“Nuestra penetración en el sector químico está basada en el tratamiento de sólidos”

Entrevista a Cristina Bonals Riess, directora de Exportación en J. Bonals

David Muñoz14/11/2013

Los orígenes de la empresa J. Bonals se remontan al año 1910, con la apertura de un pequeño taller dedicado a la construcción de maquinaria en general y para la industria farmacéutica en particular. Más de cien años después, y tras la continua evolución seguida por la empresa, J. Bonals sigue siendo un referente nacional e internacional en maquinaria para la industria química, farmacéutica y alimentaria, con una sólida presencia en mercados como por ejemplo el del tratamiento de sólidos.

Dentro del sector no creo que haya muchas empresas centenarias, como es el caso de J. Bonals, con unos orígenes que se remontan al año 1910. ¿Qué supone para Uds. y para sus clientes el contar con esta larga trayectoria?

El desarrollo de una máquina tiene obviamente una componente técnica muy importante, pero la optimización de sus prestaciones queda determinada por el comportamiento de los productos a tratar.

Esta larga trayectoria nos ha permitido conocer infinidad de productos y su comportamiento en máquina, permitiéndonos desarrollar y mejorar nuestras máquinas.

A nivel emocional, es un motivo de orgullo y empuje para seguir trabajando en un proyecto iniciado por nuestro bisabuelo.

foto
Cristina Bonals Riess, directora de Exportación en J. Bonals.

¿Cómo definiría la situación por la que atraviesa hoy la compañía? ¿Cómo están afrontando los retos a los que nos somete la situación económica que vive España?

Debido a que nuestro volumen de fabricación está destinado a la exportación, con clientes en los cinco continentes, la situación actual en España nos ha afectado en menor medida que a otras empresas. El mercado nacional se encuentra estancado, pero las posibilidades siguen siendo importantes para las tecnologías de proceso destinadas a tratamiento de sólidos.

¿Podría darnos algunos datos para conocer la envergadura que ha alcanzado J. Bonals?

Actualmente nuestras instalaciones destinadas al montaje, tanto mecánico como eléctrico/electrónico, así como nuestro departamento técnico e I+D, ocupan una superficie de 1.800 m2.

¿Qué grado de internacionalización han alcanzado? ¿En qué países tienen hoy una mayor presencia?

J. Bonals comenzó a exportar a principios de los años 70 de forma modesta pero constante y progresiva, hasta el día de hoy en el que entre un 85-90% de nuestra facturación se debe a la exportación.

Nuestros mercados principales, fundamentalmente en alimentación, se localizan en Africa y Sudamérica, mientras que en los sectores de química y farmacia trabajamos principalmente en Europa.

foto

¿Cuáles destacaría Ud. como los principales sectores de actividad en los que está hoy presente J. Bonals (industria química, farmacia, industria alimentaria…)?

Nuestros sectores de actividad principales son la industria alimentaria, en la que destacamos por nuestras máquinas de comprimir para la fabricación de cubitos de caldo y briqueteadoras para vegetales congelados, así como la industria química.

¿Qué grado de penetración tienen en la industria química? ¿Qué productos/servicios pueden ofrecer ya para este mercado?

Nuestra penetración en el sector químico está basada en el tratamiento de sólidos, centrada en productos como fertilizantes, macrobiótica, pigmentos, farmacia, etc.

“El mercado nacional se encuentra estancado, pero las posibilidades siguen siendo importantes para las tecnologías de proceso destinadas a tratamiento de sólidos”
foto
Prensa de J. Bonals.

Centrándonos en el tema de tratamiento de sólidos y fluidos, ¿qué tendencias aprecian en el mercado?

Las tendencias del mercado están dirigidas a la trasformación de productos en polvo de baja densidad en presentaciones de distintos tamaños de partículas (granulados o tabletas), que permiten una mejor distribución del producto, aumentando su densidad y evitando su volatilidad, a la vez que permiten la aportación de dosis exactas en función de su aplicación.

Asimismo observamos una tendencia al alza en el tratamiento de desechos para su posterior reciclado.

¿Qué gama de productos puede ofrecer J. Bonals para el tratamiento de sólidos y fluidos?

Nuestra gama de productos se divide en tres apartados principales: compactación/briqueteado, granulación y compresión; y dentro de cada uno de ellos, disponemos de diferentes modelos en función de las capacidades que el cliente precisa, o que el producto en sí requiere. Así, por ejemplo, dentro de la compresión podemos ofrecer prensas rotativas o excéntricas.

¿Cuáles son las últimas innovaciones que han lanzado en este mercado?

Independientemente de innovaciones y/o mejoras significativas en máquinas existentes, la instrumentalización de nuestras máquinas ha sido en los últimos tiempos un punto de especial dedicación.

En la sociedad actual, gracias a las nuevas tecnologías, se dispone de información precisa e inmediata. Ello se traslada también a una mayor demanda de obtener todos los datos posibles del proceso de producción.

foto
Rodillos de briqueteadora.

¿Qué criterios aprecia más, a día de hoy, un cliente en este tipo de productos: precio, calidad, seguridad…?

El factor fundamental es la calidad, que indiscutiblemente está ligada a la seguridad.

El factor precio, aunque muy importante, estará condicionado por la calidad del producto final obtenido. Además, el precio puede oscilar en función de las diferentes tecnologías que el cliente solicita e incorporemos en su máquina.

Por último, ¿en qué próximos proyectos va a trabajar J. Bonals?

Actualmente estamos trabajando en un nuevo proyecto destinado al sector alimentario. El desarrollo de una nueva máquina de comprimir rotativa de alta velocidad para productos con contenido de materia grasa.

Empresas o entidades relacionadas

J. Bonals, S.A.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.