Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
La política de vacunación hizo decrecer en 2009 un 80% el número de focos respecto al ejercicio anterior

La ‘Lengua Azul’, la enfermedad latente

David Pozo25/05/2010
El pasado mes de febrero el Consejo de Ministros aprobaba un acuerdo para la cuarta ampliación del presupuesto destinado a la adquisición de vacunas frente a la Lengua Azul, por importe, en esta ocasión, de 12 millones de euros. Con esta cantidad son ya casi 80 los millones de euros que el gobierno ha invertido, desde abril del 2008, en el mantenimiento de un banco de vacunas contra los serotipos 1 y 8 del virus de la lengua azul para su aplicación en la cabaña ganadera de ovino y bovino de todo el territorio nacional. Son estos dos serotipos –1 y 8– los que afectan actualmente a la Península Ibérica, aunque según el último mapa publicado por la CE en la zona más occidental de Andalucía ha aparecido un nuevo foco del serotipo 4, cuando en marzo de 2009 España había sido declarada libre a todos los efectos de este serotipo.

El cambio climático está favoreciendo la expansión de los mosquitos del género ‘Culicoides’, causantes de la distribución de la Lengua Azul, y su implantación en el área mediterránea desde finales de los años noventa.

Existen un total de 24 serotipos diferentes del virus, más una pequeña cepa aislada (Toggemburg) en una región suiza. Durante los últimos años se han detectado en la Unión Europea ocho serotipos –1, 2, 4, 6, 8, 9, 11 y 16–, siendo el de tipo 8 el que con más virulencia se ha extendido por todo el centro y norte de Europa. España está afectada únicamente por los tipos 1 y 8 de la Lengua Azul. De hecho, el serotipo 1 del virus reapareció el pasado verano en Portugal, próximo a la frontera con Galicia, detectándose a las pocas semanas la circulación de dicho serotipo en Orense y Pontevedra, y posteriormente, en León, Zamora, Salamanca, Extremadura, Madrid y Toledo. Por otro lado, el hecho que en los países del Magreb –Argelia, Túnez y Marruecos– también esté circulando el serotipo 1, pone en serio riesgo toda la Península Ibérica, punto geográfico estratégico con intensos intercambios comerciales.

La lucha para erradicar la enfermedad se centra en campañas efectivas de vacunación, con el fin de mantener y reforzar el estado inmunitario de los animales

La Lengua Azul en España

La lucha para erradicar los dos serotipos de Lengua Azul latentes en España se centra en mantener la campaña de vacunación emprendida en años anteriores con el fin de mantener y reforzar el estado inmunitario de los animales, y la primovacunación de los animales jóvenes de reposición.

Precisamente fue la lucha mediante una prevención efectiva, con la vacunación de los animales de las especies sensibles, y un control basado en la restricción de movimientos, la que permitió que nuestro país fuera declarado en marzo de 2009 libre frente al serotipo 4. Una lucha que había comenzado cuatro años antes, en 2005, con el uso de la vacuna viva atenuada, y que se intensificó el año siguiente, una vez se disponía ya de la vacuna inactivada que permitió extender la vacunación a la especie bovina. Ahora, y tras la detección del brote, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (Marm) publicó en el BOE del 12 de marzo pasado la Orden ARM/575/2010, por la cual se hace obligatoria una campaña de vacunación preventiva contra el serotipo 4 de la Lengua Azul en la zona sur de España. Concretamente, el área incluye las provincias de Málaga, Cádiz y Huelva y las comarcas ganaderas de Utrera, Osuna, Lebrija, Sanlúcar la Mayor y Marchena, todas ellas en la provincia de Sevilla.

Esta vacunación preventiva está amparada por la Unión Europea e implica la creación de una nueva zona de restricción frente al serotipo 4. Según los analistas de la Subdirección General de Sanidad de la Producción Primaria del Marm, es muy posible que sea el viento el que arrastre a los vectores infectivos desde África al territorio español. Según las previsiones del Ministerio, la época de mayor riesgo se extenderá desde mayo a diciembre de 2010, coincidiendo con el periodo de mayor actividad del vector ‘Culicoides imicola’, que es el principal responsable de la transmisión del virus tanto en el norte de África como en el sur peninsular.

foto
Focos detectados de Lengua Azul en España durante 2009. Fuente: Marm.

