Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio
En el acumulado enero-septiembre descendieron un 6,9%

Soria confía en que los precios de la energía continúen bajando hasta finales año

Revista Estaciones de servicio27/10/2014
foto
Soria gasnam
El ministro de Industria, José Manuel Soria, augura que los precios de la energía en España concluirán el año con una bajada superior a la que experimentaron en 2013, ejercicio en el cual descendieron por primera vez en una década. Entonces la rebaja fue del 3,7%.

Soria realizó estas declaraciones en la reunión organizada el pasado 20 de octubre en Las Palmas de Gran Canaria por el Instituto Español de Analistas Financieros. El ministro de Industria subrayó que los precios de la energía acumulan los nueve primeros meses del año un descenso del 6,9% respecto al mismo período de 2013.

“Y teniendo en cuenta lo que están marcando los mercados de futuros, lo más probable es que se cierre el año con una bajada superior a la que hubo en 2013”, vaticinó.

Un incremento del 60% entre 2002 y 2012
Soria argumentó que la subida del precio de la energía en los últimos años (un 60 % acumulado entre 2002 y 2012) y el déficit generado por el sistema anterior de precios (30.000 millones al término de 2013) era dos de las “rémoras” que lastraban a la economía española y, en particular, a la industria, informó Efe.

Estando como estaba en Canarias el ministro de Industria no podía soslayar la polémica que rodea a las prospecciones petrolíferas que el Ejecutivo central ha autorizado en el archipiélago canario. Soria aseguró que España invierte cada día unos 100 millones de euros en comprar hidrocarburos, porque importa el 99,5% del petróleo que consume y prácticamente la totalidad del gas, lo que supone al cabo de cada ejercicio una factura de unos 37.000 millones de euros que repercuten directamente sobre la balanza comercial.

“Esa es la razón por la cual el Gobierno ha autorizado sondeos e investigaciones con el fin de saber, simplemente, si hay o no hay reservas de hidrocarburos. En caso de que haya, solo por el hecho de disponer de ellas, eso ya es una activo y una fortaleza en términos de geopolítica, sin perjuicio de que después puedan o no ser explotadas”, arguyó el ministro.