Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio

CLH obtiene la certificación EMAS para sus instalaciones de Gerona y el aeropuerto de Málaga

Revista Estaciones de servicio20/02/2015
Clh aeropuerto Clh aeropuerto
El Grupo CLH ha obtenido la certificación medioambiental EMAS para sus instalaciones de Gerona y el aeropuerto de Málaga. Este sello supone “un reconocimiento al trabajo que ambos centros han realizado para incrementar la sostenibilidad de sus actividades”, según los criterios establecidos en el Sistema de Gestión Ambiental de la compañía “y a su firme compromiso de continuar mejorando en los próximos años”.

Ambas instalaciones obtuvieron este distintivo tras presentar una declaración con sus principales indicadores medioambientales “y superar una exigente auditoría externa, que reconoció la fiabilidad de los datos aportados por la compañía”, informaron fuentes de CLH.

Para mantener esta certificación, ambas infraestructuras se comprometen a informar anualmente sobre la evolución de su política ambiental mediante un informe público “redactado de forma clara y precisa”, que será verificado por organismos independientes.

Ya el pasado año CLH logró renovar la certificación EMAS para sus plantas de Huelva, Tarragona, Santurce (Vizcaya) y el aeropuerto de Bilbao, para lo cual cada centro presentó una declaración pública ante el organismo autonómico competente, con sus principales objetivos medioambientales y el grado de cumplimiento de los mismos, que fue verificada por la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR).

EMAS, voluntario
La normativa EMAS es un reglamento voluntario de la Unión Europea que permite a las empresas que se adhieren a él gestionar “de manera eficaz y transparente su política ambiental, así como reforzar su compromiso con la sostenibilidad”, recuerdan fuentes de CLH.

La incorporación a EMAS es uno de los principales objetivos estratégicos incluidos en la política de Responsabilidad Social Corporativa del Grupo CLH. Hasta el momento, seis instalaciones de la compañía cuentan con esta certificación. El próximo año está previsto verificar otros dos centros, no especificados por la compañía.

En los últimos seis años la compañía ha invertido más de 60 millones de euros en diferentes proyectos medioambientales, entre los que destacan la adaptación de su sistema logístico para el almacenamiento y distribución de biocarburantes, o los estudios que está realizando junto conGrupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (Grefa) para verificar la sostenibilidad e integración de los oleoductos de la compañía en espacios naturales con especial protección ambiental.