Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio

Repsol, proveedor oficial de autogás de la flota de Pascual

Revista Estaciones de servicio17/11/2014
foto
Repsol calidad pascual
Repsol y Calidad Pascual firmaron el jueves 13 de noviembre un acuerdo por el cual la compañía energética se convierte en proveedora oficial de combustible autogás para la flota comercial de la firma alimentaria.

Fuentes de Repsol subrayan la decidida apuesta de la compañía de Aranda de Duero, Burgos, por el uso del autogás en su flota de transporte y distribución, integrada por más de 600 vehículos, la mayoría de los cuales están alimentados por autogás, mientras el resto recurre al “diésel mejorado”. El objetivo de Pascual es reducir las emisiones NOX y de partículas lanzadas a la atmósfera por su flota, reduciendo así su huella de carbono.

El director ejecutivo del Área Comercial de GLP de Repsol, Ignacio Egea, señaló que la compañía presidida por Antonio Brufau, “en su compromiso por la diversificación y sostenibilidad de la energía en el transporte aporta diversas soluciones entre las que cabe destacar el autogás, una solución que conlleva importantes ventajas económicas y medioambientales”.

Tomás Pascual, presidente de Calidad Pascual, aseguró que “al plantearnos quién debía ser nuestro proveedor de combustible no tuvimos duda, optando por un "partner" español, que además cuenta con una amplia red de suministro que facilita mucho el repostaje”.

En la actualidad Repsol “lidera la distribución de autogás en el mercado español, con una red de más de 290 estaciones de servicio en las que se ofrece este carburante alternativo, que utilizan en España más de 34.000 vehículos”. Además, la compañía energética ofrece soluciones de suministro para flotas mediante surtidores de uso particular o "skids", de los que existen unos 290 en el mercado español.

Desde Repsol se enumeran las principales ventajas del autogás frente a otros carburantes. Desde el punto de vista económico supone un ahorro que puede llegar a ser del 40% frente a otras opciones existentes en el mercado. Además, el GLP para automoción se beneficia de ayudas y subvenciones tanto de las administraciones públicas, como de los fabricantes de automóviles que incentivan su comercialización.

En cuanto a las mejoras medioambientales, el autogás contribuye a la mejora de la calidad el aire “por sus mínimas emisiones de partículas y óxidos de nitrógeno y además minimiza el efecto invernadero por sus bajas emisiones de CO2”.

Finalmente, Repsol asegura que los vehículos que recurren al GLP gozan de mayor autonomía; el tiempo del repostaje es similar al de los carburantes convencionales y el motor sufre un menor desgaste, por lo cual los costes de mantenimiento de los vehículos y las averías se reducen.