Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio
Los gasolineros tradicionales alertan del peligro de desintegración del sector

Una empresa de gasolineras low cost prevé abrir 50 puntos de venta en Navarra

Revista Estaciones de servicio25/11/2013
Navarra 2103 Navarra 2103
Low Cost Repost, empresa especializada en la construcción de gasolineras desatendidas con sede en Pamplona, prevé abrir próximamente 50 puntos de suministro de carburante sin personal en Navarra. El responsable de la compañía, Javier San Martín ha explicado a noticias de Navarra que 21 de las 50 instalaciones estarán situadas en Pamplona y su comarca.

San Martín ha explicado al medio de comunicación regional que será en la primavera de 2014 cuando los primeros surtidores comiencen a dispensar carburante, que podría ser “entre ocho y diez céntimos por litro más barato” que en las estaciones de servicio convencionales.

Javier San Martín calcula que cada uno de los nuevos surtidores podría generar entre uno y dos empleos para controlar el mantenimiento de la instalación y su uso. El responsable de la compañía es un firme defensor de la Ley 11/2013, que, en su opinión, permite “ofrecer el combustible más barato”, así como “reducir este coste fijo de las empresas, con la consiguiente generación de riqueza al tener otro destino el dinero que se ahorra por este concepto”.

Muy diferente es la opinión que el presidente de la Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de Navarra, Iñaki Zozaya, quien en declaraciones a Estaciones de Servicio ha augurado el fracaso de este tipo de instalaciones en la Comunidad Foral.

“En Navarra no van a poder vender ocho o diez céntimos por debajo de los precios de las estaciones convencionales. Aquí todo es ya low cost, ha afirmado Zozaya, quien se lamenta de que su región sea una isla fiscal rodeada de comunidades autónomas que no aplican el céntimo sanitario, lo que obliga a los gasolineros de la zona a ajustar los precios al máximo.

Poca rentabilidad
Por ese motivo, el presidente de los empresarios navarros considera que Low Cost Repost no logrará ofrecer a los inversores que decidan apostar por la expansión de la compañía en la región la rentabilidad adecuada como para hacer atractivo el negocio de las gasolineras desatendidas.

En cualquier caso, Iñaki Zozaya vaticina una hecatombe en el sector de las estaciones de servicio en Navarra si la empresa finalmente cumple sus planes. “La reducción del precio que podrán ofrecer será insignificante, pero quitarán litros al resto de estaciones. Sobrevivirán un tiempo, pero finalmente muchas cerrarán”, ha pronosticado.

En su opinión, un futuro igual de poco halagüeño es el que espera a las estaciones de servicio convencionales. “El negocio de las gasolineras se ha roto. Luchar va a ser imposible sin ajustar los costes fijos, entre los que están los costes de personal”, subraya el empresario navarro, para quien los empleos que genera el sector en la Comunidad Foral “corren serio peligro”.

“El Gobierno navarro no cumple la ley”
Preguntado acerca de las posibles soluciones para este conflicto, Iñaki Zozaya se muestra meridianamente claro: “que el Gobierno navarro cumpla la ley, porque ahora no lo hace. Hay una normativa de Consumo que dice que si un consumidor pide una hoja de reclamaciones en una gasolinera tiene que haber alguien para dársela, y en este tipo de instalaciones no hay nadie”, se lamenta.

Igual sucede “si el cliente pide una medida calibrada” para determinar si los surtidores dispensan las cantidades que marcan. “Tendrá que haber alguien que saque la probeta, ¿no?”, se pregunta Zozaya, quien asegura que la asociación que preside ha comunicado estos hechos al Ejecutivo regional sin que se haya producido ninguna inspección en las instalaciones de suministro que incumplen la normativa.