Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Flint Max y Musketeer

Bayer presenta en Sevilla sus soluciones para el olivar

David Pozo08/02/2015

Bayer CropScience no quiso desaprovechar la masiva asistencia en el pasado Symposium de Sanidad Vegetal de Sevilla, con más de 650 inscritos, para presentar Flint Max y Musketeer, sus últimos productos para un sector tan vital para la agricultura andaluza como el olivar.

Francisco Javier Pérez, crop manager de cultivos mediterráneos de Bayer CropScience, fue el primero en tomar la palabra para presenta FlintMax, el fungicida de amplio espectro para el control de las enfermedades del olivar, compuesto por Tebucozenol (50%) y Trifloxistrobin (25%). “Flint Max crea un importante efecto barrera y un efectivo control preventivo sobre el repilo”, explicó el responsable de Bayer, quien también añadió los beneficios que tiene de cara al aplicador, por su formulación en gránulos dispersables en agua. “El hecho de que no sea la formulación en polvos lo hace mucho más seguro para el agricultor”.
foto
El Symposium de Sanidad Vegetal era escenario obligado para que Bayer CropScience presentase de nuevo FlintMax.
Flint Max, que fue presentado por la multinacional durante 2014 por todo el territorio nacional, cuenta con una doble acción: mesostémica y sistémica. La primera permite una fuerte actividad en la superficie de la hoja creando ese gran 'efecto barrera' y control preventivo sobre el repilo; tiene una alta afinidad con la capa cerosa de la hoja, persistiendo la acción y siendo resistente al lavado; se distribuye por movimiento de vapor superficial y redistribución, permitiendo una eficacia más regular y completa; la penetración en los tejidos vegetales consigue una mayor eficacia curativa y el control de esporas germinadas; y su acción translaminar permite la protección total de la hoja. Por otro lado, la acción sistémica hace que se detenga rápidamente el desarrollo del hongo, proporcione una acción fuertemente curativa adicional, y se eviten pérdidas por lavado al actuar desde dentro de la planta.
foto

El control de las malas hierbas, de la mano de Musketeer

Musketeer es el nuevo herbicida para olivar presentado por Bayer en la capital andaluza. Gracias a sus dos materias activas (Iodosulforon+Diflufenican) permite mantener el olivar limpio de malas hierbas, tanto de gramíneas como dicotiledóneas, además de ofrecer un control estable y duradero de la Conyza spp. En definitiva, tal y como concluyó Francisco J. Pérez, permite "mantener el terreno limpio de malas hierbas durante más tiempo". Compatible con los herbicidas más utilizados, está incluido en el el Programa de Producción Integrada de olivar.

 

foto
Iodosulfuron-metil-sodio actúa inhibiendo el acetolactato sintetasa (ALS), es un herbicida sistémico que se absorbe por las raíces y hojas, y posteriormente es translocado a los meristemos de las plantas. La inhibición del crecimiento de la planta es seguida por una necrosis, primero apical, luego basal. La actividad se manifiesta por una decoloración amarillenta de las hojas y la muerte y desaparición de las plantas sensibles.

Diflufenican forma una capa continua en la superficie del suelo resistente a la lixiviación. A medida que germinan las hierbas y los tallos atraviesan esta capa, es absorbido por el hipocótilo de las malas hierbas y transportado hacia los tejidos apicales, en los que impide la biosíntesis de carotenoides, provocando una clorosis en los nuevos brotes y finalmente, produce la desecación total de la plántula inmediatamente después de la emergencia. Además hay una acción de contacto sobre yemas y hojas jóvenes que están expuestas a la pulverización.

ENLACES DESTACADOS

FIMA  Agrícola 2018, Feria de Zaragoza, 20-24 de febrero

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS