Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Se espera un descenso del 3,5% en las ventas con respecto al año pasado

La patronal de vendedores prevé que sólo se matricularán 780.000 coches nuevos en 2012

Revista Estaciones de servicio04/05/2012
EESS Digital.- Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), ha alertado hoy de que las matriculaciones de turismos nuevos en el mercado español evolucionan peor de lo inicialmente previsto debido a la entrada del país en una nueva recesión y a la política de recortes presupuestarios. Esto le hace prever que el volumen de ventas para el ejercicio presente también podría recortarse por debajo de las 780.000 unidades, un 3,5% menos que en 2011, ya de por sí un mal año.

Sánchez Torres, que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas, ha explicado que incluso la caída podría ser mayor, al estar las cifras actuales distorsionadas por la práctica habitual de las automatriculaciones a la que recurren los concesionarios para alcanzar al cierre del mes los rapeles y bonus previamente acordados.

El presidente de Ganvam recordó que estos vehículos automatriculados están teniendo un papel importante en las cuentas de resultados de las redes, ya que nutren el mercado de ocasión de 'kilómetros cero', los cuales, a diferencia de los nuevos, sí están encontrando una salida rápida a pesar de la crisis por una cuestión, sobre todo, de precio. No en vano, las ventas de coches de menos de un año repuntaron más de un 30% en esta primera parte del año.

Estas cifras muestran cómo los concesionarios se están viendo obligados a recurrir a la fórmula de las 'matriculaciones tácticas' para dar salida al stock de coches nuevos, que apenas encuentran comprador por la falta de financiación y la caída del consumo. La automatrícula es una práctica habitual y no tiene que estar mal vista, siempre que se haga en su justa medida, ha explicado Sánchez Torres.

Las bajas ventas previstas para el conjunto del ejercicio, unidas a la caída en la actividad de la posventa debido al envejecimiento progresivo del parque, podrían llevar este año al cierre de otro medio millar de pymes de la distribución, así como a la destrucción de cerca de 3.000 puestos de trabajo, según el máximo representante de Ganvam.

A ello se suma el anuncio de la posible subida del IVA para el próximo año, una tragedia para el sector del automóvil, que supondrá un encarecimiento medio del precio de los vehículos cercano a los 450 euros, aunque todavía más grave será su impacto psicológico sobre el consumidor, ha remarcado Sánchez Torres. Y ha continuado con su previsión negativa diciendo que lamentablemente llueve sobre mojado, y ya acumulamos más de 40.000 empleos destruidos y 2.500 pequeñas y medianas empresas cerradas desde el año 2007.

Para evitar este duro golpe a la economía nacional, el responsable de Ganvam ha reiterado la necesidad de poner en marcha un plan de incentivos a la retirada de vehículos de más de diez años que reduzca la antigüedad del parque e, indirectamente, aliente la demanda, ya que además de los retornos para el erario procedentes de IVA, Impuesto de Matriculación, en su caso, y otros tributos especiales compensarían con creces la inversión realizada por las Administraciones.