Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
El fabricante italiano afronta una etapa de consolidación y crecimiento

Ceccato, de nuevo en la pelea

Salva Bravo Nebot11/05/2018

Volver a contar con la confianza del mercado, entendido éste como el conjunto de proveedores, distribuidores y —especialmente— clientes, no es fácil cuando una empresa ha vivido momentos duros. Ese logro es, quizá, el más valioso de los alcanzados por Ceccato en los últimos años.

foto

Ceccato está de vuelta. Tras varios ejercicios en los que ha tenido que afrontar un proceso de obligada reestructuración, la compañía italiana está mejorando sus resultados e incrementando su presencia tanto en su propio mercado como fuera de Italia, donde sus filiales en Alemania, Brasil y Polonia, así como sus distribuidores (en España, Maquinaria Ortega) están llevando a cabo una tarea cuyo objetivo es colocar al fabricante de soluciones de lavado en el lugar que ocupó.

Con una facturación total del grupo que en 2017 superó los 18 millones de euros, Ceccato se ha marcado como objetivo incrementar su volumen de negocio, anualmente, un 25% hasta 2021.

El director general de Ceccato, Alberto Kullovitz, explica en una visita guiada a la factoría que la compañía posee en la localidad italiana de Alte Ceccato, que una de las grandes ventajas de la empresa “es su gran flexibilidad productiva. Nuestros equipos comparten la estructura, lo que reduce su coste unitario y ajustamos su configuración final atendiendo a las peticiones de nuestros clientes. Es una forma de trabajar que, por un lado, nos permite ajustar el precio final de cada una de nuestras referencias y, más importante aún, fabricar equipos que son, fielmente, lo que el cliente demanda. Además, el hecho de que muchos de los componentes sean comunes nos permite atender pedidos urgentes en un periodo muy corto de tiempo”.

Kullovitz apunta que el tiempo medio que transcurre desde que se recibe un pedido hasta que el equipo se expide “es de unas seis semanas, pero el incremento de la demanda que estamos experimentando está ampliando este periodo a las ocho semanas. No obstante, nuestro objetivo, el que nos hemos marcado, es el del mes y medio, que vamos a recuperar tras implantar algunas mejoras en el proceso productivo”.

foto
foto
foto
La factoría del fabricante italiano de equipos de lavado tiene una capacidad productiva de 1.200 unidades al año.

Una marca con solera

El responsable de Exportación de Ceccato, el francés Franklin Martel, explica que en los principales mercados europeos (Italia, España, Francia…) la renovación de equipos Ceccato usados representa un porcentaje relevante del total de las ventas actuales del fabricante transalpino, por lo que esas dos semanas no son determinantes en la operación de venta, ya que la máquina que se va reponer está en funcionamiento.

“Lo que es evidente”, continúa el afable Martel, quien durante años desempeñó labores equivalentes en un fabricante alemán de equipos de lavado, “es que el propietario de un área de lavado no puede estar varias semanas sin equipo, por lo que siempre intentamos ajustarnos a sus necesidades, para lo que les ofrecemos varias soluciones. Una de ellas es fabricar un pedido urgente en un periodo más corto, pero con un coste superior al de una fabricación estándar”.

Martel entra en detalle y relata algunas de las diferencias entre los productos de Ceccato y los de otras marcas. Así, constata que “una de las dificultades a las que se enfrenta la industria del lavado de vehículos es que los equipos realizan su trabajo en condiciones complicadas, con una presencia constante de agua y el uso de productos químicos. La filosofía de Ceccato es utilizar la mayor cantidad posible de acero inoxidable en lugar de recurrir a componentes plásticos, que no son tan resistentes a las inclemencias meteorológicas, en particular a las radiaciones solares, y resisten peor el constante contacto con el agua y los químicos. Para que nuestros equipos puedan ofrecer un óptimo servicio durante muchos años, nosotros nos encargamos -directamente- del proceso de pintado de cada unidad”.

foto
foto
En los trabajos que requieren de una mayor participación de los operarios se han implantado mejoras que favorecen la productividad y la ergonomía de los empleados.

Cuidado en los detalles desde el principio

“Algunos de nuestros competidores encargan los chasis de sus equipos a un proveedor que los envía a una empresa encargada de su pintado. Ellos no intervienen en esta fase de fabricación y nosotros sí, porque somos conscientes de que desde la fabricación del chasis hasta su pintado el acero galvanizado se mancha, a él se adhiere suciedad que impide una óptima fijación de la pintura. Y esa es una parte de la fabricación fundamental para lograr una larga vida útil de los equipos. Lo primero que hacemos al recibir los componentes de acero galvanizado es lavarlos exhaustivamente para asegurarnos de que la superficie está limpia. Este proceso es inmediatamente anterior al de pintado, por lo que aplicamos la pintura en una superficie completamente limpia. Esta forma de trabajar no es un mero detalle, es la principal diferencia entre un equipo con una larga vida útil y otro con un periodo de uso mucho más corto”, apostilla Martel.

