Posicionamos su web SEO / SEM
Mayor calidad de impresión para las demandas del mercado del packaging

La apuesta por la impresión flexográfica con tintas UV

Víctor Comas12/06/2012

12 de junio de 2012

La notable mejoría en la productividad, sin que eso haya significado una merma en la calidad de impresión, que ha significado la aparición de la tecnología de impresión basada en tintas UV, está teniendo también su impacto en el mundo de la flexografía, y ya son muchos los que creen que el futuro de la industria del envase se encauza verdaderamente hacia la flexografía UV.
foto
La aparición de la tecnología de impresión basada en tintas UV, está teniendo también su impacto en el mundo de la flexografía.

Son muchas las ventajas que ofrece la impresión flexográfica con tintas UV. Una de las más notorias tiene su mayor repercusión en la estandarización de procesos. El trabajar con tintas UV permite mantener bajo control el proceso de secado, evitando así la evaporación de solventes. Además, al no precisar las tintas UV de un secado al aire, la fase del proceso de limpieza de cabezales de la impresora al finalizar la jornada y la posterior recarga de tintas al reiniciar la misma, se hace innecesaria. Este hecho permite trabajar con una calidad de impresión homogénea durante todo el proceso, y a su vez genera un importante ahorro de tiempo y mayor comodidad en comparación con las tintas flexográficas normales de base agua.

El reto de dar nuevas respuestas al mercado del packaging

La industria flexográfica, que ha experimentado un rápido crecimiento a nivel mundial en estos últimos años, se encuentra ante la necesidad de reformular sus procesos productivos para dar respuesta a un mercado como el del packaging que cada vez exige mayor calidad de impresión ante el alud de elementos creativos que desarrollan las agencias de publicidad y marketing, a la caza de la atención del consumidor.

La estética de los envases de miles y miles de productos que se exhiben en los lineales de supermercados y grandes superficies se ha convertido en un elemento clave en la competencia entre las marcas y diariamente millones de consumidores toman decisiones de compra que están influenciadas directamente por la imagen externa del producto que están observando. Es evidente que la apariencia se ha vuelto tan importante como la funcionalidad del envase en sí, y por tanto la calidad de la impresión del envase de un producto puede tener un impacto significativo en las ventas y ganancias de la compañía que lo produce.

foto
El mercado del packaging exige mayor calidad de impresión.

A su vez esta exigencia de calidad, debe acompañarse de un ritmo de productividad acorde con los objetivos de rentabilidad del impresor, y como no, adaptarse a unos costes de producción que exigen los clientes. En este sentido, las nuevas técnicas de flexografía UV son una tendencia que se adapta a las nuevas demandas del mercado y que marca una nueva trayectoria en el desarrollo de la industria flexográfica.

A la búsqueda de la rentabilidad

La flexografía, como sistema de impresión, es un sistema relativamente nuevo, comparado con otros sistemas como el huecograbado y el offset, por lo que aún tiene mucho camino por recorrer en la búsqueda de nuevas tecnologías e innovaciones que mejoren sus prestaciones. Mientras este proceso de desarrollo tecnológico va siguiendo su camino, los profesionales de la impresión flexográfica deben centrar sus esfuerzos en lograr un incremento en sus ventas, mejorando a su vez el servicio ofrecido a sus clientes. Esto en un contexto de recesión y en unas circunstancias en las que los altos volúmenes de producción actuales obligan también a ofrecer una alta calidad de impresión a un precio competitivo.

foto
Cientos de marcas compiten en los lineales de los supermercados y en esa batalla la calidad de la impresión del envase de un producto puede tener un impacto significativo en las ventas.

Para los centros de impresión, especializados en la impresión de envases, la impresión flexográfica siempre ha tenido la ventaja de poder trabajar con una gran variedad de sustratos con un coste relativamente bajo. Este ya es un primer punto a favor en la búsqueda de la rentabilidad.

Desde este punto de partida, los impresores deben estudiar las diferencias y ventajas que ofrecen los distintos sistemas de impresión, a fin de lograr un buen equilibrio entre una excelente calidad de impresión y una alta productividad.

Y como ya se apuntaba anteriormente, lo que ha resultado ser una solución verdaderamente competitiva ante tecnologías como el offset, e inclusive la impresión flexografica tradicional al agua, ha sido la combinación de las tecnología de secado UV con la impresión flexográfica. La ventaja real de esta combinación de tecnologías, es el ahorro del tiempo de procesado, de la mano de la estandarización del proceso de impresión con una excelente calidad.

foto
La flexografía UV permite trabajar con una calidad de impresión homogénea durante todo el proceso.

¿Qué es la flexografía UV?

La flexografía UV es el proceso flexográfico tradicional al que se ha incorporado la tecnología UV para el secado de la tinta. Esto y otros avances en el mundo flexográfico, han permitido ampliar el tipo de trabajos a realizar así como los soportes a utilizar.

El desarrollo de las tintas UV ha sufrido un gran avance en los últimos años. La mejora de su formulación, el uso pigmentos más adecuados, fotoinicadores, etc., ha permitido el desarrollo de tintas UV de muy bajo olor, adecuadas para la impresión de embalajes destinados a la alimentación y gracias a la investigación también se ha conseguido tintas con las que se obtienen resultados de calidad excepcional.

Las tintas UV son especialmente utilizadas en flexografía para la impresión de materias plásticas y complejos metálicos debido a su característica de poseer un secaje instantáneo convirtiendo las tintas líquidas en un sólido, evitando así problemas como el repintado y proporcionando mayores resistencias físicas y químicas.