Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El IRTA da un paso más y adhiere a nuevas entidades de certificación al esquema de bienestar animal

El IRTA lanza el esquema de certificación ‘basado en Welfare Quality’

Redacción Interempresas23/04/2019

Los protocolos Welfare Quality de evaluación del bienestar animal son una herramienta avalada científicamente que permite la estandarización del bienestar animal. Desde el año 2013 el IRTA ha trabajado junto con Aenor para desarrollar una certificación de bienestar animal ‘basada en Welfare Quality’. Tras la gran acogida del sector y la demanda de los consumidores por esta certificación, el IRTA amplía ahora las empresas certificadoras que pueden certificar bajo este esquema de certificación. De este modo, Aenor, Applus, Aucatel y Kiwa pueden ya certificar el bienestar animal de manera estandarizada y bajo la supervisión del IRTA, el propietario del esquema de certificación. La certificación permite avalar el bienestar animal en las explotaciones y mataderos de múltiples especies, y junto con una auditoría de trazabilidad, lograr un etiquetado de producto para poner en valor el bienestar animal frente a los consumidores.

El bienestar animal: del consumidor al sector

Las producciones agroalimentarias en la actualidad basan sus planteamientos y su estrategia productiva en función de las demandas, criterios y requisitos de los consumidores. Estos valoran cada vez más conceptos como la sostenibilidad, la forma en que se producen, el origen, etc., además de su calidad y seguridad.

Uno de los aspectos que cobra más importancia en el momento actual entre los consumidores de productos de origen animal es el de la ética del consumo, tema que la mayoría de ellos lleva hacia el de los principios y valores de la propia persona. Entre muchos de los conceptos que se engloban dentro de la ética del consumo se halla el del bienestar animal.

foto

Es por ello que los sistemas de producción de alimentos de origen animal han realizado (y realizan) constantes esfuerzos para adaptarse a estos nuevos requerimientos éticos de los consumidores. El sector de la producción animal lleva ya muchos años acondicionando sus instalaciones y el manejo de sus animales consciente de la importancia del bienestar animal sobre los resultados de sus producciones y de la calidad de los alimentos que producen. Además, la legislación europea en esta materia ha potenciado la regulación y el cumplimiento de unos estándares que nos sitúan en la zona del mundo con mayores exigencias en materia de bienestar animal.

Sin embargo, lo que sí es cierto es que los consumidores desean garantías de que ello es así, y es en este punto donde la certificación se constituye en una herramienta garante de los alimentos que adquieren y consumen. La certificación en bienestar animal ha surgido como una nueva metodología de control para el sector productor que permite asegurarle al consumidor que un determinado producto ha sido obtenido en base a unos protocolos y requerimientos que se les exigen a las explotaciones.

Welfare Quality: de la investigación al mercado

Consciente de dicha situación, y ya en el año 2004, la Comisión Europea otorgó dedicó recursos para generar el proyecto Welfare Quality (WQ) dentro del 6º Programa Marco. Bajo el título ‘Integración del bienestar animal en la cadena de calidad alimentaria: de la percepción pública a una mejora del bienestar y la transparencia de la calidad’, 47 socios de 17 países se unieron con un mismo objetivo: estandarizar la conceptualización y la evaluación del bienestar animal.

Además de institutos de investigación e universidades involucradas en el proyecto también se contó con la participación de productores, agencias reguladoras, organizaciones animalistas, comercializadoras y consumidores. De este modo, tras cinco años, un presupuesto de 14,6 millones de euros y la implicación de todas las partes interesadas, se logró el consenso en la definición de lo que debería entenderse por bienestar animal y la metodología para su evaluación, materializado en los Protocolos Welfare Quality de evaluación del bienestar animal.

Al finalizar el proyecto, algunos de los miembros participantes decidieron constituir la Welfare Quality Network (WQN) con el objetivo de dar continuidad a los protocolos que se habían creado en el proyecto, actualizarlos y mejorarlos.

Estos protocolos, pioneros en el mundo, tiene en cuenta diferentes parámetros agrupados en 4 principios básicos: buena alimentación, buen alojamiento, buen estado de salud y comportamiento adecuado. A partir de una muestra de individuos se analiza cómo se encuentran realmente los animales, más allá de las condiciones en las que se alojan. Es decir, el Welfare Quality se centra preferentemente en medidas basadas en los animales y no en instalaciones y manejo. ¿Qué sentido tiene revisar un comedero el día que se visita la granja cuando se puede evaluar la condición corporal de los animales, que es el resultado del balance energético al que esté sometido el animal? ¿O qué sentido tiene mirar el estado de un suelo, si se puede mirar al animal que vive sobre ese suelo en forma de lesiones, bursitis, cojeras, suciedad o tiempo que tarda en echarse?

foto
La Welfare Quality Network es una red internacional de colaboración formada por 22 instituciones de 13 países con el objetivo de gestionar y actualizar los protocolos Welfare Quality, así como promover su uso. El IRTA forma parte de la red y con su respaldo impulsa una certificación en bienestar animal 'basada en Welfare Quality'.

Los protocolos se centran, por tanto, en los animales, lo que necesita de medidas válidas, repetibles, factibles en un entorno real y que puedan entrenarse como es debido, que fue una de las mayores dificultades a las que tuvieron que enfrentarse los científicos que trabajaron en el proyecto, pues hoy, 15 años después de su inicio, se sigue trabajando en la mejora continua de estos protocolos.

El IRTA forma parte de la WQN desde sus inicios y es un miembro activo de la misma. En 2013, tres entidades de certificación contactaron con el IRTA para desarrollar un esquema de certificación de bienestar animal. Se propuso entonces desarrollar un esquema basado por completo en los protocolos Welfare Qualiy, pues no había habido hasta el momento nada comparable ni en cuanto a dificultad ni en cuanto a nivel de consenso en Europa y, por tanto, eran los protocolos que más garantías ofrecían. Para ello se estableció una colaboración con AENOR, la Asociación Española de Normalización y Certificación (una de las tres que mostraron interés en su momento), para desarrollar un proyecto piloto en vacuno de leche. Al cabo de un año se completó el proyecto y se certificó el primer producto, la leche ATO con el distintivo “basado en Welfare Quality”. Posteriormente, el IRTA ha seguido trabajando con AENOR para desarrollar un esquema de certificación para las demás especies de producción, resolviendo a medida que iban apareciendo todos aquellos problemas que se iban encontrando durante su implementación y siempre bajo el amparo del Welfare Quality Network, pues la fuerza de estos protocolos sigue siendo hoy en día la coalición científica que los validó y que sigue supervisándolos.

Así, se han llevado a cabo certificaciones en porcino, vacuno de carne y leche, gallina de puesta y pollos de carne con los protocolos Welfare Quality para las tres únicas especies en los que se trabajó en este proyecto. En todos los casos bajo el mismo criterio, los investigadores y técnicos de bienestar animal del IRTA han llevado a cabo las auditorías de bienestar en explotaciones y mataderos, mientras que AENOR ha gestionado el esquema de certificación. A partir de 2017 y, sobre todo durante 2018, se ha producido un incremento espectacular de en la demanda para certificarse en bienestar animal “basado en Welfare Quality”. A raíz de ello, diferentes entidades de certificación mostraron su interés en poder certificar bajo el mismo esquema.

El primer paso para ello fue empezar a formar en los protocolos Welfare Quality a posibles auditores de las entidades de certificación. Así, en los últimos meses han superado diferentes cursos 165 personas para diferentes módulos de explotación y mataderos. Posteriormente, para poder dar respuesta a todo el sector, el IRTA ha desarrollado un reglamento general para el esquema de certificación en bienestar animal ‘basado en Welfare Quality’ al cual pueden adherirse nuevas entidades de certificación.

Certificado IRTA en Bienestar Animal ‘basado en Welfare Quality’

El nuevo esquema de certificación gestionado por el IRTA pretende establecer un régimen común para que diferentes entidades de certificación puedan operar bajo las mismas premisas con los protocolos basados en Welfare Quality. De este modo, se busca mantener la supervisión independiente de los científicos y técnicos del IRTA, a la vez que poder escalar el esquema de certificación y dar respuesta a la demanda del sector y la sociedad.

La certificación se basa en los protocolos Welfare Quality, que implican una auditoría minuciosa del bienestar animal mediante la observación de los animales y de su entorno, así como una comprobación del cumplimiento de la legislación, ya que no se certifica ninguna instalación con incumplimientos legales en materia de bienestar animal. La certificación del bienestar animal aplica tanto a explotaciones como a mataderos.

Posteriormente, puede lograrse una certificación de la trazabilidad hasta el consumidor para obtener el sello en el producto final. Actualmente el IRTA está trabajando en una marca propia para el esquema de certificación que ayude a transmitir los beneficios a los consumidores, con total transparencia en todos los productos de origen animal que consuman.

foto
Los protocolos Welfare Quality se basan en la observación de 4 principios y 12 criterios que permiten evaluar de manera estandarizada el bienestar animal.

Aenor, Applus, Aucatel y Kiwa son las cuatro entidades que se han adherido al esquema de certificación en el momento de su lanzamiento, si bien otras entidades han mostrado ya su interés y están en proceso de adhesión. Las entidades de certificación que deseen adherirse al esquema deberán estar acreditadas bajo la norma ISO 17065:2012 para la certificación de productos, procesos y servicios, o bien estar en proceso de obtenerla. Otro requisito es que deberán contar con auditores que hayan superado con éxito los cursos de formación en Welfare Quality para la evaluación del bienestar animal.

La formación de los auditores es uno de los baluartes de la certificación, pues cuentan con la evaluación práctica por parte de reconocidos científicos miembros de la Welfare Quality Network. Así se garantiza que las auditorías en las explotaciones y los mataderos sigan los preceptos de los protocolos. Además, una vez la entidad se adhiera al esquema, se llevará a cabo un programa de supervisión del IRTA para asegurar el correcto desempeño de los auditores.

Finalmente, el protocolo del Welfare Quality sigue un proceso de mejora continuada, pues los centros de investigación de la Welfare Quality Network siguen trabajando en el mantenimiento y actualización de los sistemas de evaluación del bienestar animal y en la formación de los expertos evaluadores. La certificación parte con 10 módulos diferentes: porcino de engorde, madres y sacrificio; vacuno de carne nodrizas, engorde y sacrificio; vacuno de leche; avícola de carne y sacrificio; gallinas de puesta; y trazabilidad.

Por otro lado, el IRTA está trabajando los protocolos inspirados en Welfare Quality para ampliar el alcance de la certificación a ovino, caprino, y pavos en el matadero y conejos tanto en granja como en matadero. Actualmente ya se están realizando evaluaciones piloto para completar los protocolos y ponerlos a punto para las entidades de certificación.

Se trata, pues, de poder obtener una certificación que aplica una serie de medidas estandarizadas y consensuadas a nivel europeo y que se encuentra gestionada por los investigadores expertos de un centro de investigación independiente como es el IRTA. Sólo así se puede garantizar un pleno compromiso del sector alimentario en el tema del bienestar animal, realizando buenas prácticas respetuosas y sostenibles, con total transparencia y generando la confianza de los consumidores hacia productos éticos, sostenibles, sanos y seguros.

Empresas o entidades relacionadas

Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smart Doors - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS