Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
La demanda cayó un 6 % en 2012

Los precios de gasolina y gasóleo tocaron techo en Nochevieja

Revista Estaciones de servicio18/01/2013
foto
Campsa precios
Tanto el precio de la gasolina como el del gasóleo de automoción se dispararon a finales del año pasado, justo al comienzo del puente de Fin de Año, para alcanzar el máximo mensual durante el día de Nochevieja. Así lo revela la Comisión Nacional de la Energía (CNE), en su informe de supervisión del mercado de distribución de carburantes publicado hoy, 18 de enero. El ente regulador subraya que se produjo una "fuerte subida del precio a partir del viernes 28 de diciembre, en el inicio del puente vacacional, con un elevado número de desplazamientos por carretera". En su estudio sobre el sector del carburante, la CNE destaca que en el último mes del año se produjo de nuevo el denominado "efecto lunes", que consiste en una bajada de los PVP de gasolina y gasóleo para que salgan beneficiados en la comparación con el resto de mercados europeos, que se realiza el primer día de la semana, para volver a encarecerse progresivamente a partir de los martes. Sea como fuere, es precisamente ese efecto lunes el que ha actuado de freno en el PVP de gasolina y gasóleo. Según afirma la CNE, permite contener ligeramente el precio promedio de diciembre", un mes en el que el gasóleo se abarató y la gasolina se mantuvo en línea con los niveles registrados en noviembre. Gracias a esa contención, en diciembre, los precios de venta al público de la gasolina y el gasóleo en España se situaron por debajo de la media de la zona euro. No obstante, el precio antes de impuestos del gasóleo se situó por encima de la media de la Eurozona, mientras que el de la gasolina se quedó prácticamente en los niveles medios de la UE-17. Esta circunstancia, que hace que los precios antes de impuestos de gasolina y gasóleo en nuestro país sean superiores a los que se registran en otros mercados europeos análogos, como Francia, Alemania o Reino Unido. Por este motivo, el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha recordado recientemente que el Gobierno tiene muy avanzada la modificación de la Ley de Hidrocarburos con el objetivo de introducir más competencia en el sector del carburante y lograr así un abaratamiento de los precios antes de impuestos. En su informe de supervisión del mercado de distribución de carburantes, la CNE también destaca que las estaciones de servicio de las regiones que no aplican el céntimo sanitario podrían estar aprovechando la fiscalidad asimétrica para aplicar precios superiores y, aun así, ofrecer a los automovilistas precios finales más competitivos que los que se dan en las comunidades autónomas que no aplican el tramo autonómico del IVMDH. DEMANDA A LA BAJA Por lo que respecta a la demanda de carburantes, la CNE pone de manifiesto que en 2012 se produjo un impacto sin precedentes de la desaceleración económica en el consumo de carburantes. De hecho, a falta de recopilar los datos correspondientes al mes de diciembre, el regulador cifra la caída en torno al 6 %, retroceso que ha propiciado que el consumo se quedase en 2012 "en niveles de los años noventa". La gravedad y duración de la crisis económica han evidenciado que la demanda de carburante es elástica con respecto a su precio, por lo que las normativas que han entrado en vigor recientemente que afectan al importe final de gasolina y gasóleo tendrán su impacto en la demanda. En este sentido, a partir del 1 de enero los biocarburantes han dejado de beneficiarse de la exención fiscal de la que venían disfrutando hasta ahora y pasarán a tributar como los carburantes convencionales. Este cambio propiciará un incremento aproximado de unos 4 céntimos en el PVP del gasóleo y de 2,15 en el de la gasolina.