Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Los aceites y aditivos Liqui Moly se someten a varias pruebas para medir su eficacia

02/05/2011

2 de mayo de 2011

Para Liqui Moly, el especialista alemán de aceite de motor y aditivos, es importante un alto grado de eficacia de sus aditivos. Por ello la empresa ha encargado una serie de pruebas al instituto de ensayos independiente APL, de Alemania. APL acaba de confirmar que los aditivos de Liqui Moly reducen de hecho el rozamiento y el consumo de gasolina. Se ha sometido a prueba a Cera Tec, Injection Cleaner y al Aditivo Super Diesel con resultados sorprendentes.
Cera Tec es un aditivo de alta tecnología para el aceite que contiene partículas de cerámica minúsculas. Estas partículas protegen el motor y reducen el rozamiento. APL ha probado la protección contra la abrasión. Bajo carga creciente una rueda dentada ejerció su propulsión hasta que se alcanzó un determinado grado de abrasión. Con un aceite estándar se alcanzó un nivel de carga cuatro. El mismo aceite con Cera Tec consiguió un nivel de carga nueve. Este resultado pone en evidencia la notable protección contra la abrasión que ofrece Cera Tec: El motor dura más tiempo, la probabilidad de averías se reduce, y gracias a la pérdida de rozamiento se reduce también el consumo de gasolina.

El Injection Cleaner es un aditivo de la gasolina para la limpieza del sistema de inyección y de las válvulas. Para esta prueba dos motores estuvieron en marcha durante 60 horas. Uno funcionó con gasolina normal, y el otro con la misma gasolina, provista de Injection Cleaner. Durante estas 60 horas se depositaron en el primer motor 0,3 gramos de sedimentos en cada válvula. Estos sedimentos hubieran seguido aumentando, y hubieran impedido cada vez más la ‘respiración’ del motor. El segundo motor con Injection Cleaner se quedó prácticamente limpio con 0,03 gramos de sedimento. Al inicio de la prueba los ingenieros de APL mantenían su escepticismo y no valoraban en exceso el rendimiento de limpieza. Ahora, sin embargo, ellos mismos utilizan el Injection Cleaner para limpiar sus motores de prueba.

Por su parte, Super Diesel es un aditivo de combustible para la limpieza del sistema de inyección y de las válvulas, similar al Injection Cleaner pero desarrollado específicamente para motores diésel. Para esta prueba APL puso en marcha durante 32 horas un motor de combustible diésel que presentaba un elevado contenido en zinc. De este modo se aceleró la formación de sedimentos. A continuación el motor funcionó otras 32 horas con diésel y el aditivo Super Diesel.

foto