Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Emagazines
Estaciones de Servicio

Repsol mejoró en un 9% su beneficio neto ajustado

Revista Estaciones de servicio25/02/2016
Repsol mejoró en un 9% su beneficio neto ajustado durante 2015, un ejercicio en el que esa magnitud alcanzó los 1.860 millones de euros, frente a los 1.707 logrados en 2014.
foto
La liquidez del Grupo al cierre del ejercicio 2015 ascendió a 9.130 millones de euros, más del doble de los vencimientos de deuda bruta a corto plazo, destacan fuentes de Repsol.

Repsol presentó hoy sus resultados correspondientes al ejercicio 2015, un año en el que su beneficio neto ajustado se situó en los 1.860 millones de euros, un 9% más que los 1.707 logrados en 2014. Desde la compañía española se destaca que este resultado, “que mide específicamente la marcha de los negocios, demuestra la fortaleza y resiliencia de la compañía ante escenarios adversos como el actual entorno de precios del crudo y del gas”.

Al cierre del ejercicio la deuda financiera neta de Repsol se situó en 11.934 millones de euros, cifra que supone un descenso de 1.189 millones de euros respecto al final del tercer trimestre, una disminución que “se debió a la fuerte generación de caja, que permitió cubrir inversiones e intereses”.

Por lo que respecta a la liquidez del Grupo al cierre del ejercicio 2015 ascendió a 9.130 millones de euros, más del doble de los vencimientos de deuda bruta a corto plazo. En cuanto al Ebitda a CCS (calculado en base a la valoración de los inventarios a coste de reposición) alcanzó los 5.013 millones de euros, una mejoría del 6% respecto al obtenido en el ejercicio 2014.

Por otro lado, tal y como anunció el pasado 27 de enero, Repsol “ha valorado la posible persistencia temporal del contexto de precios deprimidos”, para lo cual ha realizado provisiones extraordinarias por valor de 2.957 millones de euros. No obstante, la compañía señala que puesto que la mayor parte de las provisiones realizadas “responden al mencionado contexto de precios, éstas se podrán revertir en las cuentas de resultados de próximos ejercicios”.

Asimismo, el efecto de valorar las existencias a MIFO (criterio contable de valoración de inventarios a coste medio ponderado) ha tenido un impacto negativo a lo largo del año de 459 millones de euros. Por el contrario, Repsol ha generado ingresos procedentes de desinversiones y de la compra de bonos emitidos por Talisman, junto a otros resultados no recurrentes. Con todos estos efectos, el resultado neto del ejercicio se situó en 1.227 millones de euros negativos.

Medidas adicionales en el Plan Estratégico 2016-2020
En respuesta al actual entorno, durante este año Repsol ha puesto en marcha medidas adicionales para reforzar los objetivos marcados en su Plan Estratégico 2016-2020, como aumentar y acelerar las sinergias y eficiencias, reducir inversiones y profundizar en el programa de desinversiones en activos no estratégicos.

En esta línea, la compañía ha materializado más de 200 millones de dólares de sinergias derivadas de la integración de Talisman y ha aumentado su objetivo hasta los 400 millones de dólares desde los 220 millones iniciales.

A lo largo de este año Repsol profundizará en su programa de eficiencia, con lo que alcanzará en 2016 una cifra cercana a 1.100 millones de euros, más del 50% del objetivo fijado en el Plan Estratégico para 2018. Además, la compañía reducirá en 1.800 millones de euros adicionales la inversión prevista para los años 2016-2017, con lo que se situará por debajo de 4.000 millones de euros en 2016 y en una cifra similar en 2017. Esta reducción representa un 20% adicional respecto a lo comprometido en el Plan Estratégico.

Venta de su negocio eólico en Reino Unido
También hoy, 25 de febrero, Repsol ha anunciado la venta de su negocio eólico en el Reino Unido al grupo chino SDIC Power por 238 millones de euros. La operación incluye el proyecto de Inch Cape (100%) y la participación con la que la multinacional española contaba en el proyecto Beatrice (25%), ambos ubicados en la costa este de Escocia. Esta operación se enmarca dentro de la estrategia del Grupo de desprenderse de activos no estratégicos.

Con este acuerdo, Repsol suma en los últimos cinco meses desinversiones por valor de más de 2.500 millones de euros. La compañía prevé completar la venta de los activos eólicos de Reino Unido durante el primer semestre de 2016, una vez cumplidas las condiciones habituales en este tipo de contratos y obtenidas las correspondientes autorizaciones regulatorias.

Dividendo complementario
Por otra parte, el Consejo de Administración de Repsol ha acordado proponer a la próxima Junta General de Accionistas el pago de una retribución como dividendo complementario de un importe equivalente a 0,30 euros por acción bajo el Programa “Repsol Dividendo Flexible”, que permite ofrecer a los accionistas de la compañía española la posibilidad de recibir acciones liberadas de nueva emisión de la Sociedad y sin retención fiscal.

Además, los accionistas que lo deseen podrán percibir la remuneración en efectivo mediante la venta de los derechos de asignación gratuita que reciban, bien en el mercado al precio de cotización de los mismos, bien a la propia Sociedad, que se compromete a adquirirlos a un precio fijo garantizado.