Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

“Lo que más suele preocupar antes del relevo es si la convivencia y el trabajo intergeneracional entre hermanos y primos será posible”

Entrevista a Ricard Agustín, fundador de Family Business Solutions y consultor de empresas familiares

Redacción Interempresas28/05/2018

Las estadísticas demuestran que conseguir la continuidad de los negocios familiares no es algo fácil o que todas las empresas consigan. Lamentablemente, el sector de la ferretería no se salva de estas elevadas cifras de mortalidad empresarial que muestran la dificultad para conseguir la continuidad de los negocios familiares. Las principales razones que lo explican son la falta de planificación del relevo generacional, los problemas vinculados a la relación familia-empresa y las dificultades en la gestión del negocio. Ricard Agustín, fundador de Family Business Solutions, consultora especialista en continuidad de empresas familiares, revela en esta entrevista las claves para afrontar estos procesos de relevo generacional.

foto
Ricard Agustín es consultor experto en empresas familiares.

Para empezar, háblenos un poco de Family Business Solutions. ¿Cómo se fundó y cuál ha sido la trayectoria de la empresa hasta hoy?

Family Business Solutions nació hace 10 años con la voluntad de ayudar a familias empresarias en procesos de relevo generacional, la puesta en marcha de órganos de gobierno y la relación familia-empresa, y a alinear la estrategia familiar con la empresarial. Desde entonces, hemos colaborado con más de un centenar de familias en el ámbito de los protocolos familiares, la planificación estratégica, la gestión de conflictos y otros temas relacionados.

Según datos de 2015 del Instituto de la Empresa Familiar, aproximadamente solo un 30% de las empresas familiares sobreviven al relevo generacional de la primera a la segunda generación y, de estas, solo un 50% llegará a la tercera generación. ¿Por qué es tan complicada la continuidad en las empresas familiares?

Los datos que últimamente se están publicando, si bien nosotros todavía no los tenemos contrastados, ya hablan de porcentajes inferiores. Si gestionar un negocio siempre es difícil, cuando se mezcla familia y empresa todavía más, ya que entran en juego las emociones que, cuando no se saben gestionar, muchas veces desencadenan conflictos que acaban con la continuidad del negocio.

¿Cuáles son los principales problemas que debe afrontar una empresa familiar?

Los problemas, llevados al último extremo, son prácticamente los mismos, incluido el relevo generacional, que en una compañía no familiar también es necesario prever. Lo que sucede es que, como parte de la familia trabaja en la empresa, y la que no también opina, suelen llevarse problemas de la empresa a la familia y viceversa. Esto erosiona la empresa y también la armonía familiar. Evidentemente, no es lo mismo despedir al director financiero, que despedir al director financiero que es el padre de tus nietos…

¿Es importante la comunicación en la prevención de estos conflictos?

En la base de la comunicación está la confianza y para que ésta exista debe haber mucha transparencia. En un entorno de confianza, las decisiones, la velocidad de implantación y la probabilidad de éxito aumentan exponencialmente y se reducen los conflictos. En cambio, en ausencia de confianza, se abre la puerta de los conflictos destructivos.

Supongamos que yo tengo una ferretería y que ya ha llegado la hora de afrontar el relevo generacional y planear la sucesión. Cuéntenos un poco el proceso…

Lo más importante es hacerlo con tiempo para poder hacer una transición suave y planificada, creando espacios para la generación entrante y la saliente. También es fundamental consensuar entre ambas generaciones como han de ser las relaciones familia-empresa y traducirlo en normas que todos deberán respetar. Nosotros recomendamos encarecidamente realizar un proceso de Protocolo Familiar o de Pactos de Familia, con la ayuda de un profesional externo, que actúe como asesor y mediador.
foto

“Es fundamental consensuar entre ambas generaciones cómo han de ser las relaciones familia-empresa y traducirlo en normas que todos deberán respetar”, según Ricard Agustín.

¿Qué es lo que más preocupa a una empresa familiar que va a empezar el proceso de relevo generacional?

Lo que más suele preocupar antes del relevo generacional es si la convivencia y el trabajo intergeneracional y entre hermanos y primos será posible. También el papel de los familiares políticos y la familia extensa.

¿Cree que las empresas familiares son conscientes de lo importante que es planear la sucesión anticipadamente?

Lamentablemente no son conscientes y a muchas les pilla el toro. El motivo principal es que la generación saliente ‘se siente joven y en plena forma’ muchas veces hasta que se muere. Recuerdo que una vez nos llamó una empresa del sector ferretero en la que convivían tres generaciones. La primera seguía mandando con más de 90 años; la segunda, ya en edad de jubilación, no había mandado nunca; y la tercera, entorno a los treinta años, ya quería mandar…

¿Qué les diría a los negocios familiares que no se atreven a afrontar sus problemas de manera preventiva?

Les diría que la experiencia nos demuestra que aquellas empresas familiares que afrontan sus problemas de forma preventiva tienen muchas más posibilidades de éxito en la transmisión del legado empresarial. Echar tierra para tapar problemas no suele ser un buen método para solventar los mismos.

¿Cree que es importante formar fuera del negocio a las nuevas generaciones o que es preferible que entren desde jóvenes a trabajar en la empresa familiar para aprender de la cultura empresarial de la familia?

Consideramos muy importante y, de hecho, recomendamos trabajar unos años fuera de la empresa familiar. Cuando la generación entrante tiene la oportunidad de trabajar fuera del negocio familiar, se consiguen varias cosas: trabajar sin ningún tipo de privilegio y ser uno más; aprender buenas prácticas de otro negocio y/o sector, que luego podremos poner en práctica en nuestro negocio familiar; aprender lo bueno y lo malo de jefes, que nos son ni nuestros padres ni tíos, ni hermanos, con los que no existe ningún vínculo familiar… En nuestros clientes vemos claramente que aquellos jóvenes que han tenido la oportunidad de trabajar fuera, suelen aportar un plus al negocio familiar.

¿Llega un momento en el que resulta necesario contratar a profesionales no familiares para dirigir el negocio? ¿No supondría eso perder la esencia de empresa familiar?

Efectivamente, suele suceder que en la familia no tenemos ni los conocimientos ni la capacidad para realizar todas las tareas de la empresa. Es un error pensar que la entrada de profesionales supone una pérdida de la esencia familiar. Si hacemos bien las cosas, seremos capaces de elegir bien a estos profesionales, transmitirles nuestros valores y que ellos hagan lo propio con las personas que dependerán de ellos.

Lo que es verdaderamente importante es tener en cada posición a los mejores profesionales, sean o no de la familia. Y en este cambio de época que nos toca vivir, también en el sector de la ferretería, todavía se hace más necesario reforzar las empresas con talento que venga de fuera.

Hasta ahora hemos hablado de transmitir el negocio a la siguiente generación. Pero, ¿qué pasa cuando no hay nadie que quiera o pueda encargarse de él?

Si se da este caso, existen diferentes alternativas. La más clara es intentar vender el negocio, aunque una cosa es que te lo vengan a comprar y otra muy diferente querer venderlo. Otra alternativa es mantenerse como propietario con una dirección profesional sin miembros de la familia. Por último, existen varias posibilidades para ceder y transmitir el negocio a los trabajadores.
foto
Family Business Solutions nació hace 10 años con la voluntad de ayudar a familias empresarias en procesos de relevo generacional.

Y, por último, ¿cuál cree usted que es la clave para que una empresa familiar perdure a través de las generaciones?

Creo que la clave de la continuidad está en la alquimia de saber encontrar el equilibrio entre las expectativas de todos los familiares, trabajen o no en la empresa familiar. Esto pasa irremediablemente por alinear la estrategia familiar y la estrategia empresarial. Si nos centramos únicamente en la empresa o en la familia, difícilmente se conseguirá que la empresa avance y crezca, con el apoyo y satisfacción de todos los accionistas y futuros accionistas familiares.

“Evidentemente, no es lo mismo despedir al director financiero, que despedir al director financiero que es el padre de tus nietos”

“En nuestros clientes vemos claramente que aquellos jóvenes que han tenido la oportunidad de trabajar fuera, suelen aportar un plus al negocio familiar”
“En procesos de relevo generacional recomendamos realizar un proceso de Protocolo Familiar o de Pactos de Familia, con la ayuda de un profesional externo, que actúe como asesor y mediador”

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Fundación para el Reciclaje de Aparatos de IluminaciónFundació Ecotic reciclando para crear

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS