Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

SFS Group Fastening Technology (Ibérica), S.A.U. Gesipa - Remaches

G-Bulb

Remaches estructurales: en acero

Foto de Remaches estructurales
La firma Gesipa Fijaciones ha incorporado a su catálogo una nueva variedad de remaches estructurales en acero. Se trata de los modelos G-Bulb, una gama de alta fijación que destaca sobre todo por la gran resistencia que aporta a las uniones.

Los G-Bulb de Gesipa están indicados para diámetros entre 4,8 y 6,4 mm y capacitados para unir espesores que van desde los 1,5 a los 8 mm y desde los 2 hasta los 10,5 mm, dependiendo del diámetro del taladro.

Entre las principales características de los G-Bulb cabe destacar las siguientes: su buena capacidad de relleno; el máximo agarre que proporcionan, con una amplia línea para adaptarse a diferentes necesidades; el alto nivel de fuerzas de cizallamiento, entre los 3.600 y los 11.000 N y de tracción, con un rango de 3.500 a 8.000 N. En ambos casos generadas tanto por el propio remache y como por el cierre mecánico del vástago que descansa en el agujero.

Los remaches estructurales destacan también por su función de rizado sobre el cuerpo del remache, patentada por Gesipa, con la que el G-Bulb consigue ensamblajes herméticos para una gran variedad de tamaños de hueco.

Se colocan con herramienta estándar. No es necesario el empleo de ninguna especial porque la carga de rotura del vástago varia entre los 9 y los 14 kN, algo asumible para remachadoras comunes.

Su control de procesos es compatible con la Taurus C, una aplicación que permite el control del 100% del proceso de remachado, sobre todo en cadenas de montaje, con un sistema que está integrado en la propia herramienta.

Tanto el cuerpo como el vástago de estos modelos están realizados con los mismos materiales, es decir, una combinación de una base de acero semiduro con el posterior revestimiento de una capa de zinc. Cabe destacar que en su composición se han descartado materiales como el cromo tal como recomienda la directiva 2002/95/CE de “Restricción de ciertas Sustancias Peligrosas, que fue adoptada en febrero de 2003 por la Unión Europea y que entró en vigor el 1 de julio de 2006. A pesar de que no es de obligado cumplimiento al no tratarse de una ley, en Gesipa han querido adelantarse eliminando del G-Bulb uno de los materiales especificados en esta directiva, el cromo hexavalente.

Todas estas características hacen de los G-Bulb una gama de remaches con gran fiabilidad y precisión en la fijación, apto para las aplicaciones con necesidades más exigentes.