Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Los expendedores de la provincia están parados desde el 20 de diciembre

Varios gasolineros vizcaínos piden a patronal y sindicatos que dialoguen para acabar con la huelga

Revista Estaciones de servicio09/01/2013
foto
Huelga expendedores vizcaya
Los responsables de ocho de las principales estaciones de servicio de Vizcaya han pedido a la patronal y a los sindicatos que dialoguen para alcanzar un acuerdo que acabe con la huelga de expendedores que la provincia vasca sufre desde el pasado 20 de diciembre.

En un comunicado difundido a los medios, los representantes de estas ocho gasolineros han reivindicado su derecho a trabajar sin coacciones y han reiterado la necesidad de que las organizaciones empresariales y las centrales sindicales lleguen a un punto de encuentro, máxime en un momento económico tan delicado y difícil como el actual.

Asimismo, estos ocho gasolineros han lamentado que algunos piquetes no respeten los acuerdos alcanzados en determinados puntos de suministro que no secundan el paro y boicoteen el desarrollo de la actividad en estos establecimientos.

Y es que, de las 115 estaciones de servicio vizcaínas, sólo una treintena están cerradas por la huelga, puesto que muchas gasolineras no la secundan al haber alcanzado sus trabajadores y empresarios acuerdos con la naturalidad y cercanía propia de la pequeña empresa.

Y los expendedores de algunas otras, a pesar de no tratarse de pymes, tampoco están haciendo huelga porque tienen convenios colectivos propios, tal y como sucede en el caso de las gasolineras de los supermercados e hipermercados.

Las centrales sindicales afirman que el paro es una medida de protesta por el bloqueo de las negociaciones para la aprobación del convenio colectivo, cuya vigencia expiró hace ahora dos años. Según los sindicatos, las patronales Aevecar y Cebek no han convocado ninguna reunión para solucionar esta situación y han subrayado la nula negociación alrededor de este asunto.

El periodo de validez del convenio de estaciones de servicio de Vizcaya finalizó el 31 de diciembre de 2010 y, con la entrada en vigor de la reforma laboral y la consiguiente prórroga del convenio actual, éste expirará el 7 de junio. Esto implicaría que los expendedores vizcaínos pasarían a regirse por el convenio estatal, que actualmente se encuentra en el denominado periodo de ultraactividad, puesto que también expiró hace más de dos años.