Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
La marca Frean26 da forma a una nueva solución para el corte y grabado en artes gráficas

Tecnología láser aplicada al troquelado

Redacción Interempresas25/06/2008

25 de junio de 2008

El fabricante de troqueles para artes gráficas Artrok, S.L. ha creado un nuevo servicio para sus clientes que aporta mayor valor y amplía su mercado. Gracias a la tecnología láser aplicada al troquelado, la firma ha lanzado la marca Frean26, que permite a la empresa troquelista de Cornellà de Llobregat (Barcelona) orientar su posición en el negocio de las artes gráficas hacia lugares poco explorados por otras empresas del sector. La precisión milimétrica, la rapidez y el bajo coste relativo son algunas de las características más destacadas de esta tecnología.
En sus veinte años de experiencia como troquelista para artes gráficas, la empresa, dirigida por Lluís Menal, ha tejido una tupida red de clientes compuesta por imprentas, troqueladores, agencias y estudios. Desde hace algunos años, Artrok, S.L. cuenta con la certificación ISO 9001:2000 para sus procesos productivos y sus responsables presumen de "una continua labor de perfeccionamiento en la fabricación de troqueles". Afirman que "en su afán de generar continuamente soluciones para las nuevas necesidades que crea el mercado, la apuesta por la investigación y el desarrollo en nuevas tecnologías es básica". Con este punto de partida ha nacido a Frean26.
La adquisición del láser Ot-Las goal 500w a la firma italiana El.En. Group ha permitido a los clientes de Artrok, S.L. acceder a servicios de troquelado "muy novedosos y atractivos" que evitan la fabricación del troquel tradicional. Con Frean26 lo que ha conseguido la empresa troquelista es introducirse en el negocio del troquelado precisamente allí donde la fabricación de troquel no es una buena solución para el cliente final, ya sea por limitaciones técnicas que lo impiden o por costes económicos que lo descartan. De este modo, el troquelado láser se convierte en "un perfecto complemento como idea de negocio para el troquelista porque le permite ofrecer servicio a sus clientes en una franja del proceso productivo a la que antes no podía acceder. Incluso le facilita vender soluciones que abren nuevos horizontes en el mercado".
foto
El láser Ot-Las goal 500w de El.En.Group permite a los clientes de Artrok acceder a servicios de troquelado muy novedosos y atractivos.

¿Es posible...?

A la hora de pensar en troquelar formas irregulares o muy precisas y detalladas en impresos es básico tener en cuenta aspectos como, por ejemplo, las limitaciones de un troquel o las características del material a cortar. No hay que olvidar que existe una distancia mínima entre cortes o que hay curvas y radios irreproducibles con las cuchillas de un troquel, así como trabajos de filigrana muy costosos, etc. También suele suceder que aunque el troquelado sea factible el coste que implica signifique un esfuerzo económico desproporcionado al volumen de producción que se plantea y en definitiva al beneficio que repercutirá. A todos estos casos apunta Frean26.
Unas de las principales beneficiarias del troquelado láser sin troquel son las imprentas digitales. Estas empresas gráficas acostumbran a moverse en tirajes cortos y a menudo descartan ofrecer a sus clientes la posibilidad de incluir en su trabajo un troquelado atractivo que aporte valor añadido al resultado final del producto. Lo descartan porque el coste de la fabricación de un troquel de ese tipo dispararía el precio final. Artrok, S.L. ha conseguido atraer de este modo a clientes que anteriormente no visitaban sus instalaciones o únicamente lo hacían para encargar troqueles muy simples, de bajo coste y que se intentarían reutilizar lo más posible. Ahora en cambio son clientes habituales con los que el trato es mucho más regular y que al final del ejercicio anual aportan un volumen de facturación antaño inimaginable.
Personalización

Otros de los nuevos clientes atraídos por la idea del troquelado láser han sido copisterías o pequeñas papelerías especializadas en productos gráficos que requieren un alto grado de personalización porque tratan directamente con clientes particulares y no con empresas con necesidades publicitarias. Así, los operarios de Frean26 están familiarizados con trabajos para invitaciones de bodas, bautizos, aniversarios, etc. que gracias a las posibilidades creativas derivadas del troquelado láser están alcanzando en los últimos tiempos altas cotas de sofisticación. El grabado y corte láser de impresos personalizados es una de las estrellas más rutilantes en las últimas ediciones de los salones y ferias dedicadas a la organización de eventos particulares o familiares de este tipo.

También los clientes habituales y de más larga relación con Artrok, S.L. han encontrado beneficios en la oferta de Frean26. Son básicamente troqueladores e imprentas que continuamente encargan troqueles planos para packaging, folletos, carpetas, separatas, etc. y que ahora pueden atreverse con diseños más arriesgados y soluciones más impactantes que combinan el troquelado tradicional con la novedad del láser.

En estos casos, puede no tratarse de tirajes cortos y aunque el coste económico del troquelado láser pueda dispararse el beneficio final para el cliente -que en estos casos acostumbra a estar bien cubierto presupuestariamente- puede justificarlo ya que sus objetivos no se sitúan tanto en el ahorro a toda costa durante la producción sino en el prestigio que otorga la calidad y la originalidad de sus productos. De esta manera, la empresa catalana participa, por ejemplo, en proyectos de producción de cubiertas de libros para ediciones de lujo, facsímiles de impresos históricos o catálogos corporativos de destacadas marcas nacionales e internacionales.

Modular el resultado

"La base del éxito del troquelado láser está en la tecnología", dicen desde Artrok. El control milimétrico de sus 500 watios de potencia permite modular al máximo el resultado que se busca. De este modo, la herramienta se adapta perfectamente al material a tratar y a la aplicación deseada. Variando la velocidad y la intensidad del rayo se consigue cortar totalmente o simplemente grabar la superficie del substrato, pero también se pueden conseguir medios cortes para adhesivos o 'hendidos' para cartoncillos. La potencia no está reñida en absoluto con el detalle y su control permite desde la filigrana en el papel más fino a la erosión del material más duro. En todo caso, se trata siempre de un alarde tecnológico, sea por su potencia o sea por el detalle y la belleza del resultado.

En el caso de Artrok, S.L. el hecho de poder trabajar con materiales tan distintos como el cartón, la madera, la tela, el metacrilato o el vidrio -por citar sólo los más habituales- ha supuesto ampliar su horizonte de negocio más allá de las artes gráficas que es su territorio natural. La marca Frean26 supone conectar la empresa, aunque sólo sea tangencialmente, con otras industrias como la textil (corte y grabado de tela y piel) o el diseño de estructuras y con oficios más artesanales como la restauración o la marroquinería.

foto
Muestras de tecnología láser aplicada al troquelado.

Empresas o entidades relacionadas

Troqueles Artrok, S.L.