Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Emagazines
Estaciones de Servicio

Más de 300 estaciones de servicio españolas ya dispensan autogás

Revista Estaciones de servicio07/05/2014
foto
Autogas 2150
Ya son más de 300 las estaciones de servicio españolas que dispensan autogás, un carburante cuya red de distribución “crece a un ritmo imparable”, según afirma la Asociación Española de Operadores de Gases Licuados de Petróleo (AOGLP). Buena prueba del magnífico momento que atraviesa el GLP de automoción en nuestro país son los 32 nuevos puntos de suministro que se han abierto sólo en 2014.

La mayoría de las estaciones de servicio que han comenzado a suministrar autogás se encuentran en Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana, pero también se han abierto en Madrid, País Vasco, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Baleares, Aragón y Navarra.

Según explican desde AOGLP, este combustible es el más utilizado en Europa y en el mundo por detrás de gasolina y gasóleo. Sólo en nuestro país, 28.000 vehículos circulan cada día gracias al autogás, cantidad que la asociación espera que crezca hasta las 200.000 unidades en 2017.

Las bases para lograr ese espectacular crecimiento ya están asentadas, con una red de distribución que cubre “las necesidades de movilidad de forma económica y ecológica en cualquier región del país”, afirma el director general de AOGLP, José Luis Blanco, quien se felicita por el hecho de que “todos los operadores están realizando importantes inversiones para abrir nuevos puntos de repostaje en todas las comunidades”.

Desde la patronal de gases licuados de petróleo explican que el autogás permite lograr ahorros de “hasta un 40% con respecto a los combustibles tradicionales”, así como “un descenso de las emisiones de CO2”, una “reducción de las emisiones de NOx en un 68% y de partículas contaminantes en un 99%”.

Estas ventajas económicas y medioambientales propician que, tal y como explican desde AOGLP, “cada vez más conductores utilicen GLP”. De hecho, mientras en 2013 el consumo de combustibles de automoción convencionales cayó casi un 4%, la demanda de autogás creció alrededor del 30%.