El MARM plantea cinco líneas básicas que han dado lugar a un cambio de tendencia de las cifras de endeudamiento agrario al incrementar el acceso al crédito para el sector

Medidas para la mejora de la financiación del sector agrario durante el periodo 2010-2011

José María García de Francisco; Leticia García Coiradas; María Ramos Rodríguez, Rafael Orta González-Orduña e Ignacio Atance Muñiz. Subsecretaría S.G. de Análisis, Prospectiva y Coordinación del MARM31/05/2011

31 de mayo de 2011

A lo largo del año 2009 se produjo una restricción generalizada del acceso a la financiación que afectó profundamente al sector agrario, siendo necesaria una actuación pública horizontal para facilitar el acceso al capital necesario así como para refinanciar la deuda ya contraída. En este sentido, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) diseñó el ‘Plan de Medidas para la Mejora de la Financiación del Sector Agrario’ con cinco líneas básicas que se exponen en el presente artículo y que han dado lugar a un cambio de tendencia de las cifras de endeudamiento agrario al incrementar el acceso al crédito para el sector.
foto

Si analizamos, con los datos del Banco de España, el endeudamiento del sector agrario podemos observar que en el cuarto trimestre del año 2009, la deuda contraída ascendía a 21.042 millones de euros, cifra que representaba el 91% de la Renta Agraria del sector y el 2,1% del conjunto de los créditos destinados en España a las actividades económicas. Dado que el peso del sector agrario (agricultura y ganadería) en el PIB nacional es del 2,2%, se puede deducir que el sector se hallaba endeudado de una manera acorde con su peso económico relativo. Buena parte de esta deuda respondía al importante esfuerzo inversor realizado por el sector ante la exigencia continua de mejora de su competitividad. Ahora bien, analizando en detalle las cifras del Banco de España se observa que desde el comienzo de la crisis el sector agrario ha padecido especialmente la situación de restricción crediticia. Así, a fecha de diciembre del año 2009, el crédito concedido al sector había disminuido un 11,9% frente al descenso del 2,5% que se había producido en el conjunto de las actividades económicas. Y ello pese a que la tasa de créditos clasificados para esa fecha ante el Banco de España como dudosos del conjunto de las actividades económicas (6,24%) casi duplicaba a la del sector agrario (3,30%), tal y como se puede observar en el gráfico 1.

foto
Gráfico 1: Evolución del endeudamiento y de la morosidad: actividades productivas vs actividad agraria. Fuente: MARM. 

Tras analizar los datos de diciembre del año 2009, y dada la situación financiera excepcional descrita, la Administración Pública, bajo la coordinación del MARM, intervino con el objetivo de paliar estas dificultades. Sin embargo, no se trataba de una intervención sencilla, pues se debía realizar en un breve espacio de tiempo para que fuera efectiva, en un marco de obligado ajuste presupuestario, respetando las normas de competencia que nos impone nuestra pertenencia a la UE, y salvando importantes dificultades técnicas, como el hecho de que la deuda contraída por el sector lo es a través de cientos de miles de préstamos privados entre pequeños productores y entidades de crédito.

Buena parte de la deuda del sector respondía al esfuerzo inversor realizado ante la exigencia de mejora de su competitividad. Con la crisis, éste ha sufrido, sobre todo, la restricción crediticia

Estimular la concesión de nuevos créditos al sector agrario y facilitar el aplazamiento de los pagos en créditos ya concedidos, objetivos de las medidas

La solución articulada, el ‘Plan de Medidas para la Mejora de la Financiación del Sector Agrario 2010’, se basó en un diagnóstico conjunto entre el MARM y las organizaciones agrarias sobre los problemas a los que se enfrentaba el sector en materia de financiación. El diagnóstico, apoyado en datos del Banco de España expuestos anteriormente, permitió focalizar la intervención en un objetivo central: facilitar la inyección de liquidez a todo el sector en su conjunto con el fin de que la misma se pudiera destinar tanto a refinanciar deuda existente como a financiar nuevas actividades.

Para ello, desde el Ministerio se quiso contar, por una parte, con los instrumentos de la Administración para facilitar el acceso a la financiación como el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (SAECA); y por otra, con la colaboración de las organizaciones donde se agrupan las principales entidades financieras del país y que son la AEB (Asociación Española de Banca), la CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorros), la UNACC (Unión Nacional de Cooperativas de Crédito) y la Asociación Española de Cajas Rurales. A través del ICO y de SAECA, se pusieron en marcha las diferentes líneas del Plan y con las asociaciones representantes de las entidades financieras se firmaron convenios de colaboración destinados a facilitar la máxima difusión a las líneas de crédito impulsadas.

A partir de las características de las líneas del ICO y de SAECA, así como de la existencia de un conjunto importante de préstamos suscritos por los agricultores y ganaderos en base a anteriores líneas de ayuda del MARM, el paquete de medidas impulsadas por el Ministerio durante el año 2010 ha tenido por objeto tanto estimular la concesión de nuevos créditos al sector agrario como facilitar el aplazamiento de los pagos en créditos concedidos en años anteriores. Todo ello se ha realizado con un esfuerzo presupuestario notable que ha permitido atender sobradamente las necesidades de acceso al crédito del sector. Estas medidas, que se describen a continuación, quedaron articuladas a través de la Orden ARM/572/2010, de 10 de marzo, por la que se establecen las bases reguladoras y la convocatoria de las ayudas a los titulares de explotaciones agrícolas y ganaderas para facilitar el acceso a la financiación, así como por los correspondientes convenios de colaboración entre el Ministerio y el ICO y SAECA.

foto
El Plan de Medidas para la Mejora de la Financiación del Sector Agrario 2010’, surgió tras un análisis conjunto entre el MARM y las organizaciones agrarias sobre los problemas del sector en materia de financiación. En la imagen, ganado ovino expuesto en Fima Ganadera.

Plan de Medidas para la Mejora de la Financiación del Sector Agrario 2010

Por un lado, medidas destinadas a estimular la concesión de nuevos créditos al sector agrario:

-Facilitar el acceso a los créditos de la línea ICO-Liquidez 2010: La línea ICO-Liquidez 2010 facilitaba la concesión, por parte de las entidades de crédito, de préstamos de capital circulante a autónomos y empresas, mediante la asunción de parte del ICO del 50% del importe de los créditos fallidos hasta un límite del 5% del total de crédito otorgado por cada entidad con cargo a esta línea (este límite se podrá elevar hasta igualar la tasa de créditos dudosos declarada por cada entidad ante el Banco de España al cierre de 2010). La participación del MARM implica la prolongación de la garantía del ICO para los créditos al sector agrario en un 2,5% adicional.

-Financiación del coste de nuevos avales de SAECA: Esta medida consistió en la subvención del coste de nuevos avales (excepto la comisión de estudio) que los agricultores y ganaderos habían suscrito en el año 2010 con SAECA. Dichos avales permitieron acceder a todo tipo de préstamos (capital circulante e inversión), aunque el importe máximo subvencionado es de 50.000 euros con un periodo de amortización de entre 2 y 5 años, teniendo en cuenta que el primero puede ser de carencia. SAECA facilita la concesión para los créditos que no excedan de los 25.000 euros.

-Prórroga del Plan de Estímulo a la Inversión en el sector agroalimentario: En el año 2009, este Plan bonificó, con cargo a los presupuestos del MARM, un 0,25% de los intereses de los préstamos formalizados por agricultores, ganaderos, cooperativas e industrias agroalimentarias bajo las líneas de mediación del ICO en dicho ejercicio (pymes, emprendedores, crecimiento empresarial e internacionalización). Un año después, se mantuvo esta bonificación para las Líneas de mediación ICO 2010: Inversión, Emprendedores, Internacional y Economía Sostenible.

Por otro lado, medidas destinadas a refinanciar préstamos ya existentes:

-La financiación de la ampliación de la vida de los préstamos formalizados por los ganaderos al amparo de la Orden APA/165/2008, mediante la concesión de hasta dos años adicionales de carencia en su amortización. La operación consistió en la concesión de ayudas a los titulares de explotaciones ganaderas para sufragar el 100% de los costes de los avales concedidos por SAECA y en la bonificación parcial de los intereses de los préstamos formalizados. En todo caso, dado que la bonificación de intereses fue una acción conjunta del Ministerio y las CCAA, la nueva bonificación de intereses derivada de la moratoria requerirá la participación de nuevo de las CCAA.

El nuevo apoyo financiero se fundamenta en la posibilidad de incrementar en uno o dos años, que podrían ser de carencia, el plazo de amortización de los préstamos. Como resultado, se demora en uno o dos años el pago de la primera amortización de capital que debería haberse producido en el año 2010.

