Plataformas Elevadoras JLG Ibérica - Plataformas autopropulsadas

JLG 1850SJ Ultra

Plataformas autopropulsadas: con un espacio alcanzable de 275 m2

Foto de Plataformas autopropulsadas
La 1850SJ Ultra de JLG proporciona 19 niveles de altura de trabajo y alcanza más aplicaciones en alturas sin precedentes, llevando las plataformas de trabajo aéreas a aplicaciones que antes estaban reservadas únicamente a plataformas montadas sobre camiones y permitiendo a los operarios una mayor eficacia y productividad en el puesto de trabajo.

Ofrece una capacidad máxima de 450 kg, lo que permite a los operarios trasladar más herramientas y materiales al lugar de trabajo elevado. La productividad se ve reforzada con velocidades de ciclo más rápidas, lo que permite extender la plataforma desde el suelo a plena altura en menos de 5 min y a los operarios pasar más tiempo trabajando y menos tiempo posicionando el elevador.

Además, la 1850SJ incluye un plumín telescópico que se extiende y retrae para proporcionar un alcance y una capacidad de articulación adicionales, así como la posibilidad de penetrar y rodear estructuras en una gran variedad de aplicaciones, incluyendo la erección de estructuras de acero, la construcción relacionada con las energías, como puede ser la industria petroquímica o las plantas de generación de electricidad y eólicas, construcción de estadios, centros de convenciones y teatros y aplicaciones relacionadas con estudios y centros de ocio.

Adicionalmente, una pantalla de LCD actualizada en la plataforma ofrece más información para optimizar el servicio y la productividad del operario. Una pantalla gráfica en el puesto del operario en la envolvente de trabajo ayuda al posicionamiento, y la comunicación de códigos de servicio, estado del motor, niveles de combustible y otros mensajes ayuda al operario y al proveedor de servicio en el uso, la diagnosis y la solución de problemas.

Esta plataforma mejora adicionalmente la productividad con un potente motor turbodiesel que proporciona 99,8 CV de potencia para optimizar el rendimiento de la conducción y la elevación. Además, la tracción de serie en las cuatro ruedas y las cuatro ruedas direccionales maximizan la maniobrabilidad en el lugar de trabajo.

Los operarios apreciarán asimismo la sencillez con la que puede desplazarse la plataforma de un lugar de trabajo a otro, aprovechándose de un diseño que no requiere un permiso de tamaño excesivo en carreteras, tan sólo un permiso para pesos pesados. Los permisos para tamaños excesivos pueden resultar caros y tardarse varios días en conseguir; normalmente requieren un vehículo de escolta y ponen restricciones sobre las carreteras en las que se puede viajar y cuándo. El diseño de la máquina también incorpora ejes que se extienden o retraen en menos de un minuto para una transición rápida a o desde el modo de transporte.