Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

AOGLP alerta de que la congelación de los precios del butano pone en riesgo a las empresas del sector

Revista Estaciones de servicio09/01/2013
Bombona de butano Bombona de butano
La Asociación de Operadores de Gases Licuados de Petróleo (AOGLP) ha difundido un comunicado en el que alerta de que la congelación del precio del GLP envasado por parte del Ministerio de Industria pone en riesgo la existencia y los puestos de trabajo que proporcionan todas las empresas del sector (operadoras, distribuidoras e instaladoras).

Según la patronal, la imposibilidad por parte de las empresas de repercutir los costes reales de la materia prima en el precio final va en contra de los preceptos de libre competencia marcados por la ley. Es más, AOGLP advierte de que esta situación perjudica al consumidor, puesto que pone en riesgo el mantenimiento del servicio prestado por el sector y por la consiguiente falta de competencia.

Y para demostrar que su preocupación por quienes tienen menos recursos es una realidad, AOGLP recuerda que el año pasado preparó el año pasado un estudio para el Ministerio de Industria para poder disponer de una bombona social. La organización empresarial hace hincapié en que su propuesta hasta la fecha no ha tenido contestación.

Además, AOGLP señala que la decisión adoptada por el Gobierno incumple frontalmente la doctrina del Tribunal Supremo contenida en la sentencia del 19 de junio de 2012, que declaró nula la Orden del Ministerio de Industria (ITC/2608/2009) al entender que la fórmula de precios establecida en la misma vulnera el ordenamiento jurídico y es contraria a la competencia, al obligar a los operadores a vender a pérdidas durante un prolongado periodo de tiempo.

MÁS BARATO QUE EN EUROPA
Según la asociación, el precio con impuestos del GLP envasado en España está muy por debajo del fijado en los países de nuestro entorno. Y es que la misma bombona de butano que en España ha quedado con el precio congelado en 16,10 euros (16,32 euros con los nuevos impuestos especiales aplicados al butano) se vende en Portugal en torno a 29 euros, en Francia sobre los 31 euros y en Reino Unido a 40 euros. Así las cosas, AOGLP se pregunta: ¿Qué está pasando con los precios en España?

Pero es que de haberse aplicado la orden ministerial en vigor hasta el pasado 31 de diciembre, el 1 de enero el precio de la bombona habría sido de 19,06 euros, un importe que aún sería un 30% inferior al del país europeo con menor precio no regulado de nuestro entorno. Sea como fuere, el cambio en las condiciones decretado por el Gobierno va a suponer un déficit añadido de más de 2 euros en cada botella.

El déficit acumulado hasta la fecha en el segmento del GLP ya supera los 600 millones de euros, 400 millones de los cuales se han generado desde octubre de 2009 con políticas de precios tendentes a mantener los precios finales, ignorando los costes reales de la materia prima. AOGLP considera que se está produciendo un agravio comparativo y reclama un reconocimiento de este déficit, como se ha hecho con otros sectores, en clara alusión al eléctrico.

NI EN EL FONDO, NI EN LA FORMA
Pero además del fondo de la cuestión los precios regulados por parte del Ejecutivo-, la patronal también critica la forma en la que se han congelado los precios del butano. No es correcto ni transparente haberlo publicado en un Real Decreto Ley de mejora de gestión y de protección social de empleadas del hogar.

La asociación destaca que desde la publicación en julio pasado de la sentencia del Supremo anulando la orden del Ministerio de Industria (ITC/2608/2009), el gabinete que dirige José Manuel Soria ha tenido seis meses para citar al sector del GLP y buscar una fórmula más apropiada a la supuesta complejidad inherente a la elaboración de una nueva fórmula.

Por ello, AOGLP defiende la necesidad de mantener un diálogo abierto con la Administración, para corregir la situación y adoptar medidas guiadas por el interés de los consumidores y la defensa de la competencia. En cualquier caso, y dado que esta situación produce una grave inseguridad jurídica en el panorama energético español, la asociación se reserva las acciones legales oportunas para revocar la decisión de congelar los precios.