-La financiación de una carencia especial para los titulares de préstamos ya formalizados dirigidos a la mejora y modernización de explotaciones, así como a la primera instalación de jóvenes agricultores, al amparo de los Reales Decretos 613/2001 y 204/1996. Estos préstamos, destinados a la modernización de explotaciones y a la primera instalación de jóvenes agricultores tienen periodos de amortización de entre cinco y quince años. Mediante la medida prevista en el Plan se ha incrementado en uno o dos años el plazo de amortización de dichos préstamos, anualidades en las que no se pagará principal y los intereses serán financiados por el MARM.

foto
El sector primario se caracteriza por su baja morosidad, según datos del Banco de España. En la foto, ejemplares de ganado porcino en Fima Ganadera.

Impacto de las medidas del Plan para el año 2010, en el campo

El ‘Plan de Medidas para la Mejora de la Financiación del Sector Agrario’ ejerció un impacto importante en el sector agrario (ver tabla 1). En conjunto, las medidas del Plan llegaron a un total de 46.778 beneficiarios, con un importe total en nuevos créditos de 1.854 millones de euros y un importe total de los refinanciados de 684 millones de euros.

Asimismo, el Plan de Comunicación llevado a cabo para divulgar este Plan de Medidas implicó la organización de siete reuniones de formación en las que han participado las Comunidades Autónomas, más de 100 representantes de las organizaciones agrarias y más de 50 entidades financieras. Esta herramienta de difusión se configuró como un elemento clave del Plan, ya que ha permitido que un gran número de productores tuvieran conocimiento del mismo y que en las oficinas locales de las entidades financieras pudieran asesorarles al respecto. Además, los cuatro convenios firmados con las organizaciones que representan a las principales entidades financieras del país (Asociación Española de Banca, Confederación Española de Cajas de Ahorro, Asociación Española de Cajas Rurales y Unión Nacional de Cooperativas de Crédito), han permitido crear un marco de estrecha colaboración entre dichas entidades y el MARM, que se ha aprovechado para insistir en la necesidad de incrementar el crédito que recibe el sector agrario teniendo en cuenta su baja tasa de morosidad.

foto
Tabla 1: Resumen Impacto Provisional de las Medidas de Financiación 2010.

Todas estas medidas dieron pie a un cambio de tendencia en el acceso al crédito agrario. Según los datos del Banco de España, en el tercer trimestre del año 2010 aumentó, por primera vez desde hacía dos años, el crédito total concedido al sector agrario. La mejora del sector agrario (+1,4%) fue superior a la del resto de sectores manteniendo además una tasa de morosidad un 44% por debajo de la del conjunto de actividades económicas. Por lo que la situación presente del sector agrario era sustancialmente diferente a la de hacía un año, y en consecuencia se podía afirmar que ya no existía un problema generalizado de restricción en el acceso al crédito.

Tras las medidas, la mejora del sector agrario (+1,4%) fue superior a la del resto de sectores manteniendo además una tasa de morosidad un 44% por debajo de la del conjunto de actividades económicas

Medidas de financiación previstas para el año en curso

No obstante, a pesar de este cambio de tendencia en el acceso al crédito que ha experimentado el sector agrario, durante este año, la ganadería se enfrenta a una situación coyuntural delicada, derivada del incremento del coste de las materias primas utilizadas en la alimentación animal y la imposibilidad de repercutir la misma sobre los precios percibidos. Respecto al año 2009, un año después, el valor de la producción ganadera descendió 301 millones de euros (-2,3%) y el coste de los piensos aumentó 248 millones de euros (+3,3%), generándose una pérdida de rentabilidad que no sufrieron las producciones vegetales. En los primeros meses del ejercicio, esta situación se vio agravada como consecuencia de la subida de los precios de los principales productos de alimentación animal (cereales pienso y soja), con cotizaciones similares a las máximas de mediados del año 2008. Esta situación genera un problema de liquidez en las explotaciones ganaderas (ante la necesidad de hacer frente a facturas crecientes del coste de los piensos) y de necesidad de mejora de la eficiencia en el uso de los factores de producción.

