Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
‘Instalar estantes’ es el proyecto de bricolaje que la mayoría de la gente nunca termina (el 54% de la gente admitió comenzar pero nunca terminar este trabajo antes)

Un estudio británico revela los proyectos DIY en los que los manitas se rinden antes

Redacción Interempresas24/11/2020

Con más tiempo en casa, es difícil no notar las partes que necesitan ser cambiadas o mantenidas. De hecho, las búsquedas en Google muestran que 3.250 británicos han buscado ‘ideas de bricolaje en casa’ en el último mes. Pero mientras que empezar un nuevo proyecto puede parecer emocionante, completarlo es otra historia! Con esto en mente, los expertos de HomeHow.co.uk buscaron averiguar cuáles son los trabajos de bricolaje que la gente tiende a empezar pero nunca a terminar, y cuáles son las razones detrás de ello.

HomeHow.co.uk encuestó a 2.856 personas y les preguntó qué proyectos de bricolaje han comenzado, pero nunca han terminado.

Curiosamente, la mayoría de la gente respondió ‘Instalar estanterías’, con un enorme 54% que nunca terminó el trabajo.

En segundo lugar está ‘Pintar paredes/armarios/vallas’ con un 52%. Mientras que algunas personas encuentran la pintura una actividad relajante, parece que más de la mitad de los encuestados temen esta tarea lo suficiente como para renunciar a ella. El segundo lugar lo ocupa ‘Colocar papel pintado’, con un 52% de los que dejaron este trabajo sin terminar.

En tercer lugar se encuentra ‘Cambiar las ventanas’ con el 47% de las personas que se dan cuenta de que el proyecto les viene grande cuando empiezan un trabajo tan difícil por su cuenta.

Otros proyectos de bricolaje que la gente admitió haber abandonado más rápido son: instalar nuevas baldosas (41%), instalar nuevos suelos (36%), reemplazar grifos y duchas (32%), arreglar agujeros en las paredes (31%), actualizar los herrajes de los armarios (28%) y cambiar las luces (23%).

foto

¿Cuáles fueron las razones para no terminar los proyectos de bricolaje?

Además, HomeHow.co.uk ha preguntado a las personas que han realizado la encuesta, cuáles fueron las razones para empezar un trabajo de bricolaje pero no terminarlo. Las razones más comunes fueron:
Estaba tardando demasiado en terminar 56%
El proceso era demasiado frustrante 49%
No tenía el conocimiento suficiente para terminarlo 46%
Era demasiado difícil 44%
No tenía suficiente dinero para terminarlo 38%

 

Por último, HomeHow.co.uk preguntó a los encuestados qué pasó con los proyectos al final. Las principales respuestas fueron:
Pagó a un profesional para hacerlo 72%
Le pidió a un amigo/familiar que lo hiciera 63%
Quedó sin terminar 34%