Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Han decidido aplicar este impuesto a pesar de que la UE lo considera ilegal

Las comunidades autónomas optan por el céntimo sanitario para hacer frente a la crisis

Revista Estaciones de servicio17/01/2011
EESS Digital.- El pasado 1 de enero las comunidades de Murcia, Andalucía y Extremadura se sumaron a las de Madrid, Valencia, Cataluña, Castilla-La Mancha y Galicia en la aplicación del céntimo sanitario, recargo autonómico que grava los carburantes, a pesar de que la Comisión Europea lo declarase ilegal en 2008.

Según un reportaje publicado por Cinco Días, la situación de crisis y las importantes deudas de las comunidades autónomas están haciendo que éstas tengan que lanzarse a la búsqueda de ingresos extra y una de las medidas por las que más se están decantando es por la aplicación del tramo autonómico del Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH).

Este recargo fue creado por el Gobierno de José María Aznar en el año 2002 para financiar ciertos aspectos relacionados con la Sanidad pública. Sin embargo, la Unión Europea considera que este tributo se estableció como un mero instrumento recaudatorio para fortalecer a las comunidades autónomas. Además, desde Bruselas señalan que el céntimo sanitario implica gravar más un producto, el combustible, al que ya se le aplica el Impuesto Especial sobre los Hidrocarburos.

A pesar de esto, fuentes tributarias indican que lo dictaminado por la UE no tiene la fuerza jurídica suficiente para obligar al Gobierno a retirar el céntimo sanitario. Por otro lado, actualmente la Comisión Europea está debatiendo la modificación de la directiva energética para que se vinculen los impuestos sobre los carburantes a la protección del medio ambiente, por lo que el Ejecutivo se encuentra a la espera de una resolución para reformar estos tributos.

De esta forma, cada vez son más las autonomías que se adhieren a esta forma de recaudación, la cual permite ingresar en torno a 1.300 millones de euros al año y que, con la incorporación de Murcia, Extremadura y Andalucía, se prevé que aumente unos 200 millones este año.

El Impuesto sobre las Ventas Minoritas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH) grava con 2,4 céntimos el litro de gasolina y gasóleo en todas las comunidades. Además, los Gobiernos autonómicos pueden aplicar un recargo adicional de 4,8 céntimos más. Sin embargo, la mayoría de las comunidades ha optado por seguir el ejemplo del Gobierno central y gravar los carburantes con 2,4 céntimos. Sólo Madrid, la primera en ponerlo en marcha, aplica un tipo menor de 1,7 céntimos.