El serotipo 1 fue detectado por primera vez en Tarifa en julio de 2007, produciéndose un cambio sustancial en la situación epidemiológica de la Lengua azul en España. La aparición del mismo tipo pocos meses después en el norte peninsular vino a confirmar que si la transmisión hasta entonces se había asociado a los ‘Culicoides imicola’, prácticamente ausentes en esa región, también podía producirse mediante la especie ‘Culicoides obsoletus’. A partir de ese momento se empezó a disponer de las primeras dosis de vacuna inactivada frente al serotipo 1.

Si se tenía en cuenta que la presencia de la enfermedad estaba estrechamente asociada al área de distribución del vector, a finales de 2007 se hizo necesario contemplar la evolución de la Lengua Azul desde otra perspectiva: la posibilidad de diseminación de la enfermedad por el norte peninsular. Una hipótesis que se confirmó el año siguiente con la aparición de casos de este serotipo por la Cornisa Cantábrica, Cataluña, Aragón y Comunidad Valenciana. En el segundo semestre del año se extendió a Andalucía y Extremadura, reiniciándose la circulación viral en el suroeste peninsular. De hecho el número de focos durante 2008 y 2009 fue muy inferior a 2007, y sin apenas sintomatología.

foto
Comparación de focos entre 2008 y 2009, con un descenso del 80% de casos entre ambos ejercicios. Fuente: Marm.

El serotipo 8 se detectó por primera vez en España en enero de 2008 en vacunos autóctonos en la comarca cántabra de Solares, sin que aparecieran síntomas en los animales afectados y, al contrario del serotipo 1, se localizó la epizootia en un área de sólo 3,5 kilómetros de radio y con un total de 12 focos.

Tras un ‘silencio’ epidemiológico de casi diez meses, en octubre del mismo año se notificó en Alhaurín el Grande (Málaga), en una explotación mixta de ovino-caprino, el primer foco, al que le siguieron casi una treintena en los últimos dos años, eso sí, solo uno de ellos en 2009. Por todo ello se decidió incluir toda la Península Ibérica dentro de la zona de restricción, con el doble fin de frenar el avance de la enfermedad. Se sentaron de esta forma las bases para una futura erradicación, convirtiéndose en obligatoria la vacunación de todos los bovinos y ovinos mayores de tres meses en la zona de restricción.

La situación en Europa

Los europeos consideraron durante mucho tiempo la Lengua Azul como una enfermedad propia de los países mediterráneos, hasta que en agosto de 2006 Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Francia y Alemania notificaron la presencia de la enfermedad, y concretamente del serotipo 8, en sus territorios. A diferencia de la Lengua Azul que solo produce síntomas clínicos en ovejas, la actual epizootia del norte de Europa está cursando también síntomas en bovino, con una morbilidad muy elevada que ha originado importantes pérdidas en la producción. Otra de las peculiaridades que llamó la atención a los epidemiólogos con este serotipo 8 en un primer momento fue la detección de terneros PCR positivos nacidos en Irlanda del Norte, en periodo sin actividad vectorial, procedentes de hembras importadas de Holanda. Si hasta ahora la posibilidad de infección era exclusiva por transmisión a través de un insecto ‘Culicoide’ que picaba a un animal infectado y después a uno no infectado, parece que existe la posibilidad que pueda haber una transmisión placentaria del virus. En cambio el estudio epidemiológico de infección transplacentaria en ganado vacuno realizado en España con el serotipo 1 en zonas de Andalucía y Extremadura, en que se había demostrado una elevada circulación del virus durante otoño del 2007, no se detectó ningún ternero PCR positivo nacido durante la zona estacionalmente libre de vector.

Los europeos consideraron durante mucho tiempo la Lengua Azul como una enfermedad propia de los países mediterráneos

En octubre de 2008 se detectó en Holanda la presencia del serotipo 6 por primera vez en Europa, pasando más tarde a Alemania. Este serotipo solo se había descrito anteriormente en América Central y en el sur de África. Más tarde se determinó que la cepa aislada mostraba semejanza con las usadas por el Instituto de Ondestepoort (Sudáfrica) para la producción de vacunas vivas atenuadas. Desde entonces, el uso de dichas vacunas frente al serotipo 6 están prohibidas en la UE.

