Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Feria Virtual
Construcción (Maquinaria y Equipos)

Attachment Technology España, S.A. (Aplec Attec) - Rampas de carga

Aplec-Lotus Longitud 2 m - capacidades de carga 400-1.000 kg

Rampas individuales de aluminio: adecuadas para una altura de carga 600 mm

Foto de Rampas individuales de aluminio
Rampas individuales, tipo plataforma, de aluminio con bordes y sin bordes, idóneas para la carga y la descarga de pequeños vehículos, maquinaria autopropulsada, carros de herramientas, flight cases, racks, etc., en multitud de sectores, tales como, entre otros, Obra civil, Construcción, Agricultura, Jardinería, Transporte, Almacenaje, Limpieza industrial, Ocio y Tiempo libre, Eventos y Espectáculos.

Rampas individuales fijas, fabricadas en una aleación de aluminio de elevada resistencia, de 2.000 mm de longitud, recomendadas para una altura de carga o desnivel máximo de 600 mm.

Modelos estándar con capacidades de carga comprendidas entre 400 kg y 1.000 kg. La anchura interior útil de carril por rampa, para las rampas con bordes, dependiendo del modelo, es de 538 - 554 - 938 - 954 mm y la anchura exterior por rampa, tanto para las rampas con bordes como sin bordes, es de 600 - 1.000 mm. El peso unitario por rampa está comprendido entre 22 y 36 kg.

Disponibles diferentes tipos de sistemas de apoyo y de anclaje a la plataforma de carga.

Rampas ligeras, que con un peso del orden de 3 veces inferior a las de acero, son extremadamente sencillas de utilizar y manipular.

Rampas robustas. Su adecuado diseño y la elección de aleaciones especiales de altísima resistencia, así como la utilización de los espesores más apropiados, permiten soportar los máximos esfuerzos.

Rampas resistentes a la oxidación, a condiciones atmosféricas y entornos salinos, permitiendo, por tanto, ser utilizadas durante un largo período de tiempo, sin tener que realizar ningún tipo de mantenimiento sobre las mismas.

Rampas seguras. Cada modelo de rampas, ha sido cuidadosamente diseñado y ensayado por ingenieros de estructuras, con el cumplimiento de las correspondientes normativas europeas.

La superficie del carril de la rampa es antideslizante y suele ser ranurada en sentido transversal o ranurada en sentido transversal perforada. En la parte del acceso desde el suelo a la rampa, la superficie del carril está reforzada. De esta forma se aumenta la resistencia y se alarga, de forma relevante, la vida útil de la rampa.