En el proceso de elaboración en el que hay una mayor participación humana, Ceccato ha diseñado un sistema en el que se ha primado la seguridad de los empleados sin perder de vista la calidad del proceso productivo. “Hemos optimizado todos los movimientos y tareas que se deben llevar a cabo con el objetivo de mejorar el resultado final, acortar el periodo de fabricación y lograr la mayor ergonomía para los trabajadores. Hay componentes, como los secadores, que tienen un gran tamaño, y lo que hemos hecho es diseñar un sistema que permite su rotación para que así su ensamblado con el resto del puente se haga de forma rápida, eficiente y cómoda para nuestros trabajadores. Hemos decidido que sean los componentes los que se muevan y no los operarios, porque es más seguro y rápido”, añade Martel.

“Otra característica que nos define”, agrega el responsable de Exportación de Ceccato, “es que cada equipo, cada unidad, es sometido a diversas pruebas de uso y ajuste. Cada uno de los puentes y equipos que salen de nuestra factoría, cada unidad, ha sido sometida a pruebas en condiciones reales de uso (con suministro eléctrico y utilización de agua) en las que se testan cada una de sus prestaciones. Esto también nos diferencia de otros competidores que lo único que prueban es el ‘software’. Esta práctica nos permite detectar cualquier fuga de agua que pueda presentar un equipo. Además, de esta forma la instalación y puesta en marcha de cada unidad es más rápida y sencilla”.

“Los clientes tienen muy claro qué es lo que no quieren. Y lo que muchos nos están transmitiendo es que quieren ser diferentes, ofrecer algo distinto a sus clientes, a los usuarios de los equipos de lavado. Y nosotros ofrecemos una alta calidad de lavado, así como una alta calidad de secado, que son aspectos ineludibles para cualquier proveedor del sector. Pero, además, somos diferentes en las opciones que pueden solicitar, en los programas de lavado que ofrecemos y en el diseño de las máquinas. En los países meridionales de Europa el diseño es muy importante, porque la mayoría de las máquinas están al aire libre, por lo que su aspecto y sus colores marcan la diferencia y son factores que pueden llegar a determinar la elección del conductor. En cambio, en países del centro y del norte del continente es necesario que estén cubiertas para evitar problemas motivados por las bajas temperaturas, por lo que el diseño de la máquina no tiene tanto peso en la decisión del conductor”, afirma Martel.

Un ejemplo de la personalización de los equipos de Ceccato es la posibilidad de elegir —como opción extra— puentes de color negro, que debido a las manchas que terminan dejando los residuos secos del agua, en particular el calcio, apenas es utilizado por otros fabricantes. “Pero nosotros”, declara con satisfacción Martel, “hemos incorporado componentes que cuentan con fibras de carbono que impiden que esos residuos secos se adhieran con tanta fuerza, por lo que la limpieza de esas manchas es mucho más sencilla”.

foto
foto
Ceccato ha diseñado un sistema para suministrar el producto químico que se aplica sobre las llantas que mejora la limpieza de las mismas y reduce las incidencias provocadas por la potencia limpiadora del detergente utilizado en esta zona de los vehículos.

Tecnología sencilla y rentable

Otra de las ventajas que Ceccato ofrece a sus clientes, remarca Martel, es el mantenimiento remoto de los equipos, que permite subsanar “casi el 80% de las incidencias que puedan sufrir, lo que representa una enorme ventaja para nuestros clientes, que ven cómo se subsanan pequeñas incidencias sin que sea necesario desplazar a técnicos de mantenimiento hasta su localización, ahorrando así gastos y reduciendo drásticamente los periodos de inmovilización imprevistos, aumentando, por tanto, la rentabilidad de los equipos. Necesitamos que los técnicos del Servicio de Asistencia Técnica se desplacen hasta el lugar en el que se encuentra el equipo sólo cuando realmente es necesario”, afirma Martel.

“Hemos decidido que cada unidad de la generación 2.0 de Ceccato incorpore de serie este sistema remoto de mantenimiento. Además, sólo será necesario conectarlo al puente mediante un sistema desarrollado por Schneider Electric y que puede ser consultado por el propietario desde cualquier dispositivo con acceso a internet, desde un teléfono móvil a una tableta o un ordenador portátil. Esta herramienta no solo permite consultar el estado de los principales parámetros de la máquina, sino que también ofrece la posibilidad de intervenir en ella, de controlar el equipo”, especifica el responsable de Exportación de Ceccato.