Por otra parte, en enero del 2009, se detectó en Bélgica el serotipo 11. Analizando la secuencia genética, presentaba al igual que en el caso anterior grandes similitudes con las cepas utilizadas para producir vacuna atenuada contra el serotipo 11 en Sudáfrica.

foto
Mapa actualizado con las zonas de restricción en la UE. Fuente: UE.

Preguntas y respuestas sobre la Lengua Azul

¿Qué es la Lengua Azul?

La Lengua Azul es una enfermedad vírica que afecta a los rumiantes, especialmente al ganado ovino. También puede afectar al ganado vacuno, al caprino, a los camellos y rumiantes silvestres. Su denominación se debe a uno de los síntomas que puede observarse en el animal, que es una coloración azulada de la lengua.

En el ganado ovino es particularmente sensible a las formas más graves de la enfermedad, mientras que la infección es a menudo menos lesiva en otros rumiantes como vacuno y caprino.

¿Qué síntomas son característicos de la lengua azul?

Ovino: Los síntomas en el ganado ovino son muy diversos. Algunos ovinos enferman de manera severa y mueren, mientras que otros a penas muestran ningún tipo de sintomatología. En la mayoría de los casos el primer síntoma es una fiebre elevada, seguida por hinchazón y dolor en la boca y su alrededor, lo cual a su vez provoca una exceso de salivación. Aparecen úlceras sobre la cara interna de las mejillas y en los laterales de la lengua; el tejido oral toma un color rojizo-violeta y la lengua se puede volver azul –de ahí el nombre de Lengua Azul–. Una acumulación de fluido también puede causar que algunos ovinos presenten hinchazón de la cabeza. Otros posibles síntomas son laminitis y pérdida de peso.

Vacuno: Los síntomas son más leves que en el ganado ovino y en algunos casos pueden no mostrar signos clínicos de la enfermedad. Sin embargo, la productividad y la reproducción pueden verse severamente afectadas.

Otros rumiantes: Camellos, búfalos, ciervos y otros rumiantes silvestres también pueden ser infectados y generalmente muestran síntomas más leves.

¿La Lengua Azul es contagiosa?

La Lengua Azul no es contagiosa, puesto que los rumiantes no pueden infectarse directamente de uno a otro. La enfermedad es transmitida exclusivamente por un insecto muy pequeño (mosquito de la especie ‘Culicoides’), que pasa el virus picando primero a un animal infectado y posteriormente a uno no infectado.

¿Cómo se previene que los animales se infecten?

Se ha probado imposible erradicar los mosquitos que portan la enfermedad. La actividad de estos insectos puede ser reducida tratando a los animales con un insecticida. La vacunación tiene por tanto un importante papel para prevenir que los animales se infecten y controlar la diseminación de la enfermedad.

¿Cuánto tiempo se tarda en desarrollar una vacuna?

Se necesitan entre 5 y 7 años para desarrollar una nueva vacuna o una vacuna mejorada en Europa, con un coste de aproximadamente 6 millones de euros según los datos europeos disponibles. IFAH-Europa y sus miembros se están esforzando para reducir el proceso, y por lo tanto, incrementar la disponibilidad de vacunas contra nuevos serotipos de la enfermedad.

¿Se podía haber previsto la llegada de la Lengua Azul?

Nadie predijo la aparición del serotipo 8 de la lengua azul en el norte y centro de Europa, pero se esperaba que otras cepas pudieran diseminarse hacia el norte.

¿Existe alguna iniciativa para ayudar a mejorar la prevención y la investigación de la enfermedad a nivel de la UE?

La Plataforma Tecnológica Europea para la Sanidad Animal Global (ETPGAH, –según su acrónimo en inglés–), una iniciativa conducida por las partes interesadas y coordinada por IFAH Europa, está trabajando sobre modelos de predicción de la enfermedad. La plataforma está estableciendo actualmente una base de datos de información sobre la enfermedad, con el objeto de analizar los vacíos existentes en la capacidad para controlar la enfermedad y poder coordinar mejor la investigación en Europa sobre desarrollo de vacunas.

foto
El ganado ovino es el que sufre más las consecuencias de la Lengua Azul.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cimag abanca gandAgro 26-28 enero 2017Figan 2017- Fima Ganadera - 13ª Feria internacional para la producción animal 28 - 31 de marzo Zaragoza (España)

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS