Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas

Chicago Pneumatic - Datos de contacto

Ubicación y datos de contacto
Chicago Pneumatic
Av. José Gárate 3
28820 Coslada (Madrid) España

Cómo llegar

☎:  +34‑‑916279100  
🖷:  +34‑‑916279229
Industria de herramientas neumáticas

NOTA: Aunque hemos hecho esfuerzos razonables para comprobar la corrección de la ubicación de la empresa/entidad, no podemos garantizarla al 100%

Presentación
Chicago Pneumatic

Chicago Pneumatic es una marca en la industria de herramientas neumáticas cuya historia se remonta a 1889.
John W. Duntley tenía en mente la idea de comprar y vender herramientas de construcción “que aún no estaban disponibles”. En 1894, fundo la Chicago Pneumatic Tool Company, con una oficina en Chicago. La primera planta que empezó a fabricar productos específicamente para CP fue la Boyer Machine Shop en St. Louis, Missouri. En 1901, Duntley conoció al magnate del acero Charles M. Schwab, quien realizó una fuerte inversión en la empresa. El 28 de diciembre, se constituyó la sociedad y se patentó el primer martillo neumático monoválvula.

1.904 fue el año de expansión de CP. Se abrieron oficinas en Inglaterra, Canadá y Alemania, y se diseñaron nuevas líneas de productos, tales como herramientas neumáticas y martillos. En 1912, CP inició la fabricación de un motor semidiésel horizontal de 2 ciclos para accionar sus compresores. Un año después, CP finalizó la válvula Simplate; se eliminó el engranaje de la válvula, con lo que se consiguió mayor controlabilidad a altas velocidades y más capacidad.

En 1925, CP fabricó el motor diésel Benz que se utilizó en diversos coches de competición en la Europa de aquella época. El mismo año, CP comenzó a fabricar equipos de perforación rotativa de pozos de petróleo. En 1939, CP diseñó y fabricó la primera llave de impacto del mundo (en versión neumática y eléctrica).

En respuesta a la movilización bélica, CP desarrolló la “máquina de punzonado en caliente”, un dispositivo que calentaba los remaches a 1.000°F y utilizaba una presión de 100.000 libras/pulgada² para dar la forma final a la cabeza del remache.