Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Farmacia y cosmética

Dar la espalda a la industria es dársela al futuro

Luis Fernando Álvarez-Gascón, presidente del Foro de Empresas Innovadoras (FEI) y director general de Secure e-Solutions de GMV

22/06/2020

La crisis económica provocada por la COVID-19 ha requerido medidas de choque en el corto plazo, pero también de planteamientos estratégicos para una recuperación hacia un modelo más resiliente y sostenible. Proponemos una recuperación orientada hacia un nuevo modelo productivo en nuestro país, más basado en la digitalización, la innovación y un mayor contenido industrial. En línea con los objetivos europeos, hacia un 20% de PIB industrial, desde apenas un 14% actual. Mayor productividad por empleado, estabilidad y calidad en empleo, potencial exportador, efecto tractor sobre otros sectores, son argumentos que justifican esta aspiración. Además, el desarrollo industrial impulsará también el desarrollo local de servicios de alto valor añadido.

España ha de acercarse a este objetivo porque la industria tecnológicamente avanzada genera empleo más estable, productivo y mejor remunerado. Tiene capacidad tractora en otros sectores y aporta resiliencia y seguridad a nuestra economía. Sin menospreciar a otros sectores que han contribuido históricamente a nuestra economía, y cuya recuperación también necesitamos, precisamos de mayor intensidad industrial ya que dar la espalda a la industria es dársela al futuro.

Debemos pues revertir una tendencia hacia la desindustrialización a través de una nueva política industrial. Política que ha de tratar de manera diferente aquellos sectores en los que nuestro país tiene ventajas competitivas, pero son poco dinámicos, y los sectores de alto dinamismo donde tal vez nuestra industria no esté aún posicionada. Urge que España apalanque sus capacidades demostradas hasta el momento, sobre todo en sectores de contenido tecnológico medio, y aspire a ocupar los espacios que abre el desarrollo tecnológico. Es la gran oportunidad que tenemos para cambiar sectores y negocios.

Ahora bien, el desarrollo de una industria propia no puede hacerse de espaldas a las cadenas de valor añadido internacionales. Más bien al contrario, se requiere incentivar la implantación de estos grandes conglomerados industriales, determinantes para el desarrollo de la innovación. Así como la internacionalización de nuestras empresas.

Es el análisis de estas cadenas de valor el que va a permitir diseñar estrategias industriales más resilientes ante la crisis para determinar aquellos escalones donde España tiene que contar con alternativas propias. Las multinacionales españolas y las implantadas en nuestro país son por tanto un actor fundamental de ese paisaje.

La competitividad de nuestra industria también ha de mejorar a través del talento, partiendo de la habilitación digital masiva, la formación continua en el puesto de trabajo, la educación ajustada a las necesidades del tejido productivo, la formación profesional valorada, etc., apostando firmemente por el conocimiento.

Las políticas de educación y formación, las infraestructuras, la energía a costes competitivos, la I+D, la innovación abierta, mercados sin fricciones y la colaboración público-privada, son fundamentales para desarrollar la nueva industria. Será demandante además de un empleo transformado por la digitalización y la automatización. La competitividad de nuestra industria no debe construirse sobre bajos costes salariales como pilar fundamental.

Para poder avanzar de forma acelerada hacia la reactivación que España necesita, proponemos un papel activo del sector público:

- Que el Estado asuma una posición de liderazgo en el abordaje de la coyuntura, desarrollando más y mejores colaboraciones público-privadas, acompañando al sector privado, impulsando la máxima inversión innovadora concertadamente con el ecosistema científico-productivo, apostando por la transformación digital, la sostenibilidad y todos los instrumentos que hacen de un país un buen lugar donde desarrollar proyectos empresariales.

- Políticas industriales acorde con las prioridades del país y las capacidades de su tejido productivo, conectada con la demanda y apoyadas en un capital humano formado.

- La creación de los incentivos e instrumentos que fortalezcan los vínculos entre el mundo investigador con las empresas.

En un Manifiesto difundido recientemente entre los distintos grupos políticos, el Foro de Empresas Innovadoras (FEI) y la Comunidad IND+I, presentaron sus 'Propuestas para la reconstrucción de una economía sostenible'. En él se proponen los pilares de un nuevo modelo productivo más próspero y sostenible para España, más apoyado en la ciencia y la innovación. Una economía con más intensidad industrial, más digitalizada y orientada a los ODS, en coherencia con las estrategias de la Unión Europea. El documento pretende inspirar a responsables políticos, agentes sociales/económicos y a la sociedad en general, con propuestas concretas para asentar un nuevo modelo de crecimiento para nuestra economía, mostrando el camino de un horizonte de prosperidad, inclusión y justicia social.

foto
Luis Fernando Álvarez-Gascón, presidente del Foro de Empresas Innovadoras (FEI) y director general de Secure e-Solutions de GMV.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.