¿Qué es el ecodiseño?

22/08/2007

18 de julio de 2007

foto
El principio de integración medioambiental en las políticas de la Unión Europea constituye actualmente uno de los fundamentos de la actuación comunitaria en materia de medio ambiente.

El objetivo último es el desarrollo sostenible, es decir, retomando la definición tradicional, “un desarrollo que responda a las necesidades actuales sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras de responder a las suyas o, en otras palabras, procurar que el crecimiento actual no comprometa las posibilidades de crecimiento de las generaciones futuras”.

La Estrategia Europea de Desarrollo Sostenible (EDS), adoptada por los líderes europeos en 2001, marca las pautas para una mejor gestión de los recursos naturales, con sistemas de producción y consumo que protejan los límites medioambientales del planeta. Aspira a mejorar de manera continua el bienestar del ser humano en el presente y en el futuro y para ello fija cuatro objetivos clave: protección medioambiental: romper la correlación entre crecimiento económico y daños medioambientales; igualdad social y cohesión: construir una sociedad democrática con igualdad de oportunidades para todos; prosperidad económica, con pleno empleo y puestos de trabajo dignos; cumplimiento de las responsabilidades internacionales: colaborar con los diversos socios internacionales, y sobre todo con los países en vías de desarrollo, para lograr un crecimiento sostenible en todo el mundo.

Esta formalización de las inquietudes en materia medioambiental recoge una realidad social que ya ha derivado anteriormente en el desarrollo de productos “verdes” y ecoetiquetas

En definitiva desde hace años existe una mayor concienciación ambiental, que en primer lugar trajo consigo el Establecimiento de los Sistemas de Gestión Medioambiental.

La Gestión ha incidido y en muchos casos aún no de manera suficiente en los impactos ambientales globales de una empresa (emisiones al agua, aire y suelo), pero siempre desde el punto de vista de intentar poner filtros al sistema, sin actuar sobre la propia utilización de esos sistemas, por entenderse necesarios dada su plasmación en un proceso industrial requerido por el producto.

Hasta el momento, la actividad de los diseñadores estaba centrada en el aseguramiento de la calidad de los productos, en el cumplimiento de las respectivas normas de calidad, seguridad y operatividad de los productos.

Hasta ahora, la consideración de factores medioambientales de cara al propio producto no se había sistematizado, quedando en manos de los conocimientos, no siempre suficientes, del diseñador industrial encargado de la concepción del producto o en su caso de la obtención de alguna de las etiquetas ecológicas existentes en el mercado.

foto
Ciclo de vida de una revista
Se pasa por tanto de una concepción basada en el producto a un nuevo enfoque en el que se tiene en cuenta el sistema de producto, considerando todo aquello que se relaciona con el producto a lo largo de su vida (materias primas, procesos, consumibles, consumos, embalajes,...). De este nuevo enfoque nace el Ecodiseño. La definición de Ecodiseño es “técnica que considera los aspectos ambientales en todas las etapas del proceso de desarrollo de productos, esforzándose por conseguir productos con el impacto ambiental mínimo posible a lo largo de todo su ciclo de vida”.

En el Ecodiseño, “el medio ambiente es considerado a la hora de tomar decisiones durante el proceso de desarrollo de productos y procesos, como un factor añadido al resto de factores existentes”.

La implantación del Ecodiseño se realiza a través de las llamadas estrategias de Ecodiseño: desarrollo de nuevos conceptos; reducción del consumo y diversidad de materiales; selección de materiales de menor impacto ambiental; reducción del impacto ambiental de los procesos productivos; optimización de la distribución; reducción de los impactos ambientales durante el uso; incremento de la vida útil del producto; optimización de la gestión de residuos

El reto consiste en incorporar estas estrategias al producto industrial impreso. Existen en la actualidad distintos materiales, sistemas y tecnologías que lo posibilitan y que serán abordados en próximos artículos.

El Instituto Tecnológico de Óptica, Colo e Imagen (Aido) es una asociación privada sin ánimo de lucro constituida por iniciativa de la Generalitat Valenciana a través del Instituto de la Mediana y Pequeña Industria Valenciana (Impiva). Desde sus inicios, en 1988, Aido viene apostando por el componente tecnológico como motor de la modernización e impulsor de la tecnología óptica y de la imagen aplicada a diferentes sectores del tejido industrial de ámbito nacional. Su objetivo es estar cerca de las empresas mirando por la mejora de su competitividad mediante la incorporación y desarrollo de la innovación de las industrias, actuando como extensión departamental a través de actividades y servicios capaces de constituir una base sólida en la que apoyarse de cara a una mejora de la calidad de los productos y un eficaz desarrollo de la industria.