Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
"Un 96% de las granjas españolas ya están adaptadas a la nueva normativa"

Entrevista a Jaume Bernis, coordinador del sector porcino de COAG

David Pozo29/01/2013
El pasado 1 de enero entraba en vigor la nueva normativa de bienestar animal para el sector porcino, y en las últimas semanas se han agilizado los trámites para finalizar la mayoría de trabajos de adaptación. La falta de financiación e incluso de materiales por parte de los proveedores ha hecho que la mayoría de las granjas haya tenido que sufrir hasta el final para adaptarse. Hemos analizado con Jaume Bernis, coordinador del sector porcino en COAG, la actual situación y cuáles son las perspectivas de cumplimiento a corto plazo.
foto
Jaume Bernis en su explotación porcina. Foto: JARC.

La sectorial del Reino Unido denunciaba a finales de año que la mayoría de países de la UE no cumplirían a partir del 1 de enero de 2013 la normativa de Bienestar Porcina. ¿Qué porcentaje de granjas podemos decir que aún no están adaptadas en nuestro país?

En primer lugar nos encontramos con un grupo de granjas porcinas, la minoría, que representan aproximadamente un 5 a un 10% del total, que no se acabarán adaptando a la nueva normativa, bien porque no tienen sucesión o porque no podrán conseguir la financiación necesaria para realizar las obras. Es un hecho que desde COAG ya denunciamos, y en su mayoría se trata de pequeñas y medianas explotaciones que acabarán desapareciendo.

El segundo grupo, la mayoría, ya ha acabado o está terminando en estos momentos las obras para acondicionar sus granjas a la nueva normativa. Por lo tanto, y siendo realistas, a 1 de enero del 2013 no todas las granjas cumplían estrictamente la normativa. Pero no porque no hubiesen proyectado las obras, sino porque estaban en pleno proceso de adecuación de las granjas. Un proceso que esperamos que llegue a buen puerto en muy pocos meses.

¿Y por qué no hemos llegado al día 1 de enero cumpliendo la nueva normativa? Pues porque la gran mayoría de explotaciones tiene en su cuenta de débito un endeudamiento muy importante y muchas han tenido que esperar a que les llegara la financiación aprobada por las diferentes administraciones para poder empezar las obras.

¿Eso quiere decir que habrá una cierta flexibilidad durante estos primeros meses de entrada en vigor de la nueva normativa?

Los ganaderos hemos solicitado esa flexibilidad, y no solo porque no hayamos podido comenzar antes las obras por motivos económicos, sino porque además en el apartado de materiales, concretamente en rejillas o slats (uno de los elementos más importantes que se han de sustituir), estamos con periodos de entrega de ocho y nueve meses por parte de los proveedores.

El ganadero de porcino lleva 4 años seguidos perdiendo dinero debido al incremento del precio de las materias primas, por lo tanto ya se antojaba imposible el hecho de que pudiésemos hacer frente a una inversión de tal envergadura si no había un apoyo de la administración. Hay que dejar bien claro que la voluntad del ganadero ha sido siempre la de cumplir con la legalidad y con la normativa vigente, pero hasta que no ha tenido la financiación, bien sea mediante líneas específicas para la normativa de bienestar animal o bien mediante las líneas PDR, no ha tenido liquidez para poder afrontar la inversión.

foto

¿Significa que no se espera entonces otro expediente sancionador como el que la UE impuso a España con las jaulas de gallinas ponedoras?

Nosotros confiamos en que no sea así, aunque ya se han escuchado las primeras voces en el seno de la Comisión que proponen abrir un expediente sancionador a los países que no cumplen. Debe quedar claro que la voluntad de los ganaderos que quedamos en el negocio es afrontar la nueva etapa cumpliendo las normativas de bienestar animal, porque así lo pide la UE y también el propio mercado. Habrá algunos países que irán más deprisa que otros, y los que realmente se queden atrás se verán presionados por las sanciones correspondientes.

¿Qué diferencias encontramos entre las diferentes Comunidades Autónomas?

Contando como regiones de referencia de la industria porcina a Cataluña, Aragón, Extremadura, la Región de Murcia y Castilla y León, podemos decir que la comunidad catalana fue la primera en abrir dos líneas de financiación, el PDR (planes de mejora) y una Línea del Bienestar, siendo ambas compatibles. Aragón y Castilla y León también abrieron líneas de apoyo específicas, y por lo tanto también han hecho los deberes, mientras que en las otras dos regiones, y según los propios ganaderos, el proceso ha ido con retraso.

Comparativamente con otros países de nuestro entorno, ¿en qué posición de cumplimiento se encuentran las granjas españolas?

Según los últimos datos facilitados en el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, España ya se encuentra en un grado de cumplimiento del 96%. Hay países de nuestro entorno que se encuentran bastante por detrás de España. Es el caso de Francia, con un cumplimiento del 72%, Alemania, con un 73% o Irlanda, con un 82%. En estos momentos, y según esos mismos datos, hay diez países que cumplen ya al 100%: Bulgaria, Letonia, Lituania, Estonia, Rumanía, Eslovaquia, Austria, Reino Unido, Suecia y Luxemburgo. Mientras que en Italia el grado de cumplimiento también es prácticamente total (99%), Portugal es el estado de la UE que se encuentra en estos momentos más rezagado, con solo un 58% de sus explotaciones adaptadas. Lo que podemos decir por tanto con satisfacción es que, de entre los principales productores de porcino de la UE, España se encuentra en el pelotón de cabeza en grado de cumplimiento.
foto
El transporte de los animales es otro de los temas que se está acabando de discutir.

¿En qué situación se encuentra la nueva normativa referente al transporte de los animales?

Esta nueva normativa no está aún en ejecución, con una propuesta que se está debatiendo desde hace dos o tres años en la  comisión de agricultura del Parlamento Europeo, aunque hay países que ya están presionando para que se cumpla. Aquí en España hace tiempo que los camiones están transportando un número mucho más reducido de animales, incrementando como es lógico el coste para el ganadero. Además, otro de los puntos importantes que pretende marcar la directiva, las horas de transporte por día, y que parece que va encaminado hacia un máximo de 8 horas, aún es un tema que está en plena discusión.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smart Doors - IFEMA - Feria de Madrid

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS