Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio
A finales de año se prevé que sean 600

Cerca de 450 estaciones de servicio españolas suministran GLP

Revista Estaciones de servicio22/06/2015
Esta cifra de gasolineras en las que se expende gas licuado de petróleo confirma el crecimiento del GLP en el parque móvil nacional.
foto
En la actualidad se comercializan en España 50 modelos de vehículos alimentados por GLP.
En España ya existen cerca de 450 estaciones de servicio en las que se suministra autogas, el carburante alternativo más utilizado en nuestro país, ya que más de 40.000 vehículos pueden funcionar con él. Esta cifra de gasolineras en las que se expende gas licuado de petróleo confirma el crecimiento del GLP en el parque móvil nacional.

Así lo destacó el pasado jueves, 18 de junio, José Luis Blanco, director general de la Asociación Española de Operadores de Gases Licuados (AOGLP) durante su participación en las Jornadas Técnicas del Sector Petrolero (JSP15). Blanco también señaló que la oferta de vehículos que pueden ser alimentados por GLP continúa creciendo, tal y como sucede con los talleres habilitados para transformar los vehículos de gasolina en bi-fuel.

A día de hoy se comercializan en el mercado español más de 50 modelos de vehículos nuevos a autogas, asimismo, es posible transformar sus vehículos de gasolina si están matriculados posteriormente a 2001, “por lo que el parque de vehículos a GLP se está incrementando de forma notable en los últimos años y lo continuará haciendo en los próximos”.

Durante su participación en el citado evento, Blanco agregó que la industria del autogas en España está creciendo sustancialmente, “por lo que un conductor que quiera empezar a utilizar autogas tiene múltiples opciones”, lo que supone, además, una oportunidad para las estaciones de servicio que quieran diversificar los carburantes que ofrecen a sus clientes.

El uso del autogas supone un ahorro de hasta un 40% con respecto a combustibles tradicionales y, además, mejora la calidad del aire urbano por sus bajas emisiones de NOx y las casi nulas de partículas contaminantes. Además, ayuda a la reducción de los gases de efecto invernadero por sus reducidas emisiones de CO2, destacan fuentes de AOGLP.