Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Pomdi Metal-mecánica - Otras herramientas abrasivas

Pomdi

Monopuntas (HDM): se emplean para rectificar muelas abrasivas

Foto de Monopuntas (HDM)
Se emplean para rectificar muelas abrasivas sin necesidad de operaciones posteriores. Generalmente son piedras de diamante natural montadas sobre un soporte con la forma que requiera la rectificadora a utilizar.

El tamaño de la piedra debe calcularse de manera tal que sea capaz de absorber el calor desprendido por la muela abrasiva al ser rectificada.

Para ello, Pomdi ha confeccionado unas tablas para poder estimar el peso del diamante, medido en quilates, considerando parámetros técnicos y geométricos de la muela a rectificar. De esta manera se pueden obtener el valor Q total, sumando valores Q individuales, según las características de la muela abrasiva.

Para usar el rectificador de diamante monopunta, hay que colocar la montura sobre el soporte de la rectificadora, que normalmente entra con una inclinación sobre el plano a rectificar de 10° a 15°.

El diamante rectifica trabajando sobre las aristas de corte que tiene, ya que en estos puntos es donde es máxima la resistencia. Una vez gastada dicha arista, se va girando en busca de otras aristas, procurando que haya la mínima superficie de contacto con la muela.

Una vez gastada la punta y las aristas de corte, se procederá a desmontar el diamante y remontar una segunda punta nueva.

Para rectificar una muela abrasiva se recomienda hacerlo con refrigeración. No obstante si la operación se realiza en seco, lo cual también es factible, hay que evitar refrigerar cuando ya se ha iniciado la pasada, ya que el consiguiente choque térmico puede provocar fisuras o incluso roturas del diamante.