Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Madrid, Islas Baleares y Canarias son las regiones que menos pan consumen, con una ingesta inferior a la media

Navarra y Asturias, las comunidades con más miga

Redacción Interempresas03/07/2013
Las empresas panaderas están de enhorabuena. Después de afrontar un periodo de caídas pronunciadas del consumo de dos dígitos durante varios años, en 2012 ha cambiado la tendencia y los españoles han consumido un poco más de pan. Además, esta misma situación se mantiene en 2013 y los primeros meses del año arrojan también cifras positivas. Según los datos facilitados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), el consumo de pan en los hogares ha aumentado un 1,8% en abril con respecto al año móvil anterior. Estas cifras podrían confirmar un cambio en la tendencia del consumo de pan, para Felipe Ruano, presidente de la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac), “esperamos que se mantengan estos datos positivos e incluso crezcan en los próximos meses del año, para lo cual las empresas que componen la cadena trigo‐harina‐pan se encuentran trabajando para tratar de promover las propiedades beneficiosas de este producto entre los consumidores”.
foto

Los datos que revelan desde el Magrama no podrían ser más halagüeños. El mercado español alcanzó en 2012 la cifra total de 1,65 millones de toneladas (1.652.454 miles de kilos), con un valor próximo a los 3.890 millones de euros. Cifras que arrojan una subida interanual del 1,2% en volumen y un aumento en valor del 0,7%. Estos datos también desvelan el consumo per cápita de los españoles, que se sitúa en una media de 35 kilos al año. Según Asemac, el consumo se ha visto incentivado por el aumento de las redes de producción, fabricación y comercialización. “El negocio del pan ocupa un lugar primordial en nuestra economía, no sólo por ser un producto básico y habitual en la dieta sino por el gran número de empresas y empleados que se dedican a este sector”, declara Ruano.

 

foto
Consumo por Comunidades Autónomas.

Pero dentro de esta cantidad total, cada región española es distinta y existen reconocidas diferencias entre Norte, Sur, Este y Oeste. Navarra tiene los habitantes más “paneros”. Los ciudadanos de la Comunidad Foral consumen 46,23 kilos por persona y año. Sin embargo, Andalucía se sitúa a la cabeza de miles de kilos consumidos con una cifra de 315.763,96. Cierto es que estos datos no se pueden aislar del número de habitantes que tiene cada comunidad. “El mercado del pan es enorme, ya que lo componen los 42 millones de personas que forman el país. Todos son consumidores potenciales y es muy difícil llegar a todos ellos con un mensaje único”, subraya el presidente de la Asociación.

En 2012 Navarra desbanca el primer puesto a La Rioja. Los ciudadanos de la región riojana consumieron en 2011, 46,27 kilos per cápita. El consumo per cápita en Navarra pasa de 40,93 kilos a 46,23, lo que describe un importante aumento en la ingesta de pan por parte de sus habitantes. Además, en el panel se detalla que el pan más consumido con un 83’5% del total es el fresco/congelado, seguido muy de lejos por el industrial y el industrial seco. Esta tendencia se repite en todas las comunidades autónomas.

El caso de Navarra resulta curioso. Los navarros consumieron casi seis kilos más por persona durante 2012. Este espectacular aumento se contrapone al dato negativo de La Rioja. Los riojanos, primeros en 2011, dejaron de tomar cinco kilos de pan. La región riojana pasó de consumir 46,27 kilos a 41,06 kilos per cápita.

Si se pasa a la segunda posición, se recorrerán varios kilómetros hacia el noroeste de la Península. El Principado de Asturias obtiene la medalla de plata en este pódium de consumo. En 2012, los habitantes asturianos consumieron 44,71 kilos. Esta comunidad ha experimentado un ligero descenso respecto al año anterior, sin embargo, vuelve a repetir la misma posición que en año anterior, en la que cantidad alcanzó los 45,61 kilos.

Para completar este pódium no puede faltar la tercera comunidad con los habitantes más consumidores de pan. En este puesto se sitúa Castilla y León, con 44,47 kilos per cápita, superando la cifra de 43,75 del año anterior.

“Este mapa del pan por España desvela diferencias en el consumo entre grandes regiones y pequeñas comunidades. Es curioso que territorios como Barcelona y Madrid estén por debajo de la media en consumo y Navarra y Asturias se encuentren a la cabeza y superen ampliamente esos 35 kilos de media”, subraya Felipe Ruano.

foto
Mapa del pan 2012.

Madrid, Islas Baleares y Canarias, a la cola del consumo

Este recorrido por la radiografía del pan en España, no se puede finalizar sin nombrar las territorialidades que se encuentran a la cola de consumo. Madrid, la tercera empezando por el final, revela unos datos muy bajos en consumo per cápita. Sin embargo, es una de las primeras en miles de kilos, con 180.590. Esta región alcanza la cifra de 30,06 kilos por persona y año, pero sus ciudadanos consumen más pan que en 2011, en el que la cantidad era de 29,45 kilos.

En el penúltimo puesto se encuentra Islas Baleares. La región balear es otra de las comunidades en las que sus habitantes no son grandes consumidores de pan, se sitúa en 28,57 kilos. Sin embargo, al contrario de lo que le pasa a Madrid, el consumo de pan per cápita en Baleares ha descendido respecto a 2011, en la que la cifra era de 29,11 kilos.

Por último, la posición final de la lista la obtienen las Islas Canarias. Pero al contrario de lo que ha sucedido con Madrid o con las Islas Canarias, esta demarcación se ha mantenido en el consumo de pan por habitante. Canarias ha obtenido una cifra muy parecida en 2012 y 2011. El valor per cápita ha pasado de 28,18 a 28,34 kilos.

Los últimos datos de consumo en España revelan como el pan ocupa una posición relevante en la mesa de los hogares españoles. Es más, las recientes cifras facilitadas por el Magramadesvelan el crecimiento que está experimentando el consumo de pan durante los primerosmeses de 2013 (en abril se ha consumido 151.913 miles de kilos), lo que supone un aumento del 1,8% respecto al año móvil anterior.

En palabras del presidente de Asemac, “el descenso en el gasto de la cesta de la compra provocado por la actual coyuntura económica ha generado una disminución del consumo de pan durante los últimos años; sin embargo podemos ver durante los primeros meses como la tendencia se invierte y se comienza a aumentar el gasto y consumo de los productos de panadería”. Además, Ruano ha destacado que desde la Asociación, “intentamos conseguir que el consumidor incorpore el pan a todas sus comidas ya que es un producto de primera necesidad”.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.