Impresión digital en entornos editoriales: la clave para buscar y satisfacer nuevas oportunidades de negocio

Miguel Alcaide, director de la división de Comunicaciones Gráficas (GCO) para Xerox España22/07/2014

El mercado del libro tradicional está afrontando importantes retos tras la irrupción del libro electrónico. Las ventas de unidades están decreciendo, mientras que el precio aumenta, perdiendo cuota de mercado con respecto a las versiones digitales. Según datos de Xerox, en el año 2013 se imprimieron 364 millones de páginas, número que se espera que descienda hasta las 179 millones de páginas en el año 2020, lo que supone un 51% menos. Estas cifras, sin embargo, no suponen la desaparición de la impresión de libros, tan sólo ponen de manifiesto el surgimiento de nuevas necesidades de impresión que no están relacionadas con grandes tiradas de copias, sino con satisfacer las demandas específicas de los lectores.

foto
Miguel Alcaide, director de la división de Comunicaciones Gráficas (GCO) para Xerox España.

Es por ello que las editoriales deben reinventarse y aprovechar estas nuevas oportunidades de negocio si quieren sobrevivir. Para ello, su perfecto aliado son las soluciones de impresión digital, que les permiten imprimir sólo las copias que se demandan, reduciendo costes tanto monetarios como medioambientales, derivados de la destrucción de los ejemplares que no han sido vendidos. El mercado del libro ha evolucionado, se ha diversificado, y las editoriales deben ser conscientes de que también deben hacerlo si quieren seguir siendo competitivas en el mercado.

En los últimos años, se han ido generando nuevas oportunidades de impresión que van más allá de la simple producción de tiradas de ejemplares de libros. Un ejemplo son los libros educativos. Ahora es posible imprimir cantidades determinadas dependiendo de la clase o del profesor. Además, existen soluciones tecnológicas que te ofrecen la posibilidad de escanear archivos, aplicar tecnologías de reconocimiento y tomar elementos específicos para el desarrollo de nuevos cursos.

Otro aspecto a tener en cuenta es la autoedición. Debido a las dificultades por las que pasa el sector, cada vez son más los autores que deciden publicar ellos mismos sus obras. También se está observando un importante crecimiento en la comercialización de libros antiguos. Es decir, primeras copias o copias muy antiguas de clásicos que se escanean y que tienen un valor sentimental para determinados lectores. Otros tipos de impresiones cada vez más populares son las reviews de libros, catálogos, monográficos, impresiones de títulos que se encuentran fuera de stock, libros sobre temas muy específicos, copias encuadernadas con anillas, etc.

Para satisfacer todas estas nuevas oportunidades de negocio, el sistema de impresión digital aporta importantes ventajas frente al offset tradicional. En primer lugar, es mucho más rentable, ya que permite realizar tiradas más cortas y ahorra costes. Además, existen soluciones tecnológicas que crean alertas en el mismo momento en el que se produce la petición del libro, por lo que la respuesta al comprador es siempre inmediata. Cuando aumenta esta demanda es cuando se realizan las reimpresiones y no de forma previa, evitando así que sobren grandes cantidades de libros.

La impresión digital también es perfecta para hacer pruebas de libros que después se vayan a hacer en offset o de libros de los que se espera poca demanda, entre los que se encuentran todos los ejemplos mencionados anteriormente. Además, pueden eliminarse costes de distribución, ya que al ser obras impresas según los requerimientos de cada lector, pueden ser enviadas directamente al mismo.

En definitiva, la impresión digital puede ayudar a las editoriales a afrontar los nuevos retos que se han presentado tras la irrupción del libro digital y aprovechar las nuevas oportunidades de negocio que se están surgiendo. Este tipo de impresión reproduce con gran calidad y un acabado excepcional, y no es necesario un número mínimo de ejemplares para realizar una tirada, ya que la impresión de un solo libro es mucho más rápida. Lo único que debe hacer el sector es escuchar más a los lectores, saber exactamente lo que necesitan y satisfacer sus demandas. De esta forma, podrán ser más eficientes, competitivos y ahorrar costes.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.