Muestra de la gravedad de la crisis que atraviesa el sector ganadero es el hecho que desde la Administración se han llevado a cabo otras medidas, tales como la reducción de los aranceles para cereales, el almacenamiento del porcino, la petición a la Comisión para llevar a subasta el stock de cereal que se tenía en intervención o el Plan extraordinario para el sector ganadero en el que se está trabajando para solicitar un adelanto de los pagos de la PAC 2011. Asimismo, además del conjunto de medidas financieras también se han adoptado medidas fiscales con objeto de ajustar la tributación correspondiente al ejercicio 2010 a la situación por la que atraviesa el sector ganadero.

Por ello, desde el MARM se está implementando un nuevo Plan de Financiación para el año 2011, orientado principalmente al sector ganadero, que permita mejorar su capacidad de acceso a préstamos tanto de liquidez como de inversión. El Plan se articula a través de la Orden ARM/1428/2011, de 25 de mayo, por la que se establecen las bases y la convocatoria de ayudas a los titulares de explotaciones ganaderas para facilitar el acceso a la financiación (BOE de 31 de Mayo de 2011). Además, el MARM está formalizando convenios de colaboración con el ICO y SAECA, con el fin de articular las medidas, que se describen a continuación:
Plan de Medidas para la Mejora de la Financiación del Sector Ganadero 2011

-Financiación del coste de nuevos avales de SAECA

Se trata de subvenciones destinadas a financiar el coste de los avales concedidos por SAECA a nuevos préstamos, de hasta 50.000 euros, que puedan solicitar los titulares de explotaciones ganaderas. Es una medida similar a la del pasado año, si bien en este ejercicio, se subvenciona tanto el coste de la comisión de gestión como el coste de la comisión de estudio de los avales de SAECA. Estos avales permiten el acceso a todo tipo de préstamos (capital circulante e inversión) cuyo plazo de amortización no supere los cinco años, pudiéndose incluir en éste un año de carencia.

-La financiación de una carencia especial para los titulares de préstamos ya formalizados dirigidos a la mejora y modernización de explotaciones, así como a la primera instalación de jóvenes agricultores, suscritos al amparo de los Reales Decretos 613/2001 y 204/1996

Esta medida es una continuación de la del Plan de Financiación 2010 y va dirigida a los titulares de explotaciones agrícolas y ganaderas que dispongan de un préstamo formalizado al amparo de los Reales Decretos 613/2001 y 204/1996, siempre que éste se halle en periodo de amortización y no hayan obtenido ayudas para la misma finalidad al amparo de lo dispuesto en el capítulo III de la Orden ARM/572/2010. Los prestatarios que la soliciten podrán incrementar en uno o dos años el plazo de amortización de sus préstamos, anualidades en las que no se pagará principal y los intereses serán financiados por el MARM.

Asimismo, los titulares de explotaciones que dispongan de un préstamo formalizado al amparo de los mencionados Reales Decretos 613/2001 y 204/1996 podrán beneficiarse de la medida de capitalización de sus intereses. Al amparo de dichos Decretos, el MARM bonificaba los tipos de interés de los préstamos poniendo a disposición de la entidad financiera, de forma actualizada, la totalidad de los intereses a bonificar (bolsa de intereses). De este modo los beneficiarios han pagado, hasta la fecha, unos intereses reducidos. Mediante esta nueva medida se ofrece la opción de que el beneficiario destine la bonificación de intereses pendiente de aplicar al préstamo a reducir el principal pendiente de pago.

-Impulso a la participación del sector ganadero en las líneas de inversión del ICO mediante la bonificación de los tipos de interés A través de esta medida se bonificarán parcialmente los intereses de los préstamos formalizados por los ganaderos bajo alguna de las siguientes líneas de mediación del ICO: ICO-Inversión, ICO-Inversión sostenible o ICO-Internacionalización. La bonificación de intereses oscila entre el 0,25% en la línea ICO-Inversión y el 0,35% en las líneas ICO-Inversión sostenible e ICO-Internacionalización, en cualquier caso, la bonificación se aplicará como reducción del principal en el momento en que se apruebe la ayuda.

La estrecha colaboración entre el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino con las diversas organizaciones involucradas en el Plan de 2010, permitió alcanzar unos resultados satisfactorios. El MARM desea que este espíritu continúe en el año 2011 y que las nuevas medidas puedan dar respuesta a las necesidades existentes en el sector, permitiendo alcanzar los resultados para los que han sido diseñadas.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cimag abanca gandAgro 26-28 enero 2017Figan 2017- Fima Ganadera - 13ª Feria internacional para la producción animal 28 - 31 de marzo Zaragoza (España)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS