Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
“¿Qué profesional del sector puede dejar de acudir a un evento como éste, que le permite reunirse durante toda una jornada con los grandes de la distribución?”

Entrevista a Fernando Colorado, gerente de la ADFB y Coorganizador de Eurobrico Meeting Point

Esther Güell18/07/2011

18 de julio de 2011

El próximo 6 de octubre Valencia acogerá el II Eurobrico Meeting Point, un encuentro profesional pensado y diseñado para fomentar la transferencia de experiencias y conocimiento en un sector, el de la ferretería y el bricolaje, muy disgregado. Eurobrico Meeting Point será pues, de nuevo, un punto de encuentro interesante al que asistir. Fernando Colorado, coorganizador del encuentro y gerente de la Asociación de Distribuidores de Ferretería y Bricolaje (ADFB), nos explica los detalles de esta próxima edición.

Para empezar, ¿podría explicarnos un poco más los casos de éxito de este año?

Finalmente será un único caso de éxito que estamos seguros va a reclamar la atención de todos los asistentes a esta segunda convocatoria de Eurobrico Meeting Point. Se trata de la empresa de distribución irlandesa, Woodie's. Hemos querido mostrar a nuestro sector, que a pesar de las dificultades económicas que han tenido en estos años en Irlanda, es posible desarrollar un modelo de éxito en la distribución de bricolaje. Además hemos considerado que Irlanda tenía unas similitudes con nuestro mercado que podrían ser de utilidad a la hora de realizar un proceso de “benchmarking” para nuestras enseñas.

Respecto al encuentro de 2009, ¿cuál es la situación del sector de la ferretería y el bricolaje ahora?

El sector del bricolaje atraviesa un momento de inestabilidad como la gran mayoría de sectores industriales. Sin embargo, es cierto que la crisis no se ha dejado sentir en nuestra industria con tanta fuerza como en otros ámbitos, e incluso contamos con experiencias empresariales de crecimiento que son un claro ejemplo del empuje de nuestro sector. Como comentábamos con anterioridad está el caso irlandés con la cadena de distribución Woodie’s, con una intachable progresión que augura excelentes perspectivas para los próximos años. Por otro lado, no debemos perder de vista el hecho de que se ha desarrollado una nueva realidad motivada por la actual recesión, que no es otra que el fenómeno del Homing o aumento de la permanencia en el hogar del consumidor final. Este fenómeno ha hecho que el interés por el DIY aumente en los últimos años y se mantenga en la actualidad.

foto
Colorado apunta que es cierto que la crisis no se ha dejado sentir en este sector con tanta fuerza como en otros ámbitos, “e incluso contamos con experiencias empresariales de crecimiento que son un claro ejemplo del empuje de él”.

En la primera edición se apuntó a la necesidad de optar por el modelo de franquicia como una de las estrategias para afrontar la difícil situación del sector... ¿Ha sido así? ¿España es un país con poca tradición de franquiciados?

Ciertamente a España le queda camino por recorrer en el negocio de la franquicia. Es una buena opción de crecimiento y una alternativa interesante para atraer inversores a nuestro sector, pero dadas las circunstancias económicas y de crédito de estos años, no ha sido posible tener el éxito deseado en este tipo de proyectos.

Otra de las conclusiones fue que, tras la crisis, nada será igual y que el consumidor será mucho más exigente. ¿Qué pide hoy el cliente?

Existen dos conceptos diferenciados que nos muestran o nos resumen claramente las tendencias actuales. Yo diría que hemos evolucionado del concepto de ‘Do it yourself’ al ‘Home improvement’ o acondicionamiento del hogar. Una nueva perspectiva en la que el cliente final adquiere un papel crucial, un nuevo perfil de consumidor interesado cada vez más en la decoración, mejora y renovación de su hogar. Pero además, un nuevo cliente final que ha pasado de ser mayoritariamente masculino, a contar con la presencia activa de las mujeres. El auge de las aficionadas al bricolaje es más que destacable en estos momentos. Se calcula que hoy en día en Europa, el 40% de todas las actividades caseras vinculadas con la restauración y el acondicionamiento de la vivienda están realizadas por mujeres. Una cifra que deja muy atrás aquella vieja idea de que el bricolaje es sólo cosa de hombres y por lo tanto un nuevo panorama para el que ya se están haciendo ajustes en nuestra industria, con el objetivo de cumplir con las expectativas del comprador último.

“Hemos evolucionado del concepto de ‘Do it yourself’ al ‘Home improvement’ o acondicionamiento del hogar”

¿El auge del ‘do it yourself’ ha hecho que este cliente sea también más ‘entendido’ en bricolaje?

Desde luego. Como le decía, en general en todos los países nos encontramos con la siguiente situación: y es que son más numerosos los consumidores que están renovando su hogar frente a aquellos que piensan en la construcción o adquisición de una nueva vivienda. Y esta tendencia, estimulada por la crisis, nos hace enfrentarnos a consumidores finales muy entusiastas con la idea de mejorar sus habilidades en bricolaje. El caso por ejemplo el pasado año, en el marco del certamen Eurobrico, de la organización de los talleres de bricolaje para mujeres tuvo una muy buena acogida. Si bien podemos decir que frente a países de mayor tradición en bricolaje como Alemania o Francia, al consumidor español todavía le queda camino por recorrer en lo que a conocimientos se refiere. Por ello agradecen especialmente las innovaciones que simplifican el bricolaje.

Pero satisfacer a estos clientes exige también una mayor profesionalización por parte del sector de la distribución. ¿El mundo de la ferretería y el bricolaje está hoy más especializado?

Sin lugar a dudas, nuestro sector tanto en la distribución tradicional como en la moderna, se ha ido especializando cada vez más en los últimos años. Sobre todo la distribución tradicional, que ha visto que es el mejor camino para mejorar su modelo de negocio y atraer clientes a sus tiendas.

foto
El recinto ferial de Valencia acogió el 2009 la primera edición de Eurobrico Meeting Point.

Para finalizar, ¿cree que la fórmula de encuentros tipo B2B sustituirá a la clásica feria tradicional de exposición y visitante —más si tenemos en cuenta la multitud de ferias privadas que se celebran en el mundo de la ferretería—?

En absoluto. Yo hablaría de dos fórmulas diferenciadas y claramente complementarias. Y el mejor ejemplo de ello es Eurobrico Meeting Point. Los expositores del certamen Eurobrico son fieles a su cita con la muestra, pero ya desde años atrás ambicionaban un acontecimiento añadido que se acometiera durante los años impares (años en los que no tiene lugar la feria). Lo que estaba claro es que las empresas no podían hacer frente a un acontecimiento ferial de carácter anual, pero sí dispuestas a asistir a un evento que les garantizará la máxima rentabilidad no solamente en términos económicos sino también en concepto de tiempo. Y por ello desde la ADFB y Feria Valencia vimos muy rápido la idoneidad de implementar Eurobrico Meeting Point. De hecho son ya muchas las empresas internacionales que se interesan por un encuentro de estas características y para serle sincero como agente del sector, yo personalmente me pregunto, ¿qué profesional del sector puede dejar de acudir a un evento como el nuestro que le permite durante toda una jornada reunirse con los grandes de la distribución, reforzar su red de contactos y además permanecer al día de las tendencias de futuro del sector o acerca de los mayores casos de éxito empresarial de nuestro entorno?

Empresas o entidades relacionadas

Eurobrico - Feria de Valencia