El director general de Ceccato, Alberto Kullovitz, mantiene que “siempre hemos pensado que hay que hacer las cosas sencillas, que funcionen sin demasiada complejidad. En el caso del sistema de control remoto, su rendimiento es el mismo que si se estuviera actuando directamente en la propia máquina. Una de las principales mejoras que aporta este sistema telemático es la seguridad. Para evitar cualquier incidencia, los puentes permiten la incorporación cámaras de grabación que facilitan la comunicación entre el departamento técnico y el cliente”.

Este software permite múltiples ajustes, desde el idioma, alarmas, comprobar los programas, poner en marcha el equipo… Y todo de una manera sencilla e intuitiva. “Además”, agrega Kullovitz, “hemos trabajado en estrecha colaboración con Scheinder Electric para que cada movimiento del puente durante todo el proceso de lavado y secado se realice mediante un variador de frecuencia para mejorar el arranque y parada de la máquina y lograr que los movimientos sean más suaves y progresivos. Además, se puede seleccionar la velocidad de cada movimiento, así como en qué momentos del proceso es necesario poner en marcha o parar algún cepillo que, en ese instante, es necesario, o no, que actúe. Parar y arrancar el motor de cada cepillo con tanta frecuencia como se hace en la actualidad no es bueno para la fiabilidad”.

Esta mejora ha sido denominada por Ceccato como ‘Sistema Vectorial’, que realiza un seguimiento detallado del contorno del vehículo, permite una mayor velocidad manteniendo, por un lado, un contacto regular del cepillo horizontal con la carrocería y, por otro, una distancia precisa de la tobera de secado horizontal.

foto
foto
Los equipos de Ceccato comparten gran parte de sus componentes, pero la personalización de cada uno de ellos se ajusta fielmente a las demandas de cada cliente.

InWash, un gran futuro por delante

 

Ceccato cuenta con una compañía, integrada en el grupo italiano de empresas, que suministra piezas de repuesto multimarca de los principales fabricantes de equipos de lavado europeos: InWash. Enzo Pugno, administrador único de InWash, explica cuál es la orientación de la empresa. “Somos constructores de piezas que gracias a nuestros conocimientos en ingeniería e ingeniería inversa somos capaces de suministrar repuestos de cualquiera de las primeras marcas europeas”. Pugno destaca el stock de piezas de InWash, gracias al cual “el 30% de los pedidos que recibimos salen de nuestras instalaciones en menos de 24 horas”.

Pugno apunta que muchos de los componentes que incorporan los equipos de lavado “son muy parecidas. Incluso en algunos casos son los mismos, suministrados por un mismo fabricante de, por ejemplo, bombas de agua”.

Detrás de la labor de InWash hay un trabajo de investigación acumulado durante décadas. Los técnicos de la compañía conocen “perfectamente cómo son las máquinas de nuestros competidores para saber al detalle qué componentes incorporan”, señala Pugno, quien añade que, en el proceso de fabricación de esas piezas de repuesto, InWash, en algunos casos, mejora las prestaciones de los componentes originales. “Este proceso nos permite conocer en detalle las cualidades y los puntos débiles de las realizaciones de nuestros competidores”, explica.

El pasado año InWash logró una facturación de 3 millones de euros, “pero el potencial que tiene la compañía es muy alto. Detrás de InWash hay una gran labor de recopilación de datos, de segmentación de las piezas por familias y de compatibilidad entre marcas, por lo que aportamos un gran valor a nuestros clientes. Nuestros clientes son los distribuidores de otras marcas, aunque el 40% de nuestras referencias son de equipos Ceccato. Cada pieza”, afirma casi con cariño Pugno, “tiene una historia. Tenemos catalogadas más de 7.000, cuatro mil de ellas en stock, y el inmovilizado de nuestro almacén acumula un valor de 800.000 euros”.

InWash, que cuenta con una plantilla de doce personas, tiene como objetivo incrementar cada año su facturación en un 10 o 15%. El administrador único de la compañía declara que “cada día salen de nuestras instalaciones 30 pedidos. El 45% se exporta”. Otro punto que pone en evidencia el interés de InWash en facilitar la tarea de sus clientes es elsistema de explicación de uso de los recambios, “muy sencillo y sin recurrir a palabras, al estilo de lo que sucede con muchos productos de Ikea”.

“Hay millares de piezas y hay espacio para seguir creciendo. Pero hay mucho trabajo por delante. Nosotros, habitualmente, no tenemos contratos de exclusividad, pero en España sí hemos decidido ir de la mano de Maquinaria Ortega. La familia Ortega es muy seria. Trabajan de forma muy transparente tanto con nosotros como frente a sus clientes. Son un gran socio, sin duda”, remarca Pugno.

foto
foto
foto
Cada una de las unidades fabricada por Ceccato es sometida a 'tests' en las que se ponen a prueba el 'software' y toda la instalación de agua.

Cuidado en los detalles hasta el final

Martel apunta “otra de las cualidades que forman parte del estándar de Ceccato: la calidad del secado. El cliente final relaciona la calidad del secado con la del lavado, por lo que es fundamental que sea lo más completo y efectivo posible. Si nuestra máquina y nuestros productos químicos son los mejores, pero el cliente ve que en su vehículo hay restos de agua, su opinión sobre el lavado empeora drásticamente. Por tanto, incorporamos de serie secadores laterales que cubren toda la altura de lavado del equipo (una característica que también nos diferencia de nuestros competidores) que se suman a los que realizan esta función sobre la parte superior de los vehículos”.

“Durante el análisis de la fase de secado hemos comprobado que en algunos momentos el secado vertical coincide con el lateral, por lo que hay zonas en las que se acumula agua debido a las turbulencias que generan ambos secados. En Ceccato tenemos claro que hay que evitar que la primera impresión del cliente final sea la de un secado deficiente. Por tanto, hemos patentado una solución que evita este problema: el TSD. Se trata de un deflector, una solución muy sencilla, y que es otro ejemplo de cómo Ceccato logra encontrar soluciones de ingeniería ingeniosas y sencillas, porque cuanto más complejas son, más incidencias pueden terminar originando”, corrobora Martel.

Durante la visita a la factoría de la marca italiana, el responsable de Exportación de Ceccato nos cuenta que la compañía está preguntando a sus clientes qué peticiones reciben de los usuarios finales, de los conductores. “Y una de las principales preocupaciones es la limpieza de las llantas. Y, ¿qué es necesario para lograr una correcta limpieza de las llantas? Por un lado, una acción mecánica (en la que se combina la fuerza con la que actúan los cepillos con la presión del agua), y una intervención química. Si se combinan ambas acciones, el resultado final es el que el cliente busca, pero si alguna de ellas falla, su satisfacción disminuye”.

“Todos los fabricantes de equipos de lavado prestan especial atención a este punto. Y todos utilizamos productos químicos más agresivos para lograr el resultado deseado por los clientes. Pero esa mayor potencia limpiadora del producto utilizado provoca daños en los ejes de los cepillos usados para limpiar las llantas, lo que termina generando averías e intervenciones de los técnicos de mantenimiento. (…) Hemos resuelto este reto suministrando el producto químico de forma constante durante unos segundos (siguiendo un movimiento de rotación) y no solo mediante un único ‘golpe’ de producto químico”. Con este sistema el químico se distribuye utilizando las mismas boquillas y el mismo circuito de acero inoxidable que el de alta presión, añade el responsable de Exportación de Ceccato.

En ese proceso de análisis de las necesidades y demandas de los propietarios, en Ceccato han comprobado una circunstancia que cualquier persona puede detectar al visitar un área de lavado: la variedad de aditamentos que incorporan algunos vehículos, como porta esquíes, maletas o baúles. También es fácil ver cómo los vehículos no siempre se colocan de la forma adecuada para facilitar un buen lavado. “¿Cómo hemos resuelto esta circunstancia?”, se pregunta Martel, quien ofrece la respuesta: “mediante una célula fotosensible que escanea el perfil de cada vehículo y así establece los movimientos de cepillos y secadores, evitando daños a los vehículos y a los equipos de lavado”.

Aunque el reto no es pequeño: colocar a Ceccato en el lugar que ocupó en el mercado del lavado de vehículos, el compromiso de la plantilla, la incorporación de profesionales que conocen bien el sector y han formado parte de plantillas de competidores de postín, así como la filosofía que aplica a sus realizaciones, en las que se prima la rentabilidad, la facilidad de uso y mantenimiento y la posibilidad de disponer en el mercado de recambios de una amplia gama de piezas, entre otras características, hacen que el fabricante de Alte Ceccato afronte su futuro con confianza y firmeza.

foto
foto
foto
foto
El sistema Vectorial de seguimiento del contorno del vehículo permite realizar el lavado a mayor velocidad manteniendo un contacto regular del cepillo horizontal con la carrocería y una distancia precisa de la tobera de secado horizontal.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.