Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

El MARM quiere que el 60% de los productores lácteos se agrupen

02/05/2011

02 de mayo de 2011

El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) confía en que al menos el 60% de los ganaderos de leche españoles se agrupen en torno a las organizaciones de productores, la nueva figura creada para poder negociar directamente el precio con la industria y establecer contratos homologados de venta. Según explicó el secretario general de Medio Rural, Eduardo Tamarit, el MARM espera “llegar al 60% de los productores agrupados, ya que esa unión permitirá tirar de los precios del 40% restante de los ganaderos". Por tanto, indicó que “no hace falta que se agrupen la totalidad de los ganaderos lácteos”, como ocurrió en Dinamarca, donde el 100% de los productores se han unido en una misma organización.

Tamarit se explicó en estos términos en Santander, en declaraciones a los periodistas previas a su participación en una jornada organizada por el sindicato agrario UGAM-COAG para informar al sector del contrato homologado para la venta de leche de vaca. Tras recordar que el Real Decreto Lácteo que entró en vigor el pasado 1 de abril prevé que se formen agrupaciones de ganaderos y que se hagan contratos para leche de vaca a partir de 200.000 toneladas, el secretario de Estado señaló que en España hay 7 millones de toneladas de cuota láctea, por lo que se podría crear un máximo de 35 agrupaciones.

No obstante, desde el Estado confían en que por lo menos se agrupen el 60% de los ganaderos en las nuevas organizaciones, para impulsar así el conjunto de los precios al productor, que en la actualidad rondan los 30 céntimos el litro de leche, cuando los costos de producción se sitúan entre los 0,35 y 0,38 euros. El fin último de este Real Decreto y los contratos homologados es "solucionar la complicada situación" en que se encuentra el sector. Para ello, indicó Tamarit, se ha creado la figura de organización de productores, que permitirá a los ganaderos negociar los precios con la industria. Esto se plasmará en contratos obligatorios y, además, en España (y en Francia) se publicarán referentes de los precios, a tener en cuenta de cara a un alza o baja de los mismos. Estas tres condiciones beneficiarán al “eslabón más débil de la cadena agroalimentaria”, que es el productor, según señaló Tamarit. De hecho, según aseveró, el resto de sectores está pidiendo medidas similares a la que se va a adoptar en el lácteo.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS