Nuevas tendencias, retos, estrategias, evoluciones... ¿Qué papel está desarrollando el bricolaje en un época de tantos cambios?

El bricolaje español en tiempos difíciles

Mónica Daluz05/02/2009

5 de febrero de 2009

Los expertos aseguran que los momentos de crisis constituyen verdaderas oportunidades para una empresa si sabe jugar bien sus cartas, sólo que si no hay detrás una solidez económica de envergadura, no hay juego. El sector del bricolaje, a través de diversas asociaciones y entidades, ha alertado de esta situación que pone en la cuerda floja a 65.000 trabajadores. Cifras que corroboran esta inquietud las arroja un estudio reciente de la Fundación Txema Elorza, en el que se estima que la recesión del mercado de la vivienda y la presión de las grandes superficies van a propiciar la eliminación a medio plazo de hasta un 40 por ciento de los establecimientos tradicionales, lo que afectará a más de 25.000 puestos de trabajo. Según la misma fuente el sector de la ferretería y el bricolaje está formado por más de 1.000 proveedores y 10.000 puntos de venta, divididos en ferreterías, suministros industriales y centros de bricolaje.

Retos del sector

Centrales de compra, pequeños negocios familiares, grandes grupos ferreteros, cadenas de distribución… la disparidad en la tipología de cliente, así como la ingente variedad de referencias y cierto caos en la clasificación forma parte de la idiosincrasia del sector del bricolaje. En el segmento de las fijaciones, por ejemplo, no hay fabricantes especializados en un target doméstico; los productos domésticos coexisten en la oferta con gamas tan específicas como la construcción, las conducciones de gas, el sector automovilístico o las instalaciones agrícolas de riego.

Con el objetivo de adaptar las familias de productos a su consumo, el Comité Aecoc de Ferretería y Bricolaje está actualizando la Clasificación Estandarizada de Productos. Recientemente ha sido aprobado el primer nivel de la nueva Clasificación, que establece un total de 15 familias. En ellas desaparecen ‘cerrajería’, ‘maquinaria’, ‘tortillería’ y ‘trefilería’. Según los responsables de Aecoc con estas medidas se trata de ajustar el mercado a la realidad del consumidor, cuya demanda de artículos de decoración y bricolaje ha aumentado respecto a la compra profesional mayoritaria de años atrás.

Otro de los problemas a los que debe hacer frente la industria de suministros, es el incremento del precio de las materias primas. En este sentido, en los últimos tiempos, el material que más está subiendo es el acero, después de que las principales acererías estén aceptando pagar el doble o más por el hierro a las compañías mineras que lo suministran. La razón es el incremento de la demanda por la irrupción en el mercado mundial de los grandes grupos siderúrgicos indios y chinos.

foto
Foto: Geri-Jean Blanchard.
El sector tiene otros retos, en este caso de la distribución, la progresiva implantación de las nuevas tecnologías de la información para mejorar tanto la gestión como la fidelización del cliente

Con respecto al problema del suministro y encarecimiento del acero y otros productos siderúrgicos, así como del transporte y el suministro eléctrico, la Asociación de Fabricantes de Herramienta Manual, Herramex, ha advertido que la situación genera en los fabricantes de herramientas “la imposibilidad de planificar adecuadamente las producciones con unos costes y plazos de entrega óptimos”, por lo que no descarta un ajuste de tarifas para el próximo año.

El sector tiene otros retos, en este caso de la distribución, la progresiva implantación de las nuevas tecnologías de la información para mejorar tanto la gestión como la fidelización del cliente; consolidar la función de las centrales de compra, que deben servir para algo más que para comprar, y explotar la principal ventaja del canal, que la sitúa en una posición privilegiada frente a otros formatos comerciales: su capacidad de ofrecer soluciones personalizadas al consumidor final, con un alto grado de servicio y flexibilidad.

Distribución ferretería y bricolaje

En los últimos años ha aumentado de forma continuada el número de establecimientos especializados en la venta de artículos de bricolaje. Este aumento se debe sobre todo al crecimiento de la red de establecimientos de las empresas de mayor dimensión, frente a los puntos de venta independientes y de tamaño pequeño.

Por lo que respecta a la superficie media de venta de las superficies de bricolaje, ésta registra una trayectoria al alza.

foto
Foto: Vangelis Thomaidis.
En los últimos años se ha incrementado el grado de asociacionismo de las ferreterías independientes a grupos de compra

En el sector de distribución de artículos de bricolaje predomina la presencia de empresas de origen nacional y de carácter familiar, si bien es destacable la participación de algunos de los principales grupos europeos.

La estructura empresarial del comercio minorista de artículos de ferretería tradicional se caracteriza por una alta fragmentación de la oferta, la mayor parte de ellos, independientes. No obstante, se incrementa progresivamente el grado de asociacionismo a cooperativas o grupos de compra y servicios.

El grupo de empresas propietarias de grandes superficies especializadas en la venta de artículos de bricolaje es el que ha registrado un comportamiento más dinámico, de manera que han venido ampliando su cuota de mercado frente a los comercios independientes de pequeño tamaño.

En los últimos años se ha incrementado el grado de asociacionismo de las ferreterías independientes a grupos de compra.

Mercado del bricolaje en Europa

El estudio 'El Observador Cetelem 2008', que analiza anualmente diversos mercados de bienes de consumo, muestra un ‘retrato robot’ del mercado del bricolaje en Europa. A continuación les ofrecemos algunas de sus conclusiones.

En estos últimos años, Alemania y Reino Unido, muy por delante en este sector, han visto a Bélgica y en menor medida a Francia, acercarse con su gasto medio por hogar y por año en fuerte progresión. La dinámica está claramente del lado de Bélgica con un mercado que registra un incremento de dos cifras, mientras que Alemania y Reino Unido marcaron el paso en 2007. En Italia, España y Portugal, el sector del bricolaje permanece infradimensionado, a la sombra de los otros grandes países de Europa Occidental.

El mercado más avanzado en Europa Central es Polonia, donde los grandes actores del sector (las grandes superficies del bricolaje principalmente francesas) se han instalado desde hace ya varios años. A pesar de la dinámica constatada desde hace tres o cuatro ejercicios, en esta región de Europa, el mercado está muy concentrado; en Alemania, Reino Unido y Francia, representan más del 80 por ciento del total del mercado europeo.

En lo que se refiere a las intenciones de compra, los británicos y los alemanes continúan siendo los más dispuestos a equiparse.

foto
Maletín de herramientas.

Las cifras en los mercados internacionales

A partir del mes de mayo comenzaron a notarse los efectos de la crisis en el sector, con un descenso de la facturación en accesorios y corte de entre un 1,5 y un 3 de media, si bien hay algunas empresas que incrementan entre un 20 y un 23 por ciento (son los que menos y coincide que son componentes especiales). El empleo se mantiene más o menos estable y la exportación, en general, crece.

Por mercados, la situación también es muy irregular:

Alemania: baja en varios casos entre un 20 y un 30 por ciento, pero sube en más o menos el mismo número de empresas entre un 15 y un 70 por ciento.

Italia sube en general y bastante.

Francia: varias empresas suben alrededor del 10 por ciento, pero algunas llegan a incrementos importantes de entre un 40 y un 70 por ciento.

UK: los que bajan compensan con los que suben, con variaciones entre un 15 y un 20 por ciento.

China: subidas de cuota de mercado entre 5 y 153 por ciento.

India: subidas entre 10 y 47 por ciento.

Japón: salvo algunas empresas que se muestran estables, las bajadas son entre el 20 y el 50 por ciento.

EEUU: Gran bajada, llegando a varios casos de entre un -50 y un –80 por ciento.

México: descenso pero no tan pronunciado como EEUU.

Brasil: subidas entre un 10 y un 45 por ciento.

Está claro que la crisis se nota pero de una manera muy desigual de unos a otros. Lo que es bastante general es la bajada del suministro industrial nacional. La crisis hace que las compras estén bastante paralizadas por el momento.

La situación del sector se define con la calidad, el precio (debido al precio del euro, que está acarreando muchos problemas a los fabricantes europeos) y las copias fraudulentas procedentes de Asia. Este es uno de los mayores problemas del fabricante occidental que es el que invierte en I+D+i y en patentes y está totalmente desprotegido a la hora de defenderse de estas prácticas irregulares.

Este año 2008 el sector ha entrado en recesión debido a la crisis que está viviendo la construcción, cayendo las ventas nacionales en un 19 por ciento el primer trimestre del año.

La crisis también se ha dejado notar en las importaciones que también han disminuido de manera importante.

En cuanto a la exportación, en 2007 disminuyeron las cuotas de América, África, Asia y Oceanía. Esto era más que previsible, teniendo en cuenta la subida imparable que está sufriendo el euro en los últimos años. El nivel alcanzado actualmente (casi 1,6 frente al dólar) ha encarecido muchísimo el producto nacional frente a aquellos fabricados en países dolarizados. Afortunadamente, el comportamiento de las exportaciones a otros países europeos ha sido todo lo contrario, habiéndose incrementado de manera notable.

foto
Oferta destacada en el centro de bricolaje Brico Depôt de Parets del Vallés, Cataluña.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Asociación de Fabricantes Españoles de BricolajeAsociación de Distribuidores de Ferretería y Bricolaje

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS