Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Según ha comunicado a la CNMV

Sacyr venderá su participación de Repsol si no consigue refinanciar su deuda

Revista Estaciones de servicio15/04/2011
EESS Digital.- Sacyr declara que venderá su participación en Repsol si no logra refinanciar su deuda de 6.700 millones de euros, de los que 5.000 millones corresponden al préstamo pedido para la compra del 20% de Repsol y que vence a finales de este año.

A pesar de que Sacyr prevé la posibilidad de una prórroga de un año, aunque no está garantizada debido a la crisis financiera, la compañía está tomando medidas para fortalecer su solvencia y se plantea, como última opción, vender sus acciones de Repsol, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Desde Sacyr han explicado que la inversión en Repsol ha sido considerada por la compañía como una inversión financiada a largo plazo y cuya fuente de repago son los dividendos de la participación y que, por ello, se trata de una financiación que requería una refinanciación. Aunque consideran que se podría dar la circunstancia de la renuncia a la refinanciación por parte de alguna o de todas las entidades financieras, debido a la situación del mercado de crédito, en cuyo caso el grupo afrontaría la amortización de la deuda mediante la venta de las acciones de Repsol".

Así, las opciones que plantea la constructora respecto a la venta de Repsol son vender las acciones, bien en el mercado bursátil con colocaciones privadas parciales o en una colocación global.

Aun así, la estrategia de Sacyr consiste en lograr primero la prórroga de un año y en ese tiempo armar una refinanciación a largo plazo de esa deuda para que la empresa pueda seguir conservando esa participación "estratégica y permanente" en Repsol.

Por otro lado, Sacyr especifica en su informe anual que no se ha planteado aceptar un precio de venta de Repsol YPF inferior a su valor en uso", que fue de 28,9 euros por acción al cierre de 2010. El precio medio de compra del 20,01% de Repsol, por parte de Sacyr, es de 26,71 euros por acción, aunque su valor contable ha ido aumentando por los resultados de la petrolera.

A pesar de ello, la empresa reconoce que el valor en uso era algo inferior al valor neto contable a 31 de diciembre pasado, por lo que ha deteriorado el valor contable de la participación hasta el valor en uso. El deterioro ha sido de 640,8 millones, con lo que la participación en Repsol ha quedado valorada en 7.057 millones, 28,9 euros por acción, según Repsol.

En su informe, Sacyr también explica que el superávit de flujos de caja de la sociedad, que le ha permitido su participación en Repsol, ha hecho posible amortizar 52 millones de euros, de modo que el crédito se ha reducido de 5.175 millones a 4.987 de principal vivo.