Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
El departamento de Arquitectura de Jones Lang LaSalle ha realizado el proyecto de interiorismo de las oficinas de BDigital Centro Tecnológico

El espíritu de la innovación en la oficina

Fuente: Jones Lang LaSalle03/06/2011

3 de junio de 2011

Las oficinas de Barcelona Digital Centro Tecnológico ocupan una superficie de 610 metros cuadrados útiles en el Media-TIC, un edificio singular obra del despacho de arquitectura Cloud-9, dirigido por Enric Ruiz-Geli, y que pretende convertirse en una sede representativa del mundo digital y un vehículo de difusión de nuevas tecnologías. Con un ‘continente’ tan emblemático, el proyecto de interiorismo para las oficinas de BDigital apuesta por soluciones formales y técnicas que empatizan con el espíritu innovador del edificio que las alberga.
foto
El mostrador de la recepción está suspendido del techo e incorpora una pantalla de LED.  Fotografía: RAW Foto - Roger Fornós.

Barcelona Digital Centro Tecnológico es un centro tecnológico avanzado especializado en la aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los campos de la Salud, la Seguridad, la Movilidad, la Alimentación y la Eficiencia Energética. El centro tecnológico impulsa el crecimiento del sector de las TIC y la transformación empresarial hacia la nueva Sociedad Digital, mediante la investigación y el desarrollo de nuevos productos y servicios intensivos en conocimiento y de alto valor añadido. El programa de este centro tecnológico está compuesto por un total de 94 puestos de trabajo —90 de los cuales han de plantearse en grupos de 6 u 8 mesas—, tres despachos de dirección convertibles en salas de reunión cuando están desocupados, tres salas de reuniones comunicadas entre sí, así como espacios alternativos (‘office’ y biblioteca) convertibles en salas cuando no estén dedicados a otros usos.

El proyecto de interiorismo para BDigital apuesta por soluciones que empatizan con el espíritu innovador del edificio que las alberga

La mayor parte de los criterios utilizados por el departamento de Arquitectura de Jones Lang LaSalle, como punto de partida en la concepción y evolución de este proyecto, proceden del edificio Media-TIC, un edificio singular cuyas particularidades no podían pasarse por alto.

En el convencimiento de que simplificar los espacios facilita que las ideas germinen en ellos, el equipo de arquitectos e interioristas, dirigido por Lola Antón, apostó por reducir la estructura de las fachadas exteriores del edificio hasta simples paneles inclinados que ‘únicamente’ sugieren que la forma de la estructura continúa existiendo en el interior.

foto
La biblioteca está preparada para convertirse en puestos de trabajo fijos o móviles donde realizar reuniones informales. Fotografía: RAW Foto - Roger Fornós.

Considerando, por otra parte, que una de las soluciones más originales del Media-TIC son sus estructuras horizontales suspendidas, el equipo propuso utilizar esa idea como base para el diseño de algunos de los elementos principales del proyecto.

Se buscaron soluciones técnicas que empatizaran con el espíritu del proyecto, como por ejemplo que no hubiera ningún mecanismo de encendido de iluminación, sustituidos por detectores volumétricos de presencia. Los encendidos y apagados de la iluminación de la salas de reuniones y el ‘office’, durante las proyecciones, se solucionaron mediante la integración de los elementos de control necesarios, en la matriz del ‘sistema AMX’ instalado para la gestión de los equipos multimedia. También se ubicaron detectores de intensidad numérica en las fachadas, y reguladores en las luminarias, de modo que la iluminación natural produjese ahorros en los consumos eléctricos.

La parte más conceptual del proyecto llevó al equipo de arquitectos a desarrollar algunos espacios muy peculiares y especiales:

  • un ‘office’ donde las mesas se pueden adosar o plegar para convertirlo en una gran sala de formación o reunión alternativamente, gracias a su gran pizarra digital de 88”.
  • una biblioteca preparada para convertirse en puestos de trabajo fijos o móviles, si fuera necesario, donde realizar reuniones informales con clientes o con los equipos de trabajo.
  • una recepción en la que su elemento principal (el mostrador), está suspendido del techo, y que utiliza como posible rótulo, una pantalla horizontal de LED donde se pueden programar tanto mensajes comerciales, como el ideario filosófico de la empresa.

La instalación de equipos multimedia específicos (hay pizarras digitales de gran formato en todas las salas, así como en el ‘office’), permite a los equipos de investigación, reunirse y trabajar en casi cualquier espacio de la oficina, guardando sus borradores sin ningún esfuerzo.

foto
Las mesas del ‘office’ se pueden adosar o plegar para convertirlo en una gran sala de formación o reunión. Fotografía: RAW Foto - Roger Fornós.