El proceso logístico de la internacionalización: Cómo abordarlo

En el mercado de ferretería, bricolaje y jardinería, cada vez más empresas están optando por la internacionalización. ¿Cuáles pueden ser las ventajas de esta internacionalización? Es evidente que existen riesgos, pero tenemos que saber cómo hacer frente a ellos. Os presentamos una breve aproximación de cómo iniciar el proceso desde la perspectiva logística.
foto

¿Por qué internacionalizarse? Cuando una empresa decide iniciar un proceso de internacionalización debe tener una profunda convicción estratégica. La decisión no puede ser tomada a la ligera, ya que una decisión y una estrategia errónea puede provocar grandes pérdidas y costes de no calidad a la empresa.

Los motivos estratégicos de la internacionalización pueden ser varios, y pueden ser por seguir con el crecimiento de la empresa, buscar una diversificación de riesgos en distintos mercados internacionales, o una diferenciación de producto, tener productos con demanda en mercados internacionales. También se internacionaliza la empresa para alargar el ciclo de vida de los productos, para poder acceder a productos y/o costes de otros mercados, o para poder reducir costes de producción, logísticos o de explotación. En algunos casos nos ayudará a controlar los riesgos de cambio. El acceso a nuevos merados también proporciona una manera rápida de llegar a ideas, tendencias e información de nuestro sector específico.

El progreso logístico en el comercio internacional

El proceso logístico en comercio internacional, es complejo, básicamente porque depende de muchas variables a controlar, estas variables pueden ser la elección de los incoterms (condiciones de compra venta), elección de las formas de cobro pago, el proceso aduanero y fiscal, las distintas estrategias empresariales entre otras. El conocimiento de todas estas materias nos ayuda a plantear las operaciones de compra venta internacional de una forma que podamos cubrir los riesgos tanto financieros como logísticos. Sin embargo podríamos diferenciar dos mentalidades en la concepción de los riesgos logísticos.

En la primera incluimos todos aquellas empresas que entienden que el control del riesgo es sacarse de encima cualquier responsabilidad en la operación, por este motivo venden la mercancía cediendo la responsabilidad en origen, en fabrica.

Otro grupo de empresas entienden que controlar el riesgo es controlar todo el proceso logístico, planificar bien la operación, contratar un buen transporte, asegurar la mercancía correctamente y en una compañía de primer orden. Y si ocurre cualquier imponderable, la operación tiene todos los riesgos cubiertos.

En el primer ejemplo se cedía la responsabilidad al comprador, no se querían asumir riesgos si sacárselos de encima. En el mundo empresarial debemos tener en cuenta el concepto de marketing, satisfacer necesidades, las de nuestro cliente, no las nuestras. En el primer caso el concepto de marketing brilla por su ausencia, en el segundo caso la estrategia y la operativa tiene en cuenta las necesidades del cliente.

foto

Cobertura de riesgo físico: Protección y seguridad de las mercancías con relación a los ‘incoterms’

Para poder relacionar los incoterms con la protección y seguridad de la mercancía, debemos, en primer lugar ver algunos datos y conceptos sobre la protección de la mercancía.

Un porcentaje muy elevado de todas las contingencias que se producen se deben a la mala manipulación, al robo o a la pérdida de la mercancía. La gran mayoría de las veces se hubieran podido evitar si el vendedor y/o el responsable del transporte hubieran tenido en cuenta una serie de prácticas básicas en relación al embalaje y a la protección de la mercancía.

Uno de los grandes principios de la logística es la ‘unitización’ o unificación de carga, que consiste en unificar las unidades a transportar en una sola (siempre que sea posible). Es decir no se deben enviar treinta tarros de miel, sino una caja. Por otro lado, tampoco enviaremos diez cajas sino una paleta. A su vez, si necesitamos enviar veinte paletas, la opción escogida será enviar un contenedor.

Todas estas recomendaciones y conceptos los debemos tener en cuenta a la hora de aplicar los incoterms, ya que el vendedor está obligado a embalar la mercancía de tal forma que soporte el transporte y las manipulaciones a las que se verán sometida.

Por este motivo es básico que el comprador y el vendedor compartan todos aquellos datos logísticos que definen la compra venta internacional, de esta forma el vendedor, podrá adecuar el embalaje de la mercancía a los requerimientos del transporte y de las manipulaciones.

Empresas o entidades relacionadas

Fundación ICIL

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Asociación de Distribuidores de Ferretería y BricolajeAsociación de Fabricantes Españoles de Bricolaje

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS