Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio
El colectivo remite una carta al consejero de Economía y Fomento

Fereclaes, contraria a las unidades de suministro desatendidas

Revista Estaciones de servicio05/12/2014
foto
Sansegundo
La Federación Regional de Castilla y León de Asociaciones de Estaciones de Servicio (Fereclaes) muestra en una nota de prensa su preocupación ante la implantación de las unidades de suministro desatendidas y “la complejidad normativa que las regula”. El colectivo, que agrupa a más de doscientas estaciones de servicio atendidas, considera que las instalaciones que carecen de personal suponen una clara discriminación hacia el colectivo y una amenaza para la seguridad de los usuarios.

Desde Fereclaes se apunta que siete comunidades autónomas “ya se han rebelado contra este modelo de dispensadores de combustible sin personal” y recuerda que las gasolineras atendidas con personal “están sujetas a la normativa vigente y regulados en materias tan sensibles como la accesibilidad de minusválidos” y señala que el hecho de que haya empleados en las gasolineras permite afrontar con garantías situaciones de emergencia producidas por el derrame de combustible, la atención a los problemas que puedan sufrir los consumidores.

Asimismo, subraya la labor que desempeñan los expendedores de carburantes cuando en las gasolineras se desarrollan comportamientos inadecuados, como el uso de teléfonos móviles, entre otros.

Es en el apartado de la seguridad en el que más hincapié hace el colectivo presidido por Horacio Sansegundo. Así, desde Fereclaes se subraya que -además de la creación de puestos de trabajo- las estaciones de servicio atendidas prestan especial atención a la reducción de riesgos, pero también en la atención al público solucionando las eventuales incidencias que puedan sufrir los consumidores.

Decretos autonómicos
Feraclaes apunta que Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla La Mancha, la Comunidad de Madrid, las Islas Canarias y La Rioja “ya han establecido por decreto que las estaciones de servicio que permanezcan abiertas y en servicio deberán contar, al menos, con un trabajador para atender a personas con discapacidad, así como la obligación de suministrar carburantes a los consumidores que necesiten este servicio, como tercera edad o personas solas a cargo de niños”.

Los derechos del consumidor, las inspecciones y la seguridad son los argumentos esgrimidos por los empresarios castellano leonesa para evitar situaciones que pudieran degenerar en accidentes.
Por todo lo expuesto el presidente de Fereclaes, Horacio Sansegundo, se ha dirigido a los organismos con competencia en la materia (Consejería de Economía, Consejería de Consumo y ayuntamientos) “solicitando la urgente regulación de una materia tan sensible para los consumidores”.