Ángel Camacho promueve y difunde “Los principios del Pacto Mundial de Naciones Unidas”

31/05/2013

31 de mayo de 2013

foto
La empresa sevillana agroalimentaria Ángel Camacho, fabricante entre otros muchos productos de las aceitunas Fragata y de las mermeladas La vieja fábrica, acaba de adherirse al Pacto Mundial de Naciones Unidas.
Como empresa comprometida con la sostenibilidad y las prácticas empresariales responsables, para la compañía el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, es una plataforma política y un marco muy práctico que armoniza las operaciones y estrategias comerciales con diez principios universalmente aceptados en los ámbitos de los derechos humanos, los estándares laborales, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción.
Esta empresa multinacional, con filiales en varios continentes, está convencida que el compromiso con estos principios son necesarios para garantizar que los mercados, el comercio, la tecnología y las finanzas progresen de una forma que beneficie a las economías y a las sociedades de todo el mundo, y contribuyan a una economía mundial más sostenible.
Según explica su presidente, Ángel Camacho Álvarez, “La responsabilidad social corporativa, junto con la calidad, la seguridad alimentaria y la política medioambiental, son los valores en los que nuestra compañía contribuye de forma activa y voluntaria para la mejora social. Unirnos al Pacto, confirma nuestro compromiso con la sociedad y con el medio ambiente y nos compromete a adoptar, apoyar y promulgar los diez principios universales en los que se basa el Pacto. Su implantación como parte integral de nuestra gestión empresarial y nuestra actitud comprometida y proactiva con el decálogo, favorecerá la colaboración con las empresas e instituciones con las que nos relacionamos.”
Dentro del compromiso que la empresa adquiere, a finales de este año 2013, la compañía publicará su primer informe anual de progreso, donde se describirán las acciones y actuaciones llevadas a cabo para aplicar estos principios, especialmente en materia medioambiental.
Esta implicación con el Pacto Mundial, se suma a la participación activa de la compañía sevillana en el proyecto, liderado por Aecoc (Asociación Española de fabricantes y distribuidores), “La Alimentación no tiene desperdicio”, que trata de frenar el desperdicio de alimentos y al que Ángel Camacho está suscrito desde hace meses.