, lo que proporciona una capacidad de empacado desde las 3 a las 10 t/h.
  • Las marcas líderes en ventas: El mercado lo copa con un 54% de penetración la alemana Welger (desde 2008 adquirida por Lely), seguido a mucha distancia por John Deere (21%).
foto

Macroempacadora

Con una cuota de mercado cercana al 40% y con amplias zonas de la geografía nacional donde son las favoritas en las compras. Arrastrada por un tractor de 100 a 140 CV, aunque esta potencia se incrementa si se incorpora picador. Lo normal es encontrar diseños con uno o con dos ejes, aunque se van imponiendo los ejes en tándem y con ruedas direccionales, que soportan el peso de la máquina (que no es pequeño), de 5.000 a 9.000 kg, así que debemos de tener cuidado con los enganches:

  • El diseño: Es similar al de la máquina convencional, con base en una cámara de compresión de sección rectangular y con los elementos mayorados en relación a aquella por lo que también necesita más potencia para su accionamiento. El pistón realiza de 40 a 50 carreras por minuto y todo el mecanismo se acciona normalmente por el eje de la tdf a 1.000 rev/min. El atado se realiza con agujas que atraviesan la masa de forraje comprimido a la salida de la cámara de compresión mediante 4 a 6 anudadores. Se utiliza hilo de plástico de alta resistencia.
  • Dimensiones y pesos de la paca: las marcas se suelen centrar en una determinada dimensión, siendo las más habituales las de 120x90 y también 0,80x0,90 cm. La longitud de paca es variable, oscilando entre 180 a 250 cm y también con una densidad variable, 120 y 170 kg/m3
  • Capacidad de trabajo: La gran ventaja de esta máquina es que, en comparación a la convencional, acorta el tiempo de recogida y eso significa disminuir el deterioro del material en el campo. La velocidad de trabajo entre los 4 y los 8 km/h que le da una capacidad de empacado, paja seca, de 2 a 5 t/h variable también en función de las anchuras del recogedor (de 2 a 2,5 m)
  • Las marcas líderes en ventas: El mercado se mantiene liderado con firmeza por New Holland (37%), pero es que además quien le sigue es Case iH, empresa del mismo grupo industrial, con un 17%. La tercera posición es para Krone con 16% de cuota. (Foto 5)
foto

Rotoempacadoras

La líder en ventas en España con un 56% de penetración. Es la máquina que quizás más avances ha tenido en los últimos años y, en la actualidad, con la que un único operario es capaz de embalar y encintar:

  • El diseño: También arrastrada como sus hermanas prismáticas, y apoyándose en el punto de enganche y en 2 ruedas laterales para soportar los 1.500 a 2.500 kg de la máquina. Con las rotoempacadoras el tractor se sitúa sobre el cordón a empacar. El recogedor de dedos suele ser más ancho que la cámara. Para facilitar la entrada a la cámara de empacado se puede utilizar un rotor complementario situado sobre el elevador, y que en ocasiones se le incorporan cuchillas en número variable que realizan un picado del forraje. En este caso la cámara de compresión es cilíndrica y se situa transversalmente a la dirección de avance de la máquina, mientras que la alimentación es tangencial, manteniéndose en rotación el material hasta la completa formación de la paca. En la rotación se utilizan correas o cadenas sobre rodillos fijos que rodean la cámara, o bien rodillos independientes. No hay dispositivo atador, así que el atado se realiza con hilo de sisa a la vez que la paca gira pero sin producir nudo, así que el propio enrollamiento es el que ocasiona el atado. También se puede utilizar una red de plástico que da varias vueltas a la paca (mínimo 1,5 - 2,0 vueltas). Terminado el proceso, la paca se deja caer al suelo abriéndose la compuerta posterior de la máquina. También es habitual encontrar asociada a la empacadora una envolvedora que consigue un cierre hermético de la paca con filme plástico y así conseguir que el ensilado fermente de forma láctica, sin oxígeno. La cámara de compresión puede ser de diámetro variable, en este caso el diámetro va aumentando a medida que se introduce la paja o lo que es lo mismo la presión sobre el material vegetal se mantiene constante mientras se forma la paca. El material va rotando mediante un sistema de correas o cadenas unido a un tensor que cede a medida que el forraje entra en la cámara. La paca resulta con una presión muy uniforme. En las de cámara de diámetro fijo la presión sobre la hierba o paja va aumentando progresivamente hasta el llenado total de la cámara por lo que la comprensión del heno es más irregular aumentando en las capas superficiales. Por último las de cámara de diámetro fijo-variable existe una primera parte del llenado fijo y posteriormente variable, resultando una paca de cámara variable con núcleo blando.
foto
  • Dimensiones y pesos de la paca: El diámetro de la paca va de 100 a 180 cm, con una longitud entre 100 y 150 cm por lo que se consigue un volumen de cámara de 2 a 3,5 m3 que para la densidad de la paca entre 120 y 180 kg/m3 da un peso desde 150 a 350 kg de paja y hasta los 900 kg de ensilado.
  • Capacidad de trabajo: La anchura del recogedor va de 130 a 200 cm, y con una velocidad de avance de entre 4 y 8 km/h, lo que da una capacidad de empacado desde las 8-10 t/h para hierba seca.
  • Las marcas líderes de ventas: Krone se sitúa en el escalón más alto de este podium con el 23%; Claas en 2ª posición (16%); John Deere y New Holland cuentan con el 14%.
foto

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

FIMA - Feria de Zaragoza (25-29 de Febrero)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS