Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Eurospray Spray & Filter Technology, S.L. (Euspray) - Boquillas y atomizadores

Atomizadores con pulverización de cono lleno: con mezcla exerna

Foto de Atomizadores con pulverización de cono lleno
Están disponibles en la amplia gama de atomizadores neumáticos de Eurospray, el modelo de boquillas de cono lleno con la mezcla externa.

Este modelo de boquillas han sido diseñados por las numerosas peticiones de los clientes a tener una boquilla con un ajuste del caudal muy simple y coherente, que pueda tener una cobertura circular y que fuese capaz de pulverizar líquidos de diferente densidad y viscosidad.

La gran ventaja de esta familia de atomizadores, es que se puede combinar en un solo inyector, las grandes ventajas de la mezcla externa y la cobertura uniforme típica de un pulverizador de cono lleno.

La mezcla externa puede hacerse independiente de la boquilla del líquido (una vez establecida la presión correcta del proyecto) juntamente con cualquier tipo de presión de aire para obtener la mezcla deseada.

La variación de la presión del aire en la mezcla afecta no sólo a la nebulización sino también a la distancia y al tamaño del cono del pulverizado, pero no afecta al caudal del líquido.

La particular forma de la boquilla hace posible la pulverización de líquidos difíciles de pulverizar sin temor que se pueda encontrar ninguna obstrucción o pérdida de caudal.

Si las boquillas se juntan al atomizador dotado de una aguja de limpieza posterior (manual como el modelo E3 o automática de las pistolas serie PAA) excluye incluso la posibilidad remota de la obstrucción del líquido a pulverizar.

A través de la combinación con las boquillas pulverizadoras o con las pistolas automáticas equipadas con aguja de regulación del líquido posterior, hace posible la atomización de muy pequeñas cantidades de líquido; con la regulación adecuada se puede llegar a pulverizar unos cuantos decilitros por hora.

Este modelo de boquilla se recomienda para la pulverización de líquidos particularmente viscosos y así poder tener un control total de la cantidad de líquido distribuido en las aplicaciones más complejas y críticas.

El cono lleno se produce siempre por la misma cantidad de líquido, pero con un tamaño de gota diferentes.