La distribución alimantaria factura 100.000 M€ en el mercado ibérico

03/12/2014

3 de diciembre de 2014

Según DBK, filial de Informa D&B (Grupo Cesce), el volumen de negocio en el mercado ibérico de distribución alimentaria, considerando globalmente la actividad de hipermercados, supermercados y establecimientos cash & carry, se situó en 98.600 millones de euros en 2013, lo que supuso un 0,7% más que en 2012, año en el que se contrajo un 0,6%.

El volumen de negocio en España ascendió a 84.200 millones de euros (+0,8%), lo que supuso el 85,4% del total, mientras que en Portugal se situó en 14.400 millones (+0,3%).

La tendencia descendente del importe medio por compra y el aumento del número de visitas a los establecimientos están favoreciendo el crecimiento de las ventas de las tiendas de proximidad, en detrimento del negocio generado por los hipermercados.

Así, el volumen de negocio de los supermercados y autoservicios creció un 2% en 2013, situándose en 75.670 millones de euros. Los hipermercados, por su parte, redujeron su cuota de mercado, disminuyendo su facturación en el conjunto del mercado ibérico un 3,7%, hasta los 17.790 millones. La caída de las ventas de este tipo de establecimientos fue más intensa en el mercado español.

foto
La actividad de los cash & carry, por su parte, se ha visto penalizada en los últimos ejercicios por el deterioro de la demanda en el sector de la hostelería. En 2013 contabilizaron unos ingresos agregados en España y Portugal de 5.140 millones de euros, un 1,2% menos que en 2012.

Para el cierre de 2014 se prevé un aumento moderado del valor del mercado, estimándose un volumen de negocio en el conjunto del mercado ibérico de unos 100.300 millones de euros, lo que supone un 1,7% más que en 2013. No obstante, la presión sobre los precios continuará amenazando los resultados de las empresas de distribución alimentaria a corto plazo, lo que impedirá una mejora significativa de sus márgenes.

A finales de 2013 operaban unos 34.500 establecimientos de distribución alimentaria en España y Portugal incluyendo hipermercados, supermercados y autoservicios y cash & carry. En esta fecha tenían actividad 590 hipermercados, dos menos que en 2012, de los cuales 485 se localizaban en España y los 105 restantes en Portugal.

En el sector se observa una notable concentración de la oferta. Así, las cinco primeras empresas del mercado portugués generaron conjuntamente cerca del 75% de las ventas totales en 2013, mientras que la cuota conjunta de los cinco primeros operadores en España se situó en ese año alrededor del 45%.

La ampliación de la oferta comercializada bajo marcas propias, el lanzamiento de marcas específicas para determinadas familias de producto y la mejora de las secciones de productos frescos son tendencias relevantes en el sector.