Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Estaciones de Servicio
El sindicato difunde vídeos en los que se evidencia el riesgo de carecer de personal

Fitag-UGT: las unidades de suministro desatendidas "nos perjudican a todos"

Revista Estaciones de servicio28/01/2015
Ramon ruiz fitag ugt Ramon ruiz fitag ugt
Ante la proliferación, “reciente pero rápida”, de las unidades de suministro desatendidas, Fitag-UGT subraya en una nota de prensa que este tipo de instalaciones “entrañan un riesgo para la población, un perjuicio para el empleo, y una discriminación hacia usuarios discapacitados”. Con el objetivo de mostrar cuáles son los riesgos que entraña el repostado de los vehículos por parte de los clientes, el sindicato ha lanzado una campaña informativa en la que se explica “de manera pormenorizada cada uno de los peligros que entraña esta tendencia de eliminar el personal cualificado de las gasolineras”.

Así, el 23 de enero la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios de UGT publicó en su canal de youtube el primero de una serie de vídeos con la que pretende “difundir los peligros” que entraña la ausencia de personal con la formación adecuada en estas instalaciones, tanto para la seguridad pública, para el usuario, así como la pérdida de calidad en el servicio que sufren los consumidores.

El primero de los vídeos evidencia el riesgo de incendio que existe al repostar debido a los gases inflamables que emanan los carburantes durante el repostado del depósito. “En el caso de producirse un accidente todos los usuarios querríamos sentirnos protegidos por un trabajador cualificado que sepa reaccionar ante una emergencia”, afirman desde Fitag-UGT.

Fuentes del sindicato anuncian que los siguientes vídeos pondrán el acento acerca de la atención que requieren los usuarios, el potencial daño al medio ambiente, la pérdida de empleo y “un sinfín de problemas a los que nos enfrentamos cuando el cliente no dispone de personas que velen por su seguridad en la estación de servicio”.

Fitag-UGT insiste al Ministerio de Industria y solicita de nuevo que regule el funcionamiento de las unidades de suministro desatendidas “fijando unos mínimos que garanticen la seguridad ciudadana, la preservación del medio ambiente y el trato igualitario a todos los usuarios”.