Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Demostraciones en Valladolid de equipos de pulverización, laboreo y siembra

Pita muestra en el campo el elevado nivel tecnológico de la maquinaria Horsch

Ángel Pérez13/10/2018

Pita organizó en una parcela próxima a sus instalaciones de Rubí de Bracamonte (Valladolid) dos jornadas de demostraciones con equipos para pulverización, laboreo y siembra de Horsch, marca alemana de la que es importador en exclusiva para el mercado español.

foto
José Pita ofreció todo lujo de explicaciones técnicas.

En Pita tienen muy claro que con unos productos de elevado nivel tecnológico como los de Horsch nada mejor que demostrar sus capacidades sobre el terreno. Por ello, durante la última semana del mes de septiembre organizó dos jornadas en campo en una parcela anexa a sus instalaciones en Rubí de Bracamonte (Valladolid).

La asistencia no fue masiva, porque lo que pretende el importador en exclusiva para el mercado español es precisamente ofrecer a los profesionales la posibilidad de observar con tranquilidad y de cerca las innovaciones que introducen los equipos. Según José Pita, “este tipo de jornadas son fructíferas. Siempre que venga un agricultor para mí es más que suficiente, pero en este caso hemos tenido buena aceptación y se han podido demostrar las capacidades de las máquinas, así como sus posibilidades de rendimiento”.

foto

El pulverizador arrastrado Leeb 6LT realizando una pasada a 20 km/h y 25 cm de altura del suelo desde la barra.

En Pita van incluso más allá y, en caso de que el potencial cliente pueda estar interesado, están abiertos a la posibilidad de organizar demostraciones personalizadas en función de la disponibilidad de cada máquina. “Horsch es una marca de prestigio y es costoso convencer a ciertos agricultores porque la inversión es elevada, pero poco a poco lo van aceptando”, explica el gerente, que no obstante, tiene muy claro que este segmento de mercado “va avanzando, ya que la gente se va dando cuenta de que a veces comprar económico no es rentable”.

Equipos en acción

La principal novedad de la jornada fue la ampliación de la gama Avatar de 3, 4 y 6 m, que incorpora modelos de 8 y 12 metros de anchura de labor. Estas máquinas realizan siembra directa con discos sin alterar el rastrojo y también pueden usarse en siembra convencional, realizando un control preciso de la profundidad a la que se deposita la semilla. Durante la explicación técnica se destacó que no necesitan mantenimiento, el chasis robusto y una elevada capacidad de tolva.

Previamente, la cita en el campo, celebrada sobre un rastrojo de cereal en una mañana soleada con unos 28 grados de temperatura, se abrió con la explicación de la oferta en pulverización, donde Horsch solo dispone de equipos grandes, lo que limita su acceso al agricultor o empresas de servicios pequeñas. “Pero la tendencia es que vayan creciendo y trabajando superficies más extensas”, matizó José Pita.

foto

Los asistentes analizan al detalle la sembradora Sprinter 4 ST.

La oferta abarca los modelos arrastrados LT, con capacidades de tolva de 4.000, 5.000 y 6.000 litros. Aunque admite diferentes configuraciones, el disponible en la demostración (Leeb 6LT) contó con dos bombas Load Sensing, una de pistón membrana para el depósito de agua limpia y otra centrífuga que maneja el producto. La barra, que puede alcanzar hasta los 42 m de anchura, incluye boquillas situadas a una distancia de 25 cm para trabajar a una distancia menor del suelo y evitar la deriva. Además, cuenta con el sistema BoomControl que mantiene la estabilidad incluso en terrenos irregulares.

Horsch también dispone del sistema GS, con capacidades de depósitos de 6.000 a 8.000 litros, para cubrir superficies mayores. Son modelos de mayor tamaño, con neumáticos que ejercen menos presión sobre el suelo, con chasis sólidos y dirigidos a grandes explotaciones o empresas de servicios. En autopropulsados, cuenta con el modelo PT 280, con altura a 1,20 m del suelo, hasta 42 m de anchura y capacidad hasta 10.000 L.

foto
Avatar 12.25 SD, 12 metros de anchura para trabajos en siembra directa.

Pita-Horsch: 20 años de relación

La colaboración entre Pita y Horsch se remonta a 1998, cuando la empresa vallisoletana decidió asumir la importación y distribución de los equipos del fabricante alemán. “Siempre me gustó su idea de anteponer calidad y rendimiento, y no buscar la venta solo a través de precio”.

