COAG denuncia el uso interesado de la nueva normativa en bienestar animal, por parte de Dinamarca y Holanda, para perjudicar las exportaciones de países periféricos como el nuestro 

Guerra comercial encubierta contra el porcino español, segundo en importancia en la UE

Redacción Interempresas11/04/2012

11 de abril de 2012

El próximo 1 de enero, un total de 75.000 explotaciones de porcino españolas deberán cumplir los requisitos de la nueva normativa de la Unión Europea sobre bienestar animal. El coste de semejante adaptación podría alcanzar los 175.000 euros en una explotación media, tal y como valoran desde COAG. Sin embargo, desde la organización agraria hacen hincapié en la posible “guerra comercial encubierta” tras la nueva Directiva, auspiciada por la presidencia danesa, contra el porcino español, segundo en importancia en la UE y cuarto a nivel mundial. Así lo dejó claro Miguel Blanco, secretario general de COAG, durante el Seminario Estatal sobre Bienestar Animal y Porcino, celebrado el 11 de abril en Calamocha (Teruel).
foto
Foto: COAG.

El secretario general de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Miguel Blanco, manifestó el pasado 11 de abril, que Dinamarca y Holanda están “vistiendo” de bienestar animal “una guerra comercial encubierta” contra el eficiente porcino español. Así lo ha denunciado durante el acto de inauguración del Seminario estatal sobre bienestar animal y porcino, que COAG ha celebrado en la localidad turolense de Calamocha. Blanco ha criticado la estrategia que ambos países están impulsando en la UE, fomentada ahora por la presidencia danesa de la misma. En este sentido, ha advertido sobre la iniciativa que ya ha planteado el Parlamento Europeo para limitar el viaje de animales vivos a ocho horas, cuestión que perjudica principalmente a las exportaciones de países periféricos como España. “Todo ello, a pesar de que la Comisión Europea asegura en un informe [1] que no hay base científica que justifique esos cambios ya que la Agencia de Seguridad Alimentaria Europea ha constatado que el bienestar animal depende más de la calidad de la conducción que del tiempo”, ha argumentado Blanco.

Durante el seminario se han canalizado los efectos de la entrada en vigor, (el próximo 1 de enero de 2013) de la nueva normativa europea sobre bienestar animal en las granjas de porcino, que entre otras exigencias, implica un aumento de la superficie mínima de suelo libre para cada animal, el alojamiento en grupo de las cerdas gestantes y un revestimiento específico para el suelo de la explotación. Según los cálculos realizados por los SSTT de COAG, el coste de la adaptación asciende a 250-300 euros/cerda, por lo que en una explotación media de 500 cerdas, la inversión total necesaria se situaría entre los 135.000 y los 175.000 euros. En España existen unas 75.000 explotaciones de cerdas, lo que se traduce en un coste total por encima de los 1.000 millones de euros. “Para los ganaderos es muy difícil acometer las inversiones necesarias por la falta de liquidez y las trabas para acceder a créditos bancarios. Los márgenes de rentabilidad de los últimos dos años han sido en muchos casos negativos y no se conceden créditos al declarar pérdidas en la explotación”, ha apuntado el secretario general de COAG.

Desde COAG advierten que la iniciativa del PE de limitar el viaje de animales vivos a ocho horas, perjudica a las exportaciones de países como el nuestro. A pesar que la Agencia de Seguridad Alimentaria Europea constata que el bienestar animal depende más de la calidad de la conducción que del tiempo
foto
España es el segundo productor de porcino de la UE y el cuarto a nivel mundial.

“Tenemos que acabar con la grave incoherencia de la UE”, exigen desde COAG

La Comisión no ha realizado estudio de impacto de la adaptación, pero las consecuencias, según COAG, serían muy similares a las que sufre el sector de la avicultura de puesta: cierre de explotaciones que no puedan cumplir con los plazos de adaptación, descenso de la cabaña de porcino europea e incremento de las importaciones de países terceros que no cumplen con las condiciones de bienestar que exige la UE. “Tenemos que acabar con la grave incoherencia de la UE, si el consumidor europeo demanda una elevación de los de por sí avanzados estándares de bienestar animal no podemos abrir nuestras fronteras a producciones de fuera que no cumplen con los mínimos requisitos exigidos. Se aboca al cierre a explotaciones europeas que ofrecen más seguridad alimentaria pero que no pueden afrontar la adaptación por falta de liquidez, al tiempo que se menoscaba nuestra competitividad en los mercados internacionales. ¿Dónde está el beneficio para los productores de porcino europeos?”, se ha preguntado Miguel Blanco durante su intervención.

Tras cuatro meses de la entrada en vigor de la nueva normativa de bienestar en gallinas ponedoras, las consecuencias son más que visibles: descenso de un 15-20% de la producción de huevos en la UE e incremento de un 40% de las importaciones de países sin exigencias de bienestar como México, EE UU o Turquía.

Ante esta situación, COAG reclama a la UE un estudio de impacto para conocer los efectos de la aplicación de la nueva normativa de bienestar en las explotaciones de porcino. Hasta que se realice, procede establecer una prórroga del plazo inicial establecido, (1de enero del año 2013). Asimismo, desde la organización agraria instan a que la Administración ponga en marcha créditos bonificados a un interés lo suficientemente atractivo para que los ganaderos puedan afrontar la elevada inversión a un coste razonable, en un sector de por sí muy endeudado.

El porcino español, un sector muy profesionalizado y eficiente

Alemania, Dinamarca y Holanda son nuestros principales competidores en la UE, según COAG. Dentro del mercado intracomunitario, el 25% de los productos de porcino comercializados proceden de Alemania, el 16% de Dinamarca, el 13% de Holanda y el 12% de España. Gracias al clima (menos costes energéticos por temperaturas más suaves que Centroeuropa y menos problemas sanitarios respiratorios en animales), y al esfuerzo en innovación sostenible (referente a tratamiento de purines y materia orgánica y aumento de la productividad), nuestro país se ha convertido en la última década en uno de los países más eficientes y profesionales en producción de porcino.

España es el segundo productor de porcino de la UE y el cuarto a nivel mundial. El valor de la producción porcina en el año 2011 fue de 5.308 millones de euros, lo que representa el 12% de la producción final agraria y el 34% de la producción final ganadera.

[1] Informe de la Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo sobre el impacto del Reglamento nº 1/2005 del Consejo relativo a la protección de los animales durante el transporte que recoge el Dictamen científico adoptado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria en diciembre en 2010: http://ec.europa.eu/food/animal/welfare/transport/docs/10112011_report_es.pdf

Empresas o entidades relacionadas

Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cimag abanca gandAgro 26-28 enero 2017Figan 2017- Fima Ganadera - 13ª Feria internacional para la producción animal 28 - 31 de marzo Zaragoza (España)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS