Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Impresión 3D - Fabricación aditiva

DNV GL lanza una guía fabricación aditiva para las industrias marítima y de petróleo y gas

19/12/2017

La empresa de control de calidad y gestión de riesgos DNV GL ha publicado la primera guía de clasificación para el uso de fabricación aditiva (AM) en las industrias marítima y oil & gas. La guía está diseñada para ayudar a los fabricantes y proveedores de materiales, piezas y componentes, proveedores de servicios y usuarios finales a adoptar tecnologías AM, asegurando que lo elementos creados con un proceso de fabricación aditiva tengan el mismo nivel de garantía de calidad que los productos fabricados tradicionalmente.

foto
La capacidad de producir piezas de metal en un proceso de impresión en 3D en cualquier lugar es muy prometedor para el sector marítimo. La imagen muestra una réplica de aluminio impresa en 3D de una cama de pruebas de cadena de amarre en el laboratorio DNV GL en Bergen.
“Hemos estado investigando el potencial de la impresión 3D para los sectores marítimo y de petróleo y gas desde 2014", dice Marit Norheim, vicepresidente y especialista de materiales y maquinaria en DNV GL - Maritime. “Con la introducción de la guía de clase DNVGL-CG-0197, DNV GL ahora está lista para certificar y respaldar a nuestros clientes y partes interesadas de la industria para aprovechar esta tecnología de rápida maduración. Le dará confianza a los usuarios finales en los productos y les permitirá a los proveedores ofrecer sus tecnologías y productos para su uso en embarcaciones e instalaciones costa afuera ”.

Los últimos procesos de fabricación aditiva permiten la impresión en metal, algo que es de particular importancia para los sectores marítimo y de petróleo y gas. Una variedad de productos y piezas se han impreso con éxito para la industria, incluidos los pasadores de tornillo, las cubiertas de cojinetes, los intercambiadores de calor de caja y las hélices.

“La fabricación aditiva significa que los productos y componentes se pueden imprimir de acuerdo con las necesidades locales, o incluso a bordo de los buques y las instalaciones en alta mar", dice Knut Ørbeck-Nilssen, CEO de DNV GL - Maritime. “Esto equivale a menos tiempo de entrega, menos coste, menos trabajo, menos logística y menos necesidad de mantener existencias de repuestos. La fabricación aditiva también se puede usar para mantenimiento y reparación, simplemente agregando capas de material a los componentes gastados, anulando así la necesidad de reemplazarlos”.

“Las piezas impresas en 3D que realizan las mismas funciones que las producidas en los entornos de fabricación tradicionales deben ofrecer los mismos niveles de garantía de calidad”, agrega Norheim. “Del mismo modo, las empresas que han diseñado las piezas deben proteger su propiedad intelectual, de modo que los clientes puedan estar seguros de que están recibiendo productos genuinos que están garantizados para su propósito. Esta es la razón por la cual esta guía es tan importante para todas las partes interesadas de la industria”.

Con la nueva guía, DNV GL ha creado una vía clara para la certificación de la aditiva y tiene los procesos establecidos para evaluar cada parámetro que impactará sobre los productos finales, desde el material utilizado, hasta una evaluación tecnológica, calificación del procedimiento de fabricación, transferencia de datos, y la impresión real y el posprocesamiento.

La guía está disponible en este enlace.