“Tienen una gran visión de futuro, van muy por delante en desarrollo de tecnologías y nuevas formas de trabajo con el fin de obtener mayor rentabilidad. Estoy satisfecho porque la marca pone mucho interés en buscar soluciones a los problemas de cada zona”. Pita cuenta con colaboradores en distintas zonas de España, “siempre estamos buscando empresas para trabajar con nosotros aunque nos es complicado, ya que es más fácil encontrar colaboradores dispuestos a vender máquinas más pequeñas, con menor nivel de sofisticación y tecnología, que dejen un porcentaje alto de beneficio directo en la operación”.

foto
Elías González Ortiz, agricultor de Langa de Duero (Soria).

“He visitado la fábrica y sus productos están muy bien”

"Tenemos una Semeato con 18 años de vida y hemos venido a ver otras tendencias, capacidades de tolva y nuevos sistemas de siembra. Daríamos un paso con más capacidad, más autonomía, anchuras mayores… Todo ello para buscar un mejor rendimiento en la explotación. He tenido la oportunidad de visitar la fábrica de Horsch y sus productos, aunque aquí en esta demostración no han podido traer todos lógicamente, están muy bien.

Yo trabajo en siembra directa y mínimo laboreo y para mí es fundamental observar cómo deja enterrada la semilla, lo demás son añadidos. Es clave depositarla a la profundidad adecuada para una correcta germinación. En este tiempo no he tenido ningún problema de servicio, tan solo el desgaste normal de discos o algún rodamiento. Estas jornadas son muy interesantes porque tienes ocasión de ver las máquinas, cambiar impresiones y observar cosas diferentes a nuestro día a día".

foto
Daniel Domínguez Alcalde, técnico de la cooperativa Limitada del Duero, de Villalba de Duero (Burgos).

“La única forma de optimizar costes y ser competitivos es apostar por esta tecnología”

"Hemos podido ver maquinaria que está preparada para agricultura de precisión y la tendencia actual es que vamos a tener que hacer frente a más superficie y la única forma de optimizar costes y ser competitivos es apostar por esta tecnología.

En pulverización hemos podido ver máquinas en dosis variable de abonado, de herbicidas.  Además, yo apuesto totalmente por la siembra directa y esta jornada ha sido muy interesante, porque también permite compartir impresiones con profesionales del sector, conoces a compañeros, y en la agricultura también son importantes las experiencias, lo que te cuentan y lo que hemos visto hacer.

Tenía referencias de Horsch, me consta que es una marca puntera y reconocida. Y cuando están en ‘primera división’ te vas fijando porque marcan tendencia. Me interesan todos los equipos presentados, pero luego hay que adaptar la tecnología a la superficie y los métodos de trabajo. Quizá estas sean máquinas muy grandes para la mayor parte de nuestras parcelas, pero al final todo tiene espacio, a través de concentraciones parcelarias o cooperativas más pequeñas asociadas, y es cuestión de saberla utilizar adecuadamente.

En agricultura estamos tocando techo en cuanto a tecnología. La revolución que nos queda es hacer las cosas bien, es decir, podamos mejorar en semillas, en optimizar fitosanitarios, etc. para afinar los resultados".

foto

Diego y David Postigo, agricultores y ganaderos de porcino de San Esteban de Gormaz (Soria).

“Tenemos una Sprinter desde hace 10 años y estamos muy contentos”

"Desde hace diez años tenemos una sembradora de siembra directa de Horsch, modelo Sprinter de 6 metros de anchura, y estamos muy contentos con ella porque, aunque la inversión inicial es un poco fuerte, a la larga se ahorra mucho tiempo y, al final, dinero. Las producciones son las mismas que teníamos antes, o incluso superiores, con la mitad de tiempo invertido. Sembramos unas 400 hectáreas al año y la máquina tiene poco mantenimiento. Ha salido muy buena.

Lo mejor que tiene es la polivalencia, porque puedes sembrar en distintos tipos de terrenos, aunque abunde la piedra, la paja o la hierba, porque tiene mucho desahogo entre brazo y brazo al ir en cuatro líneas. Por cada brazo deposita dos chorrillos de siembra.

Cada año se va viendo más la siembra directa, pero siempre está la duda de si se compra una máquina de reja o de discos, en función del terreno de cada uno y de las preferencias, porque, por ejemplo, la reja saca más piedras pero exige más al tractor".

Empresas o entidades relacionadas

Promoción de Inversores de Trabajos Agrícolas - Pita, S.L.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS