Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Liebherr Industrias Metálicas, S.A. - Grúas torre

Serie H

Grúas automontables: incluye los tipos de grúa 13H, 22H, 26H y 32H

Foto de Grúas automontables
Las grúas serie H de Liebherr garantizan la más alta rentabilidad en cualquier proyecto que se vaya a realizar. Se transportan rápidamente, en poco tiempo están en condiciones de poder operar y su aplicación y modo de empleo son extremadamente variados. Las grúas serie H son adecuadas bajo cualquier tipo de condiciones por sus prestaciones y por su capacidad de ganarse la confianza de cualquier gruísta. La serie H incluye los tipos de grúa 13 H, 22H, 26 H y 32 H.

Proprocionan un ahorro económico y de tiempo. Las grúas de la serie H se montan de forma automática mediante un sistema hidráulico, también sobre terrenos irregulares. Durante el despliegue hidráulico y evidentemente también durante el desmontaje tanto el cable de elevación como el de traslación carrito permanecen tensados de forma automática. La grúa H queda montada y preparada para trabajar en poco tiempo gracias a cada uno de los cilindros hidráulicos de la torre y pluma. El montaje se caracteriza por ser especialmente ligero, rápido, seguro y porque puede ser llevado a cabo por un sólo gruísta sin ningún problema.

El segundo tramo de pluma puede abatirse 160° hacia atrás, de forma que las grúas de la serie H pueden girar libremente cuando haya algún obstáculo en el frente. Las grúas de la serie H disponen de posición de pluma inclinada 20°, de forma que pueden alcanzar mayores alturas bajo gancho y así su aplicación es todavía más variada.

De entre sus facetas, destacan el mecanismo de giro EDC, con patente Liebherr, al igual que el mecanismo de elevación. Ambos convencen por su rendimiento y fiabilidad.

Igualmente, el colector de serie permite girar la grúa libremente y sin limitaciones en ambas direcciones, y por último, la torre tubular soldada de manera estanca evita tanto la oxidación como la corrosión interna, garantizando larga vida y máxima rentabilidad.